El tres veces campeón del mundo luchará junto a su hijo Dominik Misterio.

Apuesta por un sistema arcade eligiendo un formato mucho más libre.