Pepe:Vizio, cambiando las penas de color

396
Música /
Escrito por Julia Álvarez

“Hay gente que llega arriba por otras cosas, pero esta gente es puro trabajo y se merecen subir”. No hay palabras más acertadas que éstas, pronunciadas por Dellafuente, en uno de los conciertos de Pepe:Vizio, para definir a una de las duplas más talentosas que nos ha brindado la música en los últimos años. Dos artistas ‘desacomplejaos’, de esos que no dudan en dejar los miedos a un lado, que irrumpían hace tiempo en el panorama con los bolsillos vacíos pero repletos de grandes ideas que han ido materializando en diversos trabajos entre los que se encuentra su último disco, ‘Buenos y prósperos días’, un LP redondo en el que Pepe: Vizio se han dejado seducir por el reggaetón, un trabajo que deja patente una vez más esa increíble conexión de la que hacen gala los artistas desde sus inicios.

Se conocieron hace años gracias a la mujer de Pepe, quien ponía en ese momento en contacto a dos amantes de la música sin intuir seguramente lo que por aquel entonces comenzaba a gestarse. El resto es historia. Nos conocimos por Internet, por el Messenger. Yo conocía a la mujer de Pepe del instituto y además éramos vecinos, sabía que Pepe cantaba. Era una época en la que había poca gente en la música, la gente se juntaba y se escribía para hacer cosas juntos, comenta Vizio. Desde entonces son dos almas inseparables. Tanto que ha llegado un punto en que sus personalidades, a priori bastante diferentes, han comenzado a mimetizarse gracias a las huellas que uno ha ido dejando en el otro, un rastro que ha propiciado que en ocasiones se parezcan incluso más de lo que deberían. “Siempre hemos sido amigos, pasamos muchos ratos juntos y al final se nos pegan las cosas. En lo interno somos incluso más parecidos de lo que nos gustaría ser. Hemos sido apoyo en malos momentos y eso hace que aprendas del otro. Él ha cogido sin querer cosas de mi forma de ser más abierta y yo he cogido cosas de su forma de ser más centrada, hemos ido formando poco a poco nuestra personalidad. Vicente por ejemplo antes era más introvertido, le costaban más las relaciones personales y ahora hay que decirle: ‘hermano cállate y déjame a mi hablar también con la gente’”, comenta Pepe.

Afirman que en los últimos tiempos llevan una vida muy centrada que está sostenida por pilares tan básicos como el deporte, la música y la familia. Un hecho que queda reflejado en detalles tan sutiles como que Pepe ha grabado este disco con su hija de siete meses en brazos. La familia siempre por delante.

Aseguran ser bastante maniáticos: Quizá seamos un poco maniáticosYo me ducho muchísimo, pero porque me gusta estar limpio. Soy muy maniático con los olores, siempre necesito estar oliendo bien, afirma Vicente. Obsesiones que no les impiden sin embargo disfrutar plenamente de una vida en la que se han propuesto reír a las penas y llorar a las alegrías. La madurez adquirida a lo largo de todo este tiempo les ha colocado ante uno de los momentos más sólidos de su trayectoria.

La pureza de Pepe:Vizio, esa que paradójicamente huye del purismo, debería ser clave para que el affair de ambos con la música dure toda una vida. Y si, llegado el día, esta predicción deja de cumplirse será momento de empezar a replantearnos qué estamos haciendo mal los amantes de esa música a la que le gusta volar libre. Pepe:Vizio consiguen que nuestras penas se vuelvan menos penas, que la vida, como a ellos, nos acabe haciendo bulerías. Y conseguir transmitir algo tan puro en una época donde prima lo superficial es en sí mismo un completo triunfo, una seña que nos hace conservar la fe en ese merecido ascenso que muchos llevamos años esperando.

Hemos hablado con Pepe:Vizio sobre su último disco, de la importancia de dar valor a la música, de miedos y locuras, del arte que alberga Granada, un lugar donde siempre reinó la fusión, una ciudad que debería llevar con orgullo los nombres de Pepe y Vizio.

