Kidd Keo, experimentación y versatilidad en su regreso a Rockport

647
Música /
Escrito por troykray

Sentía que hacía falta un álbum como su nuevo disco en España y Kidd Keo se lanzó a una aventura que ha nacido con la expectación inherente a un trabajo que viene firmado por uno de los máximos exponentes del trap nacional y uno de los personajes más controvertidos del panorama. Ni el dinero ni la fama han podido borrar los recuerdos de una vida compleja en la que en muchas ocasiones tuvo que abrazar a la soledad, otras a la locura. Sin embargo, Keo no para de bendecir al trap por haberle dado el suficiente dinero para adentrarse en proyectos cada vez más ambiciosos.

El último de ellos ‘Back to Rockport’, un disco de 25 temas, a pesar de que el contrato que tenía era de la mitad, en el que el artista ha trabajado durante dos años y en el que se muestra sin filtros, haciendo gala de una versatilidad que tan pronto te pone a bailar dembow como te desnuda de sentimientos. Así es Keo, un artista que intenta dar luz a diversos colores a pesar de que en su carrera le hayan perseguido siempre las sombras.

Si no sabes como aprovechar los últimos días de verano coge el pasaporte y visita Rockport, un lugar apto para adentrarse sin ningún prejuicio. Una ciudad que puede convertirse en tantas ciudades como personas decidan recorrerla.

 

Intentando poner el foco internacional sobre la escena trap española

‘Back to Rockport’ hace gala de algo que llevamos intuyendo desde hace tiempo: la necesidad de Kidd Keo de arroparse de elementos internacionales. El inglés en sus letras, que sus colaboraciones sean casi íntegramente internacionales o que el importante contrato discográfico que firmó en su día fuera con Warner Music en Miami en vez de en España son solo algunos de los datos que dan cuenta de ello. Sin embargo que nadie se equivoque, el principal objetivo de Kidd Keo no es meterse en el mercado internacional sino que éste conozca a través de él lo que se cuece en España. “Mi idea no es alejarme de España, es enseñársela al mundo. No es que España se me haya quedado pequeña, es que quiero que el mundo vea lo grande que es España a través de mí. He tenido la oportunidad de irme a vivir a Miami, Nueva York o París y no he querido. Es al revés, lo que quiero es traer a España todo lo de fuera porque considero que si no fuese por mí estos featurings no se harían. Este tipo de colaboraciones, de sonidos, no es que me pertenezcan pero me toca a mí aportarlos. Si me hubiera ido a Miami y me hubiera puesto a hacer música latina habría sido uno más y en España no habría salido nadie que hiciera lo que hago yo.

“Quiero que el mundo vea lo grande que es España a través de mí. Si me hubiera ido a Miami a hacer música latina habría sido uno más y en España no habría salido nadie que hiciera lo que hago yo”

La escena española ha sido especialmente dura con Kidd Keo desde sus inicios. El de Alicante ha tenido que hacer frente desde el día uno a críticas vertidas ante cada uno de los movimientos que iba dando. Sobre si se ha sentido arropado por la escena española a lo largo de su trayectoria Keo afirma que “personalmente no te voy a decir que no me he sentido arropado por la escena española porque está claro que es muy importante, yo soy un exponente en España. Pero sí que creo que el punto en el que estoy actualmente no es gracias a la escena española. En la escena española hay mucha gente que reniega de mí, no quiere defenderme, no quiere apoyarme, no quiere verme crecer. Tienen una forma de ver las cosas y yo choco un poco con esa forma de ver las cosas. Sin embargo hay otra escena española dentro de la escena española que sí que me apoya a muerte. Yo creo que el 50% de España me apoya y el 50% no.

 

FLASHES DE UNA VIDA COMPLEJA EN LA QUE PRIMA LO COTIDIANO A LA LOCURA 

A lo largo de la entrevista, realizada en un bar de su propio barrio, son numerosas las veces que escuchamos a chavales saludar a Keo al pasar. Afirma el propio artista que siempre ha tenido un pie en el barrio, de ahí que sus vecinos lo sientan aún como alguien cercano. En el barrio Kidd Keo afirma haber crecido en el drama, y por muy poderosos que sean el dinero y la fama ninguno ha podido cambiar la vida que vivió. El primer flash que le viene a la cabeza al hacer repaso de su vida es el del propio Keo cosiendo pantalones en su casa. “Me levantaba a las doce o una de la mañana, cuando mi madre se iba a dormir, y cuando calculaba que ella estaba en fase REM cogía la máquina de coser, la sacaba al salón, me hacía mi cigarrito de felicidad, y cosía desde la una hasta las siete u ocho que mi madre se levantaba. Estaba persiguiendo mis sueños desde que era un niño de barrio normal y corriente. Era costurero, le dije a mi abuela que me enseñara a coser y patronar y entre eso y la marihuana salía hacia adelante.

