Lo hace parecer fácil. Israel B tiene la capacidad de soltar barras sin aparente esfuerzo, algo que, sumado a su característica chulería, muestra una superioridad casi insultante.

Para su último single decide volver a trabajar con Lowlight, dando forma a ‘Young Pirri’. El material es convertido en imágenes gracias a la dirección de Pablo Villanueva.