Faxu: una nueva manera de concebir la música a partir de lo digital

 

La meta es clara: escapar de lo común y diferenciarse de los demás.

El hyperpop es el género que está conquistando la actual escena musical nacional, posicionándose como una alternativa novedosa a lo que existía hasta el momento. Uno de los artistas que comenzó su carrera explorando ese sonido, ya en 2019, y que se presenta como una de las opciones más frescas del panorama, es Faxu.

Faxu es un artista independiente barcelonés que, con tan solo 18 años, tiene un concepto estético y musical muy claro, donde se hibrida lo virtual con la realidad. Se inició en la música a través del mundo del freestyle, hasta que descubrió que “lo que le gustaba de verdad era estar con sus colegas en el estudio”. Poco a poco, encontró los sonidos que le eran afines, sumergiéndose en el mundo digitalizado del que hoy en día forma parte. 

Sus primeros temas, como ‘Juntos’, partían de un estilo más cercano al trap clásico que ha sonado durante estos años en España, aunque con cierta diferenciación respecto al sonido hegemónico. Ya en 2021 con singles como ‘Midsommar’ o el álbum ‘Exosfera’, Faxu transicionó hasta el estilo del que parte hoy en día. “Mi influencia se basó un poco en todo el mundo de las redes, los videojuegos y la música electrónica que escuchaba ya de antes. Eso es lo que me ayudó a evolucionar. Me di cuenta de que los ritmos rápidos con efectos virtuales y el autotune pasado era lo que me gustaba”, comenta el artista. Me nutrí de referencias del SoundCloud estadounidense, de artistas como Popstarbills, que encuentran un sonido un poco más alternativo de lo normal”, añade. 

Al preguntarle qué atractivo le encontró al hyperpop, dado que es un género que no gusta a todos de primeras ya que parte de sonidos a los que la audiencia no está acostumbrada, Faxu comenta que lo vio como “algo novedoso que se estaba estableciendo”. Eso da la oportunidad a los artistas de escapar un poco de lo común y diferenciarse de los demás”, explica, creando un nicho con bastante versatilidad. “El hyperpop –o como se catalogue porque tampoco sé hacerlo yo– es un género divertido que te puede dar unas vibras muy distintas dependiendo de cómo lo uses, y con el que puedes hacer un poco lo que te dé la gana. El trap en 2015 era un poco así también, pero es que con el hyperpop puedes hacer lo que te dé la gana de verdad, desarolla el cantante. 

Así pues, el hyperpop parte de la exageración de los efectos de sonido que se han establecido a partir del trap y la generalización de la música electrónica, utilizando los efectos vocales de maneras que ortodoxamente quizás no deberían usarse. “Mi sonido igual a oídos de la gente no tiene nada de especial, pero a aquellos que entiendan un poco de producción les chirriará, porque tanto yo como los que trabajan conmigo hacemos todo lo que no se puede hacer, declara Faxu, “sacamos un sonido particular que me gusta especialmente, de hecho, cuando voy a otro estudio no me encuentro a gusto porque no consigo sacar el sonido que saco en el mío”. El artista comenta que es mucho más fácil para él trabajar cómodo si está en su estudio y solo, y el contexto le proporciona esa oportunidad, dado que hoy en día no tiene mucha importancia trasladarse al estudio de los demás, ni siquiera a la hora de hacer colaboraciones. “Cada persona tiene su manera de trabajar, y eso es importante porque si no sonaríamos todos iguales”, subraya. 

Faxu comenta que no tiene una manera de saber si un tema es bueno o no a priori y que –por supuesto— no existe una fórmula concreta. El único baremo que toma es el de conectar con la base en los primeros minutos de trabajo: si en los primeros 15 minutos me sale algo suele ser una canción que me acaba gustando, pero si en ese tiempo no me encuentro cómodo, cambio y me voy a por otra. De hecho, casi todo lo que acabo lo suelo sacar, no hago varias canciones y después elijo”. Así pues, Faxu nunca podrá brindar un álbum de descartes, dado que si no conecta con el sonido, directamente descarta el proyecto. “A veces salgo del estudio con la sensación de que he hecho un temazo y al día siguiente voy y me hago otro y el anterior ya no me gusta tanto. Creo que los artistas nos ponemos un listón muy alto y la gente recibe las cosas mejor de lo que pensamos. Al final lo más importante es la actitud que tengas al cantar, la gente recibe un montón eso”, explica. 

De hecho, el tema que más éxito ha tenido de la trayectoria del artista hasta el momento es ‘Hookah’, y Faxu no pensó al componerlo que fuera a tener el efecto que tuvo, para nada. “Hookah la hice por la coña, estaba en el estudio con mi productor y él estaba un poco out. Indagué por internet, me encontré un beat de ese flow y empecé a hacer un poco el capullo. Después lo subí a Twitter y a la peña le moló un montón y pensé, ‘pues a lo mejor sí que está bien’. Nació por el meme, realmente”, explica Faxu“Aún no sé por qué hizo clic en esa canción”. 