Uno de los temas potentes de ‘Back to Rockport’ es ‘Loco’, junto a Dark Polo Gang. Una palabra que ha definido muchas de las actitudes que ha compartido Keo con sus seguidores pero que, según nos cuenta, no refleja al cien por cien la realidad de su día a día. Estoy loco pero no las veinticuatro horas del día, soy una persona cuerda en general. Soy un loquillo pero vivo la vida lo más normal que puedo. Estoy tomando café en el bar hablando contigo, no me renta mucho estar loco ahora. La locura de Kidd Keo es simplemente momentos de mi vida que te junto o te canto para hacer una canción. Si yo estoy enfadado y me ponen una base violenta voy a hablar de todas las peleas que he tenido o de todas las veces que he bajado a vender cuando era pequeño y ha venido la policía y he tenido que correr. Eso no quieren decir que todo el día esté haciendo eso. Posiblemente al día siguiente me levante por la mañana y me baje al bar a tomar mi café y mi jamón serrano como una persona normal. A lo mejor hoy no me pasa nada loco, a lo mejor sí. Anoche fui con Yung Sarria a Benidorm a grabar y nos reunimos 20 personas en un estudio a fumar y a hacer el loco. Si solo te subo en Instagram que estoy con 20 locos vas a pensar que estoy todo el día así, pero no. El problema de la gente es que cree que un artista es solo lo que ve. Un artista es una persona.

 

CON LA SENSACIÓN DE HABER TOCADO TECHO MUY JOVEN, DE HABER VIVIDO DEPRISA 

Si hay una canción especialmente personal en el último trabajo de Kidd Keo es ‘EBISU’. En ella refleja numerosos sentimientos que han marcado a lo largo de estos años la vida del trapero. “Esa canción se hizo hace dos años. Cuando yo firmé por Warner me encontraba en un momento en el que necesitaba una pausa. Yo firmé uno o dos meses después de sacar ‘Dracukeo’, después de haber estado un año entero a tope de todo, de conciertos, de polémica por sacar todos los temas que había sacado. Además había cortado con una chica, estaba muy inestable. Era demasiado, no me estaban dejando vivir. Y me tome una pausa. Por eso salió ese tema”.

La adrenalina de una vida con poca pausa ha dado a Kidd Keo muchas vivencias, pero también ha hecho que pierda muchas cosas por el camino fruto de vivir demasiado deprisa. Yo tuve la suerte de que no he sido un Justin Bieber, que se ha pegado a los catorce o quince. Soy una persona que empecé a pegarme en la música con diecinueve o veinte años y lo pude disfrutar. Me he perdido cosas, la universidad por ejemplo. Me hubiese gustado ir a la universidad lo que pasa es que no me gustaba estudiar. Habría estudiado Diseño de moda o 3D, algo de cine.  Lo que sí que he perdido es que a mí me gusta la calle más que a un tonto un palo y he tenido que limitar un poco eso. El hecho por ejemplo de coger y decir “me voy a Madrid”. En el barrio no es un agobio, no existe ese revuelo como si me planto en Gran Vía. Y si mis colegas se van a tomar algo a algún sitio y llego yo se corta el rollo y cosas así. Pero siempre he tenido a mis amigos de toda la vida que me han permitido poder disfrutar todo de una forma muy humana.

 

