Los 10 artistas chilenos que tienes que conocer

945
Música /
Escrito por Álvaro Moreno Madariaga

A los amantes del freestyle no les pillará de sorpresa que digamos que “Chile es el país más rapero del mundo”. Frase dicha por críticos y analistas de la disciplina, lo cierto es que se puede aplicar también al ámbito escrito. Para los artistas de este país la música no es un juego. Nación de poetas y literatos, el gusto y la delicadeza con la que se trata el arte es asunto de Estado.

El momento en el que entró el Hip Hop en Chile tiene mucho que ver con las características que se han desarrollado después. Comenzando a mediados de los años ochenta, inmersos en la dictadura de Pinochet, el nuevo género que llegaba a los Andes era perfecto para luchar contra el régimen musicalmente. De Kizura, con ‘Algo está pasando’, marcó unas líneas iniciales que han perdurado durante mucho tiempo. Es la Rebeldía lo que mejor define este panorama.

Seleccionamos a los 10 raperos chilenos a los que debes escuchar.

 

PABLO CHILL-E

Si Duki es el hombre del trap en Argentina, Pablo es el nombre referencial en Chile. A pesar de no ser el primero en desarrollar este género en el país, ha conseguido atraer toda la atención mediática en este campo. Capaz de lo mejor y lo peor, de participar en los Grammys Latinos y de ser detenido por el incumplimiento de las normas sanitarias, Chill-E lleva la vida de esquina hasta el último término.

Con una voz nasal, el chileno es capaz de fluir sobre una gran variedad de instrumentales. Casi siempre con presencia de Hi Hats, es la ambientación del sonido la cambia a su gusto. Cualquiera es válida para que desarrolle una lírica que él mismo denomina como “contestaria”. Si puede conseguir esto, lo mismo le da el sucio sur que una cumbia porteña.

La explosión de Pablo Chill-E comienza en el 2016, año clave para el asentamiento del trap en el mundo hispano. Con tan solo 16 años, estrenaba su primer EP, ‘Antijiles’, dejando claro cual iba ser su camino a seguir. Cinco años después y con dos millones de escuchas mensuales en su perfil de Spotify, ha colaborado con todo artista que sea conocido en el trap Latino. ‘Flaites NY’ es el último trabajo grande que ha sacado a la luz.

 

YOUNG CISTER

El segundo en discordia, sin que este término tenga porque tener una connotación negativa. Young Cister es uno a los que la escena chilena le debe mucho por su vanguardismo. El encargado de hacer que el autotune no tenga prejuicios en el país andino.

Rapero y productor, nunca se ha querido encasillar en ningún género. Trap, Hip Hop, R&B o Reggaetón, todo es de su gusto sin ninguna autolimitación a la hora de crear. Teniendo como favorito el género latino, sus temáticas se centran en el amor y en la sexualidad. Tu favorito en el local de boliches de tu barrio.

Con una carrera casi equivalente a su edad, le debe a su familia el gusto por la música. En más de una ocasión ha declarado que gracias a ellos, la música ha tenido un peso muy importante desde que vino a este mundo. Cuatro son los trabajos oficiales que tiene en su cartera. ‘Little King’, ’96’, ‘XTACISS’ y ‘Perreamos?’. Unos títulos que son tratados como trofeos en una casa en la que se aprecia mucho el arte.

 

POISON KID

El primer artista del colectivo NVSCVR que aparece en esta lista. PoisonKid es una de las figuras jóvenes clave para entender la nueva ola del urban pop que está arrasando en todo el continente sudamericano. Aires nuevos para un país que siempre ha sido vanguardia.

Vicente Mateluna tiene un sonido diferente, de eso no hay duda. Con claras influencias del Trap gringo, es lo que él llama Plug lo que desarrolla con el colectivo. “Para mí el Plug es el estilo que estamos haciendo con NVSCVR. Un estilo de música particular, con sonidos más alegres, baterías diferentes a las del Trap típico, explicaba a Vice. Un aura naif en la que relajarte, la cual utiliza como excusa para contar sus aspiraciones.