Una característica interesante del artista, y que puede convertirse en una herramienta generalizada de promoción para los cantantes hoy en día, es el uso que hace de Twitter. Faxu suele colgar pequeños fragmentos de sus canciones para que las escuchen sus seguidores antes de sacarlas, y así ver el impacto que tienen: “me fijé en Twitter por cómo está hecha la red. Cualquier tipo de interacción se comparte con la gente que sigues y hay peña que es muy nicho, puedes encontrar y hacer una fanbase de manera más fácil. La gente puede interactuar tanto contigo que se lo toma como si estuviese formando parte de tu proyecto, creando un vínculo emocional con gente que no conoces de nada. Creo que es la red más potente para promocionar cualquier tipo de arte”, reflexiona el artista. 

En esa línea, añade que cuando decide subir un snippet de una canción sabe que el apoyo depende de muchos factores distintos, pero la popularidad que tuvo en la red sí que fue un elemento decisivo para decidir sacar adelante el tema de ‘Hookah’, por ejemplo. Sin embargo, Faxu afirma que no se deja influenciar realmente por lo que le gusta a la gente del todo: “suelo tirar más por lo que a mí me gusta. Creo que llega un punto en el que lo que tú más disfrutas haciendo es lo que al final va a gustar a los demás. Lo que más acaba gustando a la gente es lo que hace el artista y no tanto un sonido determinado”, subraya. 

Faxu, tal y como se ha visto, tiene las cosas claras. De hecho, a pesar de acumular ya más de 42.000 oyentes mensuales, es un artista independiente, y tiene intención de seguir siéndolo. “Estos meses han llegado propuestas de todos los tipos, pero creo que todo tiene que ir saliendo poco a poco. Obviamente, todo lo que pueda ayudar un manager es muy importante, pero pierde un poco la esencia también. No me parece mal que la música se vea como un negocio si es lo que te gusta y te da más dinero, pero creo que en mi caso no corre prisa. Lo suyo es que la cosa vaya escalando poco a poco, sin que nadie te quiera guiar por ningún camino, sino que tú mismo seas el que cometa el error y lo corrija. Creo que por eso quiero seguir siendo independiente”, explica. 

A pesar de ser independiente, el artista pertenece ya desde hace tiempo al colectivo Holics. El proyecto surgió en 2018, y se formó por iniciativa de cuatro chicos de Rubí (Barcelona): Romeo (productor), Rei (DJ) y Wonka y Genio (cantantes). Juntos formaron el colectivo con la idea de fomentar la unión entre artistas: es un concepto, más que nada. Si eres artista y puedes aportar algo, esto también te puede aportar un montón de cosas. Si haces música y no sabes de producción puedes contar con gente que sí, o viceversa. A partir de la pandemia fue cuando lanzaron la Holics Tape, pero la música no es lo único, es un proyecto que quiere evolucionar sin prisa y que te da alas si las necesitas”, explica Faxu. Además, añade que es un colectivo en el que ha entrado porque comparten su filosofía, pero no es un sello, ni una empresa y en el momento en que quiera salir podrá hacerlo. 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de FLEEK MAG (@fleek_mag_)

Además de haber lanzado su último single ‘Antibeta’ hace escasas horas,  ‘DGT’ hace menos de un mes y de haber colaborado con Slappy Av –otra de las promesas del hyperpop nacional– en ‘Warro Namorao’, Faxu actualmente está rematando su disco, que saldrá prácticamente cuando empiece el verano. “Después de acabarlo me apetece desconectar a nivel personal, ya me falta poco por grabar. Personalmente, me gustan un montón todas las canciones y creo que pueden reventar. A nivel conceptual, hay un par de temas muy personales en cuanto a letra y sentimientos. Creo que he conseguido que en mis canciones la gente realmente pueda sentir lo que estoy explicando, comenta el cantante. Así pues, en menos de tres meses habrá novedades por su parte, que seguirán nutriendo el sonido virtualizado que parece que está conquistando la escena actual. 

Un desarrollo que parece inevitable, dado que es evidente que nos vemos sumidos en un cambio en el que lo tecnológico y lo artificial cada vez están conquistando más terreno, dado que “está vinculado directamente con la generación en la que vivimos”, tal y como afirma Faxu.

El tiempo dirá si el hyperpop, o cómo quiera evolucionar, se convierte en el nuevo género alternativo de referencia. Por ahora todo apunta a que sí; o al menos, a que va a reformular la manera de hacer música. 

Texto: Elena López Pérez

Fotografías:  GOLDA