JayDime debuta con una atrevida e innovadora colección de sonidos

363
Música /
Escrito por Fernando Fraile

Existen perfiles de artistas a los que, sin conocerlos previamente y tan solo escuchar un extracto de su música, sabes que esconden algo. En Raw Souljas muchos veían la perfecta conjunción de perfiles inquietos que tan solo buscaban unirse para seguir creciendo. Una de sus muchas cualidades es no hacerlo exclusivamente en el plano musical, ya que sus miembros tenían otros ámbitos de interés, entre las que se encontraban el arte y la moda.

Haciendo propio y convirtiendo en positivo el dicho popular que reza: “de aquellos polvos vienen estos lodos”, la escena musical nacional vio nacer a CTDS, agrupación tan catchy como los hooks de JayDime, artista de la mob que acaba de presentar una primera referencia en formato EP.

A los tres adelantos ya presentados se suman otros tres cortes, en los que hace un despliegue de versatilidad para interactuar directamente con el que está al otro lado escuchando: “Esto es todo lo que puedo hacer, ¿con qué te quedas?”. Y es que el proyecto ‘Dime’ tiene espacio para trap, dancehall, afrobeat y un hip hop experimental. No hay normas ni barreras. En su proceso creativo lo único que interviene es la atmósfera que posea el estudio, las vibes de la instrumental y el estado anímico en el que se encuentre en ese momento.

Evolución tan fluida como natural

“No recuerdo bien el por qué del ‘Dime’, imagino que me cuadró y me gustó”, cuenta JayDime sobre la elección de su nombre artístico. Una trayectoria que comenzó con 14-15 años, cuando sin más pretensión que pasárselo bien comenzó a rapear con un predominio del inglés sobre el español.

En referencia a esto último, y pese a que ha demostrado en anteriores lanzamientos que domina ambos perfectamente, no quiere quedarse con la sensación de que el público no conecte al no comprender de forma completa el mensaje. “Era demasiado tiempo cantando en un idioma que donde vivo no es el nativo, así que a más de la mitad de las personas les flipa pero no entienden nada. Yo mismo quería ver cómo sonaba en mi idioma nativo, el que hablo de toda la vida”, explica. Un perfecto razonamiento si el principal objetivo del arte creado es ejecutar una música global que no entienda de fronteras y en la que todos los idiomas sean válidos. 

Este sentimiento de hermandad y eterna fidelidad que reina en CTDS comenzó cuando Raw Souljas ni siquiera estaba entre los planes de los primeros implicados. “Si algo tengo claro es que conocí a Shyne sin yo haber rapeado nunca y él me empujó a hacerlo”, comenta sobre el principio de una relación de amistad forjada en el estudio que comenzó con una improvisada propuesta de colaboración.

Fotografía: @andresgarlujan

Imagen y música, todo en uno

No es posible concebir a JayDime únicamente a través de su propuesta musical. Es mucho más que eso. Su mundo es tan extenso como lo son las corrientes artísticas o las maneras de interpretar una obra de arte. Es algo apreciable en sus redes sociales y, aún más en sus videoclips, en los que hay un imaginario de referencias, matices y detalles que suelen pasar desapercibidos para la gran mayoría.

“Para mí van de la mano y es vital. Pero creo que España es el único país que puedes funcionar guay sin drip, estilo, ni estilista, solo de tu música y tu carita”, explica sobre esta relación. Este comentario no es la primera vez que lo escuchamos, pero de vez en cuando no viene mal recordar que cada una de las escenas tiene unas particularidades que hacen necesarias medirlas con diferente patrón. El peso de Estados Unidos y Francia es tan grande que fagocita cualquier otra corriente, asumiendo que todo lo demás que no replique eso se distancia de resultar exitoso. Esto, por suerte, y siempre que existan asociaciones como las mencionadas, es decir, perfiles talentosos y altamente creativos, está lejos de ser la norma.

