Goorgo: “Estamos intentando hacer el club de nuestros sueños”

Heretics tiene motivos para celebrar.

 

Tiene actualmente 21 años, por lo que a través de un cálculo extremadamente sencillo sabemos que fundó Heretics con solo 16. Jorge Orejudo aka Goorgo ha logrado acabar haciendo lo que le gusta, rodeado de sus amigos y con una madurez no esperada de un perfil tan joven.

Charlamos con él con motivo del lanzamiento de una soccer jersey de inspiración retro con la que conmemoran su quinto aniversario.

En julio de 2016, poco tiempo después de haber tenido una llamada con Arnau Vidal en la que este le proponía la idea, Jorge dio luz verde a comenzar con lo que hoy es Heretics, no sin antes involucrar a Antonio Catena. Apenas un mes más tarde ya habían oficializado el acuerdo y, como se suele decir, el resto es historia.

Solo cinco años han tardado, gracias al trabajo de sus tres fundadores y todo el equipo (que actualmente supera los 40 empleados), en posicionar Heretics como el club más seguido de habla hispana y el quinto más seguido a nivel mundial. Y es que, aunque pudiera parecer un espacio de tiempo muy amplio, lo cierto es que en ese mismo lapso la mayoría de los proyectos aún están comenzando a despegar. “No me da la sensación de que hayan pasado cinco años (…) Teníamos una idea y hemos ido pivotando sobre esa esencia del principio, evolucionándola y elevándola con el paso del tiempo”, comenta Jorge.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Goorgo (@jorgegoorgo)

Heretics empezó con el plan de llevar el público de YouTube a los esports, objetivo que han cumplido, siguen cumpliendo y al que además han añadido el basar todo ese crecimiento y conexión de ambos mundos alrededor del contenido. Esta estrategia a día de hoy parece fácil, pero si nos remontamos al punto desde el que partieron encontramos el principal diferenciador y causa de su éxito actual.

Echando la vista atrás y buscando aquellos puntos de inflexión que sirvieron como guía para seguir haciendo camino, Jorge los identifica de forma clara no sin antes hacer la distinción entre aquellos hitos que la gente ve y otros que ocurren de forma interna: “De la parte que ve la gente el equipo de Call of Duty fue lo más importante. Poder llegar a jugar la Pro League, los mundiales, estar ahí por primera vez con un equipo español nos elevó bastante”. Sobre aquella que pasa de puertas para dentro, da mérito a todo aquel que forma y ha formado parte de Heretics, ya que lo que empezó como tres personas moldeando una idea por Skype, ha acabado en un proyecto vital llamado a hacer historia.

DAR Y RECIBIR DESAFÍOS

Juventud y experiencia son dos palabras que difícilmente pueden ir de la mano y convivir en armonía, pero así ocurre en el caso de Jorge. Lo que hubo de los 16 a los 21, en su caso, fue un camino de aprendizaje constante, de descubrir sobre el propio campo cómo funciona el mundo y cuáles son sus reglas. A partir de aquí, y con el objetivo claro de hacer a todo aquel que entre lo más grande posible, se le hace indispensable no participar en los procesos de mentoría.

“He notado que estos cinco años me han hecho madurar muy rápido. De un día a otro pasé de ser uno de los niños de la segunda generación de YouTube a ser una especie de tutor para la gente que iba entrando en Heretics”, nos comenta sobre su papel a la hora de formar parte de la ‘educación’ de los nuevos miembros que entran a formar parte del club. Porque pasar de un piso con tus padres a una mansión está lejos de ser algo fácilmente asimilable para una persona que aún no tiene las suficientes herramientas para ello. Una de las partes que más me gusta es dar oportunidades a la siguiente generación. Ver cómo va llegando gente, gente más pequeña, cómo va cambiando, poder elegir, seleccionar, darles una oportunidad y hacer de mentor. Cuando entras en Heretics es un boost fuerte. De un día a otro tu vida cambia, pasan a pedirte fotos por la calle, a reconocerte (…) Programamos siempre varias charlas para que sepan lo que viene, para que vayan con una dosis de humildad muy alta”, explica sobre la mecánica de Heretics para hacer frente a este tipo de situaciones.

