Los gráficos fotorrealistas tardarán 10 años en llegar

El nivel de realismo que están alcanzando los gráficos de la nueva generación de consolas ha llegado a poner una pregunta en el aire que todos nos hacemos cada vez que iniciamos una nueva partida: ¿algún día no seremos capaces de distinguir lo que vemos al jugar en una consola con la realidad que nos rodea?

Un enigma que tiene respuesta y fecha aproximada en el calendario: 10 años. Ese es periodo de tiempo que estima Strauss Zelnick, director ejecutivo de Take-Two Interactive: “Creo que entonces, la tecnología permitirá a los creativos hacer cosas que nunca habían podido hacer, incluyendo juegos que se ven exactamente como una imagen real. Ahora, algunas obras se acercan a la acción real, pero sigue siendo animación, pero en 10 años se podrán hacer cosas desde un ordenador que parezcan realistas”.

Esta declaración en forma de sentencia pone en marcha una cuenta atrás con el objetivo de alcanzar una ‘nueva realidad’. Una carrera equivalente a la espacial donde todo los esfuerzos del sector se centrarán en ser el primero en crear nuevas dimensiones nacidas desde una consola.

Aunque será todo gradual y nuestros ojos irán poco a poco acostumbrándose, la buena noticia es que los nuevos lanzamientos cada vez irán adquiriendo mayores rasgos realistas. 2020 ha servido para presentar toda una nueva generación, un nuevo paradigma, pero el 2030 se propone como el cénit de la industria. Una década para dar un paso más en un mundo al que le quedan muchos años de vida.

Sobre el Autor / Daniel Pedroso

I don’t quite know what I am yet. I’ve tried flipping coins, listening exclusively to french crooners, I’ve even had a brief hat phase, but nothing stuck.