Fotografía: @jmzzer

 

ENAMORADOS DEL REGGAETÓN DESDE HACE AÑOS, CUIDANDO CADA MÍNIMO DETALLE DE TODO LO QUE HACEN

Sin patrones preestablecidos. Con esa libertad se han enfrentado siempre Pepe:Vizio a su música, y esa es precisamente la clave para que cada uno de sus discos suene distinto al anterior, diferente al siguiente. Son conscientes de que la música, como la vida, son etapas, y en cada una de ellas los artistas han dejado asomar su instinto, responsable de que toda canción que tocan se llene de alma al instante. No suena extraño por tanto escucharles decir que el giro que han dado a su música desde ‘Jean Michel’, su anterior disco, no ha sido buscando romper con todo lo que habían hecho hasta entonces sino saciar el hambre de reggaetón que ambos tenían este momento, un género que no les era ajeno desde hace años. “Que nosotros hayamos hecho un disco entero de “reggaetón”, porque no es reggaetón todo, son ritmos latinos, no es porque ahora entre mejor o lo esté haciendo la gente. Nosotros llevamos un tiempo haciéndolo y perfeccionándolo, cuando sacamos algo ya llevamos años con ello. El proceso que va entre que entra una música nueva, la escuchas, te enamores de ella, aprendes a hacerla y la haces es muy largo aunque la gente se crea que es muy corto. Nosotros llevamos enamorados del reggaetón mucho tiempo, lo escuchábamos cuando tenías que pedirle a alguien el trabajo de algún artista que no sabias ni como se llamaba pero habías escuchado canciones o lo habías visto en alguna revista que habías pillado por ahí o había entrado por Canarias. Era raro antes escuchar tanto reggaetón como hay ahora. Nunca ha habido productores que le den tan bien al reggaetón en nuestra época, si no lo hubiéramos hecho antes. Nunca ha habido este meneo que hay ahora”.

A pesar de ser amantes de la experimentación el dúo sabe muy bien donde están sus límites, de ahí que afirmen tener muy claro hasta donde pueden y quieren llegar. “Por ejemplo el drill no lo hemos tocado porque no lo oímos. No hacemos cosas por hacer, es todo más natural, dentro de lo que es explorar intentamos hacer cosas que queramos escuchar”.

Tras haberse quitado la espinita del reggaetón con ‘Buenos y Prósperos días’ Pepe:Vizio afirman haber comenzado una etapa en la que el rap vuelve a cobrar protagonismo, una prueba más de que la versatilidad de ambos es insaciable. “Ahora pega el verano y lo lógico sería que estuviera más reggaetón pero no, después del disco estoy más rapero. Estoy escuchando a Original Juan, que ha sacado un disco y el disco de Tyler, The Creator”, comenta Vizio. A lo que Pepe añade: ”Yo te abro el Spotify del estudio y esta mañana estábamos con Tyler, The Creator y si te abro el Spotify del móvil tengo a Camarón. Me cuesta pasar de uno a otro, eso no lo puedo hacer. Estoy escuchando a Camarón y me cuesta pasar a Tyler. No es que no pueda, es que no me apetece. Tengo semanas, son semanas o meses lo que me duran unas cosas u otras”.

“ME COMERÍA LA DEPRESIÓN SI DENTRO DE LA MÚSICA TUVIERA QUE ESTAR HACIENDO SIEMPRE LO MISMO. SI TE VUELVES UN POCO ESCLAVO DE LO TUYO VAS MAL”

El título del disco, que Vizio lleva tatuado en la muñeca, hace referencia al saludo que ambos artistas llevaban tiempo realizándose por las mañanas. “Me hizo gracia porque con el tema de BYPD salió algún comentario, que yo sabía que iba a asomar por ahí, diciendo: esto es en plan lo que hizo Bad Bunny con YHLQMDLG, y era como: cabrón, llevamos como un año saludándonos con BYPD”.

Un disco en el que todo ha ido surgiendo de manera natural. Muy bien arropados por artistas como David Marley, quien ha dejado una huella bastante personal en este disco, a Pepe:Vizio siempre les ha gustado intervenir en todos los aspectos de sus trabajos, de ahí que muchos de los pequeños detalles de éste sean obra de los de Granada. “Si nosotros hacemos un video, aunque tengamos un diseñador, un estilista, un diseñador de fotografía, nosotros siempre queremos expresar algo y siempre tenemos que formar parte de eso. En las instrumentales igual, en todas hemos metido mano de alguna forma, no eran 100% nuestras pero era una forma de sumarle. El tema con Los del Control es música de Los del Control, pero con nosotros allí sugiriendo cosas. Al final es hacer algo bien trabajado y cuando ya estaba bien trabajado le dábamos su espacio a ver si podíamos trabajarlo un poquito más, que no es cargarlo, porque a nosotros no nos gustan las cosas cargadas por cargar. A veces también nos da la locura de algo hasta que lo encajamos ahí”.