CONVIVIENDO CON LA SOLEDAD DESDE PEQUEÑO 

Soy una persona que he tenido paranoia a estar conmigo mismo desde niño. De pequeño ya me costaba estar solo, no me gusta estar solo. He descubierto ahora que no me gusta estar solo pero me gusta estar a mi bola. Es decir, me gusta estar acompañado a mi rollo. Yo cuando me inspiro, cuando más creativo y productivo soy es cuando por ejemplo mi colega se viene a mi casa, él está con el móvil y yo trabajando. En el momento en el que me quedo solo siempre encuentro cosas para distraer mi mente. Yo creo que viene de pequeño, mi madre me ha criado sola, ella tenía que irse a trabajar y yo he pasado mucho tiempo solo. Así de sincero se muestra Keo al hacer referencia a la soledad, una compañera de batallas que no ha estado solo a su lado en su vida personal, en lo profesional el artista también la ha sentido cerca. “A la hora de conseguir este sueño he sido yo solo. Alicante no es Barcelona o Madrid, es una ciudad que hace seis o siete años tenía una visión muy noventera del hip hop, muy echada para atrás. Ahora Kidd Keo, el cantante de trap en inglés, el  diseñador que estaba montando una marca se ve muy bien. Cuando tenía trece años era un bicho raro. Es un camino que me he tenido que labrar. Ahora molo mucho, ahora todas las chavalas que me rechazaban con catorce o quince me quieren, pero eso es ahora, antes no. También por situaciones de la vida no era el chaval que iba mejor a vestido a clase, por circunstancias de la vida he tenido carencias de cosas”.

“Soy una persona que he tenido paranoia a estar conmigo mismo desde niño. De pequeño ya me costaba estar solo, no me gusta estar solo” 

Según comenta el propio Keo ha habido momentos de depresión a lo largo de su trayectoria, unas depresiones que han tenido como determinante en ocasiones las giras del artista. ”De gira me he sentido muy solo porque yo trataba de llenar un vacío que me dejó una chica hace tres años. Las demás mujeres te quieren pero ninguna te conoce, y realmente es un bucle. Me he sentido solo muchas veces, me siento así muchas veces. A todas las críticas me enfrento yo solo realmente, nadie me puede ayudar. Puedes tener a un colega que te diga que no te rayes, pero cuando te acuestas en tu cama eres tú solo. Soy una persona que con diecinueve años me fui de casa. Me pillé un piso con mi chica, ella me dejó y me quedé solo en la casa, con toda la fama encima, aprendiendo a cómo vivir de ésto. Es un camino bastante solitario. El que te diga que no lo ha vivido solo miente. Kidd Keo eres tú solo. Pueden estar tu madre, tus colegas, pero al final del día eres tú, toda la presión recae sobre ti. Estoy aprendiendo a vivir solo a día de hoy. Solo relativamente ya que ahora le acompaña Drako, un perro de cuatro meses que según afirma el propio Keo ha conseguido mitigar un poco esa soledad.

 

UN TIPO ENTREGADO EN EL AMOR HACIENDO FRENTE A CONTINUAS CRÍTICAS POR SUS LETRAS 

“Este tío enamorado es una bomba”. Esta era una de las reacciones de sus seguidores a ‘Como vas’, uno de los 25 temas que componen su último trabajo. Pese a tener tres temas de amor en ‘Back to Rockpot’ Keo es bastante reticente a tratar este tema en sus canciones. A pesar de ello afirma creer en él. “Creo que en mi carrera musical he estado más tiempo enamorado que soltero. He tenido relaciones bastante duraderas. Lo que pasa es que yo canto de cosas para superarlas. Cuando yo canto algo fuerte, me lo estoy cantando a mí para hacerme fuerte. Y cuando yo canto algo triste o inspirador me lo estoy cantando a mí para perdonarme. He hecho muchas canciones de desamor pero el amor lo tengo como algo muy mío. Yo el amor lo quiero por dentro, no escribo muchas canciones de amor porque prefiero sentirlo. Yo estoy con mi novia y lo que tenemos mi novia y yo es nuestro. Y si que he hecho canciones enamorado como ‘Cómo vas’, ‘Vámonos’… pero no soy un artista que escriba desde la felicidad, escribo desde la nostalgia, desde la pena. Mis canciones de amor aparecen cuando echo de menos. Los sentimientos me salen para sentirme bien, es terapia para mí. No he escrito tampoco muchas canciones de amor porque la primera relación que tuve hice canciones de amor y cuando terminó esa relación tuve que comerme esas canciones. Tuve que comérmelas en los conciertos, las referencias… Me está pasando ahora también con mi ex pareja, a la que quiero mucho. Yo soy una persona muy sensible, sufro mucho, cuando quiero quiero muchísimo. Nunca he sido una persona que se lo piense dos veces, con las parejas con las que he estado es `estoy contigo hasta que la muerte nos separe´. Igual que he estado soltero y ya me conoce todo el mundo por mis letras de soltero, por los tríos, las mujeres, cuando yo empiezo con una chica es a piñón. Amo muy profundamente y esas canciones me cuesta mucho sufrimiento real, he llorado en mucha canciones. Toda mi vida he sido un chaval muy inestable y ahora que me estoy haciendo mayor estoy buscando la felicidad, estoy buscando el poder estar tranquilo y esas canciones me perturban mucho la tranquilidad. Las hago cuando me salen, pero tengo mucho respeto a soltarlo todo porque sé que lo que voy a soltar me lo estoy diciendo a mí mismo”.