Con 24 años, no se puede decir que tenga una carrera muy extensa, aunque si que puede considerarse como intensa. Dos trabajos profesionales que cuenta en su haber, y otros miles de singles en los que colabora y protagoniza. ‘Onmyway’, su álbum debut, un disco que cualquiera que quiera entender el panorama chileno actual tiene que disfrutar al menos una vez.

 

PALOMA MAMI

Paloma Mami es toda una reina. De nacimiento estadounidense, la chilena estalló de cara al público con el sencillo ‘Not Steady’ y desde entonces no ha parado. Un disco y mil colaboraciones la convierten en una de las mujeres más potentes de toda la escena urbana del país andino.

De voz suave y melódica, siempre encaja de forma perfecto cuando se le deja un hueco para entonar. Ya lo adelantaba con el hit mencionado anteriormente, donde a través de un softy trap de matices muy latinos, hacia las delicias de todos aquellos que la descubrían por primera vez. En el R&B y el reggaetón también encuentra huecos para regalarse.

Este año, después de muchas muestras de su talento, por fin ha salido su álbum debut. ‘Sueños de Dalí’ es el primer disco completo que lanza al mundo y está cumpliendo con lo esperado. Un LP en el que se presenta sin invitados y en el que se aprecia totalmente su evolución hacia un pop latino.

 

POLIMÁ WESTCOAST

Clásico entre los clásicos del trap chileno. Polimá Westcoast ha llevado el género nacional a las más altas cimas. De ascendencia angoleña, su crecimiento en una familia musical de muchos matices le ha convertido en un artista completo y polifacético con el que muchos referentes internacionales quieren colaborar.

A pesar de hacer sus pinitos en otros géneros como reggaetón, es en el trap donde de verdad se maneja. Sonidos y actitudes muy relacionadas con los ejemplos norteamericanos, se declara oyente habitual de estos, aunque por parte de padre es inevitable añadirle elementos africanos. Las baterías son siempre importantes en su música, la cual se aleja de las temáticas oscuras y confrontables habituales.

El primer hit que le puso en el mapa fue ‘Brokeboi’, aquella canción que los críticos han llegado a elevar a la categoría de himno. Tras un giro de 180 grados con ésta, ‘No love more bitches’, ‘Las crónicas de Ngangu’ y ‘Eqilibrio’ son las cartas que ha puesto sobre la mesa.

 

PORTAVOZ

Uno de los nuestros. Portavoz lleva en la escena más tiempo que vivos algunos de los que leerán esto. Heredero del boom bap neoyorkino más clásico, el chileno ha sido capaz de traer la conciencia más real al contexto de un MC latinoamericano. Un auténtico ninetyboy en un panorama que ha cambiado mucho con los años.

Con el primer párrafo no es difícil imaginar el estilo que maneja. Letras cuidadas sobre sonidos sobrios y de ritmos que marcan acentos, todo envuelto en un clima undergorund propio del east coast. Con temáticas centradas en la política y la vida de las clases más desfavorecidas, entre los casetes con los que descubrió el hip hop tuvo que haber más de uno de Public Enemy.

Empezó a escribir sus primeras letras a los doce años, y pronto empezaría carrera con Salvaje Decibel. Junto a ellos ha compartido gran parte de su camino, aunque también se debe a él mismo el gran éxito cosechado. Su disco, ‘Escribo Rap con R de Revolución’ de 2012, es todo un clásico para los más puritanos.

 

JULIANNO SOSA

Lo cierto es que la vida de Julianno Sosa parece no haber sido fácil. Por lo menos si atendemos a sus letras. Sin embargo, lo que esta claro es que ha conseguido convertir sus penurias en virtudes. Un auténtico perro callejero que está teniendo complicaciones con la justicia de Estados Unidos ahora mismo.

