NATOS Y WAOR, LOS PAPIS SIGUEN AHÍ

No hay paso que den Natos y Waor que no genere expectación en la gente. Da igual si se trata de un disco, un concierto, un documental, lanzamiento de merchandising… Si hay movimiento de la dupla en el tablero musical la gente espera expectante la jugada. En ese estado de alerta se encontraban sus seguidores hasta que hace tan solo unos días publicaban ‘Luna Llena’, un disco que vuelve a dejar patente por qué son considerados por muchos como la voz de gran parte de una generación, además de un modelo de artistas en los que muchos quieren verse reflejados. 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de FLEEK MAG (@fleek_mag_)

Son muchos los que echaban de menos al duo, a pesar de que no han estado ausentes ya que su unión con Recycled J, Hijos de la Ruina, se ha encargado de darnos buenos momentos durante los últimos tiempos. Sin embargo ya era hora de regresar como Natos y Waor, de recoger la corona después de cuatro años a la sombra, como Kodak. Algo que, según los propios artistas, hacen en un momento inmejorable de su carrera. “Estamos en muy buen momento. Tenemos la suerte de que a lo largo de estos años hemos seguido una trayectoria ascendente, no somos artistas de haber tenido un éxito y de repente haber pegado el bombazo. Ha sido todo muy progresivo y creo que después de haber sacado lo de Hijos de la Ruina -ha sido como un soplo de aire fresco haber hecho la gira junto con Jorge, muy especial y muy bonito- era el momento idóneo de cambiar de página, lanzar este disco al público y hacer una gira de Natos y Waor que estamos deseando empezar. Un momento inmejorable”.

“Nunca hemos seguido lo que hace el resto de la gente. Quizá eso también ha sido la clave de nuestro éxito”

MARTES 13, EL DÍA DE LA BUENA SUERTE

Fuera mitos, creencias y tabús. Frente a esa teoría que se ha ido perpetuando de que los martes 13 son días en los que andar vigilantes ante posibles contratiempos fruto de la mala suerte, Natos y Waor vuelven a refugiarse en esa fecha para dar a luz a su nuevo trabajo. Todo ello pese a esa norma no escrita actualmente que apunta a los viernes como el día perfecto para un release. “Llevamos sacando disco un martes 13 desde el disco de ‘Martes 13’ y se ha convertido en una superstición inversa. Tampoco hemos ido nunca por lo que comentas de que la gente saca los discos y los temas los viernes, nunca hemos seguido lo que hace el resto de la gente. Quizá eso también ha sido la clave de nuestro éxito, el diferenciarnos no solamente en la fecha en que sacas el disco, que es un gilipollez, sino en el resto de maneras de hacer las cosas, en buscar nuestro propio camino y no fijarnos en qué es lo que estan haciendo los demás“.

Un camino personal en el que jamás se dejaron arrastrar por modas ni permitieron que nada que no fuera aquello en lo que ellos creían se viera reflejado en su música. Como no podía ser de otra manera, parte de esa esencia está encerrada en Luna Llena, un disco con un concepto muy peculiar en el que estos dos particulares cuervos sobrevuelan la ciudad como tantas noches. “Lo de ‘Luna Llena’ ha sido porque durante todo el disco se respira algo como muy trasnochao’, muy nocturno. En varias canciones decíamos lo de ‘luna llena’ y al final nos parecía algo igual un poco genérico pero que englobaba el contenido de todas las canciones. En el digipack del disco está en la galleta una luna y cuando quitas hay una alcantarilla por el contraste del cielo, a lo que puede aspirar uno o a los momentos en los que estás súper arriba, pero sin olvidar que vienes del subterráneo o que hay momentos en los que eres una rata más de ciudad. Siempre hemos sido mucho de contrastes“.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Natos y Waor (@natos_y_waor)

VERSATILIDAD COMO CLAVE, CURA DE HUMILDAD COMO NECESIDAD

‘Luna Llena’ es, a priori, uno de los discos más versátiles de Natos y Waor. Los adelantos anticipaban un trabajo donde cualquier género y cualquier tema podía tener cabida y así ha sido. A lo largo de los 13 temas que componen el trabajo la chulería se da de bruces con los sentimientos‘los chulos también lloran, mira mis lágrimas’-, el baile con la melancolía y el ruido con el silencio.  Son capaces de dejarnos claro que el rap es vacilar sin necesidad de estar compitiendo con nadie porque, desde hace tiempo, la mayor competencia de Natos y Waor son ellos mismos, y cada día se lo van poniendo más difícil.