Si algo ha acompañado a Kidd Keo toda la vida es el peso de ciertas canciones cuyas letras han dañado la sensibilidad de muchas mujeres. Sobre si entiende que haya mujeres que hayan podido sentirse ofendidas por sus letras Kidd Keo afirma entenderlo aunque no lo comparta. ”Lo entiendo pero no lo comparto porque, ¿qué hay detrás de esas mujeres que no se sienten ofendidas, las que vienen a mis conciertos de todas las edades? ¿Cuál es el problema, mi canción o cómo se toma la persona mi canción? Yo nunca he tenido ningún problema con ninguna mujer. Pueden preguntar a todas las mujeres con las que he estado qué tal ha sido mi trato”.

Preguntado sobre qué significado, qué importancia tiene para Kidd Keo la figura de la mujer en la sociedad, en su vida, el artista afirma que yo a la mujer la respeto en la vida real. Yo cuando hablo con una chica se cómo lo ha pasado, cómo se puede sentir, las situaciones a las que se enfrenta, que un hombre no puede sentirse de esa forma. La mujer es la que nos ha dado la vida. A mí me han criado mi madre y mi abuela, para mí es lo más grande. Eso no quita que a mí me guste follar duro y que yo en una canción pueda decir cualquier cosa. El problema es que a la gente le apetece mucho ofenderse. El lunes por ejemplo fuí Trending Topic en Twitter por las letras machistas y misóginas que hice hace 4 años, y la mitad de gente decía `yo no he escuchado a este tío, solo he escuchado esta canción pero es un misógino de mierda´. Viene muy bien tener una figura a la que señalar con el dedo. A España le vino muy bien que estuviese yo. Los ayuntamientos me cancelaban en los festivales y luego la gente me mandaba vídeos con mi canción sonando en ese festival. Es todo mentira. Internet es una red en la que todo el mundo juega un papel de justo y humano para luego en la vida real hacer todo el mundo lo que le da la gana. La gente tampoco se ha dado el gusto de querer conocerme, ahí es cuando realmente te das cuenta de que no hay un trasfondo, solo quieren tener alguien a quien criticar. Se que este tema me va a perseguir toda la vida, pero la gente podría tener un poco más de visión si quisieran”.

“Canto de cosas para superarlas. Cuando yo canto algo fuerte, me lo estoy cantando a mí para hacerme fuerte. Y cuando yo canto algo triste o inspirador me lo estoy cantando a mí para perdonarme”

En referencia a la lucha feminista, a si le parece una causa justa, Keo afirma que hay que hacer una distinción entre lo que él denomina como distintas formas de defender el feminismo. Hay gente que defiende el feminismo desde una posición noble, justa, y gente que por su vida, sus experiencias, lo defienden desde una posición frustrada y enfadada. Hay chicas que no hacen nada en su entorno ni actúan a nivel local y luego a nivel de redes sociales y manifestaciones están todo el día poniendo cosas. Hay muchas personas que tienen miedo, es normal yo lo entiendo, que han estado reprimidas, relaciones jóvenes intensas en las que la gente se equivoca, y se toman el feminismo un poco a la defensiva. Lo primero que deberían hacer esas mujeres es empatizar con los hombres porque los hombres jugamos también un papel muy importante en el feminismo. Hombres y mujeres tienen que convivir, si tu feminismo va a ir a atacar al hombre el hombre se va a sentir atacado y va a ir a la defensiva en contra tuya. Estamos hechos para estar juntos. El feminismo es una cosa de hombres y de mujeres. La mujer debería empatizar con el hombre, hacerle  entender cómo se siente. El recurso social barato para no solucionar los problemas es ‘este hijo de puta’, ‘le prendemos fuego a éste’. Me metes fuego a mí y qué. Soy cantante, no me conoces, no te he tratado mal. ¿Cuál es tu guerra?. Tú guerra real tienes que solucionarla, no soy yo la guerra real”.

