El potencial de los esports y el freestyle es ya innegable.