Poco tienen que ver ‘Vale tudo’, ‘Rumba’, ‘Dame calor’ o ‘Hasta que salga el sol’ con temas como ‘Tenías razón’– al que el público ha calificado ya como uno de los temas más personales del duo- o ‘Cura de Humildad’. El trabajo trae tantos moods como estados atravesamos a lo largo de los días. “Siempre intentamos tocar todos los palos que nos da la gana, al final creo que cuando escribes con el corazón y procuras ser auténtico, no tienes el mismo  estado de ánimo todos los días de la semana, ni todos los dias del año, entonces sería un poco hipócrita hacer 13 canciones vacilando de ser el mejor cuando en realidad no me siento el mejor todos los días del año. Hay días que me siento mas triste, otro a lo mejor más efusivo, más nostálgico… Para todos esos estados de ánimo hay una canción. También hemos variado mucho en los ritmos, obviamente hay varios temas bastante raperos pero nos hemos atrevido con todo lo que nos ha dado la gana. Hay un drumless, un tema de rock, otro medio R&B, pero todo bajo nuestro sello, comenta Waor. 

“Sería un poco hipócrita hacer 13 canciones vacilando de ser el mejor cuando en realidad no me siento el mejor todos los días del año”

Entre momentos en los que recordar esos barrios olvidados de la M30 en los ’90, confesiones de pecadores, de animales de sangre fría, entre momentos de celebración brindando por haber llegado a la línea recta aunque fuera por el camino torcido al que nos llevan numerosas noches en vela, encontramos también un resquicio en el que dar una buena cura de humildad a un panorama que, según Natos, quizá la merezca. “No sé si se necesita pero se la hemos dado (risas). Es un poco el vacile de: no os olvidéis de que aquí estamos, no os vengáis arriba chavales, los papis siguen aquí“.

‘Yo soy mi propio veneno’. Esta frase, pronunciada por Natos en el disco, recoge el sentir que hay detrás de la mayor parte de las letras del artista. Da igual el tema que trate, el trasfondo final acaba siendo siempre que en multitud de ocasiones somos nuestros mayores enemigos, algo que Natos no duda en reconocer. “Yo creo que sí. Cualquier persona que me conozca bien sabe que soy mi propio veneno. Muchas veces mi mayor virtud se convierte en mi mayor defecto y me pierde muchas veces el vicio, la fiesta, el jaleo. Soy consciente de ello, y como soy consciente procuro ponerle remedio, pero al final la cabra tira al monte y vuelvo a lo mismo de siempre”.

LLENAR DOS FECHAS EL WIZINK CENTER: UN ÉXITO PERSONAL, UN HITO PARA LA ESCENA

Dice Natos que tanto él como Waor han pecado de conservadores en multitud de momentos, quizá por ello reconozcan que son pocas las ocasiones en las que han tenido que decirse a sí mismos eso de: si le hubiera hecho caso… “Por ejemplo, cuando sacamos la fecha de Vistalegre nuestro manager nos decía: ‘esto lo vais a llenar cien por cien’, y nosotros decíamos: ‘¿pero cómo vamos a meter a casi 15.000 personas en un recinto?’ Nos daba mucho vértigo“. Algo que reafirma Waor. “Estamos acostumbrados también a que sobre todo al principio de nuestra carrera solo tomábamos las decisiones nosotros porque no teníamos nadie que hubiera recorrido ya ese camino y que nos aconsejara, después ya si que nos hemos ido rodeando de mas gente, pero todas las decisiones se toman en consenso y creo que casi todas hasta ahora han sido bastante acertadas.No nos hemos tenido que arrepentir de decir: ‘si te hubiera hecho caso…'”.