JayDime posee unos códigos propios que están lejos de ser los que rigen el mainstream en la escena actual. Al contar con una esencia y presencia bien marcados, de alguna manera puede sentir que nada a contracorriente en todo momento. Para hacerle el camino más liviano y permitirle centrarse en el apartado musical más que en ningún otro, entra en juego Shoddy. Esta agencia creativa, que ya ha trabajo anteriormente con artistas como Leïti Sene y Sen Senra, supone para él un increíble apoyo. “Shoddy abarca todo lo que no puedo abarcar yo, formamos equipo guay y todo es más fluido, rápido y sencillo”, dice al referirse al equipo que ahora también está abarcando todas las funciones implícitas en la dirección creativa de artistas.

Si tuviéramos que crear de la nada a JayDime seguramente tendríamos que meter en una coctelera un sin fin de personalidades con un amplio background. Al preguntarle por sus referencias, vengan de donde vengan, no duda en mencionar cuatro, tan diferentes como únicos en su especie: Stevie Wonder, Glo-Glang, Rick Owens y Basquiat. Música y alta costura entendida desde un enfoque al que no todo el mundo tiene la capacidad de llegar.

Al leer el nombre de Jean-Michel Basquiat relaciono rápido un extracto del libro ‘What Artists Wear’, de Charlie Porter, en el cual hablan con Karen Binns sobre el artista neoyorquino: “Pensé que era un niño rico. Pensé, un niño negro no va a andar con ese aspecto, tan seguro como él, a menos que tenga un montón de dinero. Mientras, probablemente no tenía hogar (…) Llevaba un abrigo que se le caía, un hermoso suéter y pantalones que se caían, tal vez unas viejas chanclas o algo así. En ese momento estábamos en el puto invierno. Yo estaba como, ¿en serio?”. JayDime tiene esa capacidad de sorprender, de hacer sentir que hay algo más detrás de lo que aparentemente se muestra. Este EP representa solo la punta de un iceberg al que, solo los que lo deseen y quieran seguir descifrando los códigos, podrán ser testigos de cómo sigue una de las carreras más prometedoras del underground.

El primero. El más puro

Cuando se comienza a hacer algo se da la versión más limpia y elevada. En el caso de la música, se trata de un estado en el que la presión ni está ni se la espera, permitiendo que todo fluya de forma orgánica con la motivación como único motor para continuar. JayDime se encuentra aquí, y es la principal razón de por la que este primer EP resulta tan prometedor.

Aún así, hambre no puede faltar nunca si el objetivo final al que se aspira merece una inversión de tiempo que no muchas veces es proporcional a los beneficios que aporta a corto plazo.

“Mi mejor tema hoy será mi peor tema dentro de un año”

Fotografía: @andresgarlujan

Si bien lo suyo son los “808’s y los tempos moviditos”, como él mismo dice, se esfuerza en mostrar diferentes sonidos, que van desde el trap más melódico hasta el dancehall, pasando por el afrobeat. En todo lo que no sea su zona de confort, se considera noob, pero eso no significa que no tenga el arrojo suficiente como para probarse.

‘Ven’, ‘Llueve’, ‘Frío’ Feat. Gloosito, ‘Cup’ y ‘Gorilla’ son los cortes protagonistas. Entre ellos se pueden establecer incontables diferencias, aunque también es posible conectar detalles comunes como un uso muy acertado del autotune, estribillos tremendamente pegadizos, un juego con la melodía que en ocasiones domina más el tema que la propia letra y un delivery orgánico que no precisa de ad libs para brillar. JayDime constata en ‘Dime’ que puede sumergirse en las oscuridades del trap para hablar de dinero y shady transactions y, acto seguido, sonar en la radio o experimentar con absoluta libertad mientras muestra su lado más personal.

“Read before Sign, No Free Shows & be aware of the snakes in the grass”. A lo largo de la charla con él comprobamos en varios puntos que el espíritu de Raw Souljas sigue plenamente vigente. De este primer movimiento, que “no está muerto ni morirá”, ha nacido un EP que tan solo es el aperitivo para entrar de lleno en una propuesta en solitario auténtica e innovadora.

Sobre el Autor / Fernando Fraile

Fundador y Editor Jefe.