Un arranque de temporada que golpea sin esperar respuesta.