Si lo de Vistalegre les daba vértigo en su momento, lo de llenar dos veces el Wizink les debe tener con la mente noqueada. Tan solo Kase O ha conseguido llenar ese recinto en dos ocasiones, la diferencia entre uno y otros es que el primero arrastra a sus shows a diferentes generaciones, algo que no ocurre con Natos y Waor, artistas con una trayectoria mucho menos extensa. En cualquier caso la hazaña es tal, que es normal que ambos vean lo que van a hacer como un hito.  “Lo es. Sí, joder, para nosotros lo es y estamos super orgullosos y ojalá  sea como lo que comentabas de Kase O que lo hizo antes de nosotros. Ojalá después de nosotros vengan muchos más chavales que lo vuelvan a hacer y que todo el mundillo siga creciendo. A mí de las cosas que más me pueden llenar el alma y reafirmar en que estamos haciendo bien las cosas es eso.  Nosotros no somos tampoco un grupo que tenga los super números en cuanto a visitas o redes sociales, aunque son buenos tampoco son la hostia. Sin embargo, luego lo transferimos a la realidad, la gente quiere vernos en directo. Luego hay muchas gente que a lo mejor tiene más números o suena en la radio y luego a sus concierto por desgracia no va tantísima gente, y siendo lo que nosotros más disfrutamos, hacer la musica en vivo, es una suerte que la gente siga teniendo ganas de vernos, cada vez más, comenta Natos.

Una opinión a la que se suma Waor: Es un hito para nuestra carrera, creo que también lo es en cierto modo para la escena del hip hop y creo que se nota la evolución y el crecimiento que está teniendo tan heavy en los últimos años. El último concierto que dimos en Madrid fue el de Vistalegre y por aquel entonces solo nosotros y Kase O habíamos cogido un recinto así de grande, sin embargo desde entonces yo he estado en Vistalegre viendo a Juancho, a Fernandito, se que hay otros artistas que van a cogerlo también, y eso estaba hasta la bandera. Y entiendo que el siguiente paso natural para ellos y para otros artistas será también hacer el Wizink y para otros que todavía no se han atrevido con recintos así grandes, lo más lógico será que los tomen también porque es lo que escucha la gente. Creo que goza de buena salud ese movimiento, y que van a ir a mejor las cosas aún”.

COMO KUTXI ROMERO, SANGRANDO LETRAS POR LA BOCA

Pocas colaboraciones en este disco. A Recycled, habitual de Natos y Waor ,se une uno de esos artistas con los que todo músico que se precie querría colaborar. La marea mece a esta luna llena a través de la voz de Kutxi Romero– “el artista de los cojones”-, un tipo que ha comentado en alguna ocasión que una canción solo está terminada cuando las letras te sangran por la boca. ¿Estarán de acuerdo Natos y Waor? “Es una decisión jodida porque siempre le puedes dar otra pincelada al cuadro, no sabes si sumándole va a mejorar la canción, a lo mejor la acabas cagando. O luego también por otro lado te puedes poner a quitarle elementos y dejarla más desnuda para que resalten otras partes y a lo mejor también la cagas. A mí personalmente lo que me gusta hacer es empezar las canciones, no terminarlas. Me gusta sacar una idea, juntarnos con nuestro productor, hacer un esbozo de letra, pero luego cuando te pones ahí a decir ‘venga, vamos a darla por finalizada’ siempre piensas: ‘podía haber mejorado esta voz’, o ‘esta frase es un poco pocha voy a intentar darle una vuelta…’ Luego muchas veces te das cuenta, y con este disco nos ha pasado, de que lo que sale en el primer momento es lo más puro y aunque quizá técnicamente no sea perfecto luego nunca vas a poder volver a ese momento, a como te sentías cuando compusiste y grabaste eso, aunque no quede tan limpio y tan perfecto, queda mas auténtico, afirma Natos. 

“Ojalá después de nosotros vengan muchos más chavales que llenen el Wizink”

‘Luna Llena’, de Natos y Waor es ya una realidad. Un trabajo que puede servir para alumbrar tus noches más oscuras, darte un sopetón de realidad o hacerte mirar al mundo con nostalgia; un disco para celebrar la buena salud del rap español.

Levantamos la botella por Natos y Waor y brindamos porque, al igual que ellos, siempre supimos que eran distintos. Y solo diferenciándose uno puede continuar haciendo un camino para el recuerdo. 

Texto: Julia Álvarez

Fotografías y grabación: Alberto Sanchez

Edición: Marco Mariniello