Si hay algo que afirma Keo hasta la saciedad a lo largo de la entrevista es no entender por qué después de tantos años, y de un crecimiento interno que afirma haber tenido como persona, no se le perdona. “Hace tres o cuatro años desde que hice esta canción, yo he crecido como persona. Mis prioridades ahora son otras en mis canciones, todas no están metiéndole caña a las chicas. Sin embargo, ¿de qué sirve? Yo puedo haber madurado pero me siguen currando por una canción de hace cuatro años. No les interesa a ellos, no quieren empatizar. Quieren tener a alguien en quien gastar esa frustración. Yo no voy a pedir perdón porque no me considero un machista, pero supongamos que digo `oye mira, perdonad si os habéis sentido ofendidas, no va para vosotras, yo no os conozco de nada´. ¿Cuál es el cambio real que busca la gente? Ya he dicho que ya no estoy haciendo esas canciones pero tú me sigues sacando esas canciones de hace unos años. ¿Cuál es el cambio que buscas en la sociedad? O no quieres un cambio, quieres devolver el daño o denunciar como te has sentido a base de machacar. Hay mucha gente que lo defiende de una forma noble, esa es la gente que debería luchar por el feminismo y hacer que los hombres empatizasen con las mujeres pero luego me encuentro muchísimas posiciones sacando la espalda, devolviendo un poco los golpes”.

 

OBSESIÓN POR EL DINERO

Hay un denominador común en todas las canciones que componen ‘Back to Rockport’: la palabra dinero. No falta a su cita en ninguno de los veinticinco temas. Va a ser verdad eso que dice Keo en el disco de que si no hablas de dinero… “je ne comprends, papi”. “Dicen que el dinero no da la felicidad. El dinero da la felicidad si tus intenciones son nobles con él. El dinero no da la felicidad porque yo me he encontrado a tíos que lo tienen todo, con mazo pasta y que son unos infelices de mierda porque sus intenciones no son nobles. Tú puedes trabajar en el 100 Montaditos doce horas, cobrar 800 pavos y cuando termina el mes metértelo todo por la nariz y malgastarlo. Cuando al mes que viene vayas a meterte en el trabajo vas a pensar que ese trabajo es una mierda, vas a estar amargado. Sin embargo si tu cobras 800€ al mes y le pagas la casa a tu madre o cuidas a tu hermano, aunque estés puteado, al mes que viene vas a decir: `mira sí, pero estoy cuidando a mi familia´. Vas a hacerlo más a gusto porque tus intenciones son nobles. El dinero es una cosa necesaria en este mundo, es capitalista este mundo. Yo me lo gasto como un niño en cosas que me hagan feliz, en mi familia, mis películas, y sobre todo en proyectos. Ahora acabo de comprar un local gigante que voy a convertir en mi casa y estoy haciendo la reforma con mi madre. Ha decidido que del primer piso al segundo se tiene que bajar en un tobogán. Si me dices que si el dinero me hace feliz en este momento, pues gracias a Dios tengo pasta para comprar el local, meter a mis colegas a trabajar, a mi madre a diseñar interiores. Ahora mismo el dinero me esta haciendo muy feliz”.

Pese a todo Keo reconoce la dificultad que tienen los sectores más creativos para poder luchar por conseguir sus metas, por hacer realidad sus inquietudes. En este país el problema que hay con el arte es que la gente no puede ser artista porque no da para vivir. Hay mucho artista frustrado a base de eso. Yo decidí que iba a convertir todos mis hobbies en dinero y el hecho de recibir dinero de ellos me iba a hacer querer hacerlo mejor. A día de hoy, en pandemia, vivo de la ropa, de lo que vendo. Y cuando vendo digo: `la siguiente ropa va a ser más guapa aún´. Ahora estoy haciendo un conjunto antimosquitos, con la tela que tienen no te pican los mosquitos. Yo desde el primer día me metí en la cabeza que hay que hacer dinero con lo que a uno le haga feliz. Yo he visto a mi madre infeliz trabajando y no pudiendo hacer dinero de su arte. Si yo puedo hacer un disco súper personal de trap como a mi me da la gana ¿por qué no?. Quiero hacer más pasta, me encanta.

De cara al futuro Kidd Keo tiene muchos proyectos ambiciosos, de esos que le motivan a él. Tiene escritas ya quince o veinte canciones y prepara una versión extendida de ‘Back to Rockport’, un trabajo al que se suma una serie de animación de la que no podemos dar más detalles de momento pero que, por lo que nos ha contado el artista, podemos asegurar que promete. Hasta entonces tienes toda una ciudad en la que sumergirte, un tema para cada estado de ánimo. Disfruta junto a Kidd Keo de un libre paseo por Rockport.