“Mi modus operandi es estar cómodo, ser feliz y rodearme de gente que me estimule, tenga intereses y sea emprendedora”

PASSION IS ENERGY

Para Jorge, el tener que estar pendiente de muchos campos de interés no le supone el más mínimo problema. Todo lo contrario. Nos cuenta que no hay día que no agradezca dedicarse a lo que se dedica: “Realmente no podía haber soñado un trabajo mejor. Son cosas que me encantan y que parte de mi trabajo sea estar informado de las cosas que me encantan… No creo que me pueda sentir más cómodo en un trabajo”. En este caso, la tan presente infoxicación no hace acto de presencia al encontrar una enorme pasión detrás de cada acto.

Tal vez para hacer más ameno esta travesía o la posible presión ante los constantes aluviones de información, la moda y la música sean dos de los ámbitos en los que Jorge se refugia. En el primero para empaparse de todo lo que le enseña ByCalitos, amigo y también parte de Heretics, y en la segunda para disfrutar escuchando a sus artista favoritos y sorprendiéndose con otros a los que no tenía en su radar.

Sobre la camiseta de edición limitada que ya se puede comprar de forma física en Heretics Hub y que hoy a las 20.00 horas llegará a Teamheretics.com, Jorge comparte la razón de ser de esta prenda: Nos gusta darle significado físico a los sentimientos con muchas cosas que hacemos. Con la camiseta queríamos imaginarnos el concepto de deconstruir el logo, el escudo de Heretics, en un escudo de un deporte tradicional de hace 50 años. Cómo hubiese sido un Heretics, en vez de en 2021, en 1921, comenta la última incursión de Heretics en el terreno de la moda de la mano de COPA. Además de esto, y ya exclusivamente de forma interna, enseña a cámara el anillo que recibirán los actuales y futuros miembros del club. Llevada a cabo por TwoJeys, la pieza tiene un aspecto similar a la que reciben los jugadores que ganan los campeonatos de la NBA.

En lo relacionado con la música, si le sigues en Instagram (@jorgegoorgo) sabrás que no hay tema que se le escape. En un ejercicio de abstracción completa de la situación actual, si se pudiera celebrar el quinto aniversario con una fiesta por todo lo alto, sus elecciones serían Jhay Cortez, Feid, Mora, Rauw Alejandro, Bad Bunny, Drake y Jack Harlow. De estos tres últimos tiene algo más que decir, situando al puertorriqueño como su artista favorito latinoamericano, a Drizzy en USA y al de ‘What’s Poppin’ como uno de las grandes sorpresas de los últimos años. “Ahora mismo que estén activos, Drake y Benito son los dos que más se nota que están en su prime. Están a un peldaño por encima del resto, es así. Veo lo que sacan, lo que hacen, cómo lo hacen, todo lo que hay alrededor de su personaje y claramente dominan”, sentencia.

Competir con el mercado estadounidense y asiático, sin despegar ni un milímetro los pies del suelo, es imposible, por lo que Jorge y todo el equipo de Heretics tiene sus miras puestas en Latinoamérica. El contar con el español como lengua común convierte a LATAM en un objetivo claro para el club. Actualmente cuentan con presencia física en Argentina y la idea a un corto/medio plazo es pisar también suelo mexicano. “Es un país muy interesante. Es el sitio en el que hay que estar, no solo como país si no como puerta a Estados Unidos. El 30% de nuestro público es de ahí, por lo que es una ‘deuda’ que tenemos”, explica.

 

Con la misma ilusión que en 2016, y consciente de todo lo que queda por hacer y rehacer, Goorgo es consciente que su posición no está al alcance de todo el mundo. Su incansable trabajo y el apoyo incondicional del público le han cambiado la vida, algo por lo que siempre tendrá que mostrarse agradecido. Han pasado cinco, los primeros cinco. Solo el principio de una historia que se aventura tan larga como exitosa.

Texto: Fernando Fraile

Fotografías: @souloneryounger