La secuela muestra a un Arcangel muy atrevido que fluye sobre ritmos de reggaetón puro, trap y dembow.