El joven trapero chileno destaca por la sinceridad brutal de sus letras. Sin edulcorantes, sus storytellings te hace recrear los pasos de su camino. Siendo un oyente precoz del trap norteamericano desde que era solo un adolescente, lo cierto es que se pueden observar los códigos y métodos de los referentes de Atlanta. No en vano, pronto se mudó a Nueva York para empaparse en la meca.

Muy cercano a Pablo Chill-E, ambos mantienen casi una relación simbiótica. Prueba de ellos son las mil colaboraciones que tienen, además de las ocasiones en las que Julianno ha declarado la confianza mutua. En solitario, un nombre brillante por si solo. Antes del 2020 solo poseía sencillos y EP, pero en el año de la pandemia, tres álbumes han salido a la luz. ‘898’, ‘Flaites NY’ y ‘L.O.V.E 2’ son sus referencias.

 

MOVIMIENTO ORIGINAL

Su música te retrotraerá a la segunda década del siglo XXI. En una época en la que el rap mainstream en España estaba dominado por artistas como Little Pepe, Fyahbwoy, Hermano L o cualquiera de esos artistas del raggamuffin siempre dispuestos a darte las buenas vibras en los festivales de verano, era Movimiento Original quienes hacían lo propio en Chile.

La fusión del Rap y el Reggae, con el paso intermedio del Dancehall, es lo que puedes esperar al escucharlos. Voces melódicas y ambientes sonoros naturalistas, contextualizan unas temáticas que versan sobre el hombre y su posición en este mundo. El grupo perfecto si lo que te apetece es alcanzar una visión transcendental de ti mismo.

Más de diez años de carrera son los que les avalan. En estos, cuatro discos largos en el que sacar enseñanzas vitales. Siendo ‘Soldados del Ghetto’ el primero en el 2008 y ‘Mov Rap & Reggae’ el último completo en el 2017. Desde éste a la actualidad, miles de singles.

 

NFX

En la revista Pousta le denominaron como el Karate Kid del rap. Serio y disciplinado, él mismo ha dicho que su idea es “entrenar como un monje Shaolin pero desde el hip hop”. A pesar de su juventud, 24 años tiene, sigue firme con los preceptos del movimiento noventero. Los nuevos aires no le balancean de su posición.

El estilo que mantiene por lo tanto es clásico. Enmarcado siempre en un bombo y una caja, desarrolla grandes skills en la lírica y el flow. En el segundo término es en el que más destaca, demostrando una fluidez rápida pero precisa, acentuada por los matices del ragga por los que tiene debilidad.

Comenzando su carrera activa en el 2016, seis son los trabajos completos que tiene en su currículum. En el 2017 y en el 2019 lanzó los dos primeros, reservándose tántricamente para el 2020 en el que ha sacado cuatro títulos con más de diez tracks en cada uno. El último, ‘Bushido Thunderstorm’, valida el apelativo Karate Kid.

 

HARRY NACH

La imagen de sound cloud en Chile. Harold Ignacio González empezó a interesarse desde muy pequeño por la música, aunque no fue hasta sus quince años cuando se puede decir que empieza su carrera. Todo por la subida de ‘Holp Up’, su primer sencillo, a la plataforma de streaming sueca.

Harry Nach es sobre todo un artista polifacético. Más acostumbrado a los ritmos y sonidos latinos, se atreve con todo lo que le echen. Siempre actual y atrevido, el latin trap y el reggaetón son los campos en los que más se muestra activo, pero también se atreve con la electrónica o el rock alternativo de tintes emo. Su faceta de productor le anima mucho a la innovación.

A pesar de su pronta entrada en la industria, siempre ha sido más de singles y cortes sueltos que de trabajos completos. Aún así, ‘El Dizzy Boy’ y ‘Moods’ son discos redondos a los que puedes acudir.

 

Álvaro Moreno Madariaga
Sobre el Autor / Álvaro Moreno Madariaga

Si quieres conocer la cultura de un pueblo, escucha su música.