Una forma de cuidar cada detalle que les lleva a la reflexión de queen lo visual la gente debería mejorar el criterio. No te hablo solo de la ropa, que es un factor, sino de la luz, el aspecto de la gente, el sofá que pongas detrás. Que no se salga del arte la música, al final es arte y somos artistas. Yo no soy cantante, soy artista. Es mejorar un poquito lo visual, y nosotros siempre hemos sido muy fans de esta movida. Sabemos por qué fue la movida de Polo Ralph Lauren . No necesito que la sepas tu, pero sí que cuando vistas combines mejor los colores para agradar a la gente cuando te vea. El rap y la moda siempre han ido juntos, ha sido aquí que tenemos una pila de complejos, el rap siempre ha tenido muchos complejos en España y al final la gente no se atreve a hacer nada. En España estamos acostumbrados a no valorar las cosas, y como no se valora a la peña le da igual. Para nosotros es super importante como vas a aparecer en un video, como lo vas a grabar, editar, como lo vas a transmitir. Porque al final es parte de nuestro proyecto, de nuestra música. Nosotros no solo somos la música, somos como vamos vestidos, lo que ves en el video, ese video, la letra, la portada, todo. Estamos metidos en todo, hasta en la camiseta del merchan. La peña ya va pillando eso”.

La portada, por supuesto, es cosa también del dúo. Concretamente fue Vizio quien dio con la idea de plasmar en esa imagen referencias audiovisuales que les representan y combinarlas con lo que para ellos es un BYPD. Nosotros en muchos temas hablamos de relaciones con mujeres, y no es porque no sepamos hacer otra cosa, que sabemos de sobra, pero nos gusta esa temática. Encima yo vengo del flamenco, no existe otra temática, me sale de una forma que no me sale otra cosa. Y cuando vimos la portada terminada dijimos: esto era lo que quería. Estas mujeres tenían que ser así de naturales y bonitas todas, esa luz tenía que ser así, describe muy bien lo que sentíamos”, afirma Pepe.

Hablando de mujeres es imposible pasar por alto la voz de Vera GRV, una artista a la que Vizio escuchó por primera vez en Instagram con su canción ‘8 de Mayo’ y que acabó formando parte de ‘Juntos’, uno de los temas más sentimentales del disco. “Bajó a Granada y en un rato teníamos en estribillo. Puede ser el único tema que yo recuerde que tenía algo en la cabeza y haya salido así. Teníamos muy claro lo que íbamos a hacer cada uno, y en este caso salió así”.

Un tema que se une a otros como ‘Colorá’, junto a Bejo‘Infidelidad’ o ‘Desnuda’ que contienen todos los ingredientes necesarios para convertirse en hits, al igual que ‘Ahora’, un sencillo cuya “letra y forma de hacerlo ha sido tan personal y nos representa tantísimo que a lo mejor la gente no lo entiende así pero para nosotros ese tema ahora mismo es como muy representativo”.

 

DOS TIPOS ADELANTADOS  A SU TIEMPO HACIENDO LO QUE SIENTEN EN CADA MOMENTO

Pepe:Vizio son dos eternos aprendices. Consideran que nadie debería estancarse en un ambiente a priori tan creativo como es el mundo de la música y, bajo el lema de que nadie le debe nada a nadie ni a nada, apuestan por no ser títeres en manos de un panorama que en ocasiones demanda todo lo contrario a lo que, artísticamente, les pide a ellos el momento. “La gente está en su derecho de usar una fórmula que funcione, repetirla hasta la muerte y cuando deje de funcionar irse y acostarse. Nosotros no servimos para eso. Igual que yo no servía para estar todo el día en una furgoneta y tuve que ponerme a hacer música aunque tuviera dinero y viviera bien porque la depresión me iba a comer, me comería igualmente la depresión si dentro de la música tuviera que estar haciendo siempre lo mismo. Si te vuelves un poco esclavo de lo tuyo vas mal. Ni siquiera es por ambición, realmente es que somos así con todo, no solo con la música. Ahora estamos jugando al basket, hace poco nos dio por hacer deporte, jugar al tenis. Vas descubriendo cosas, te vas dando cuenta de lo poco que sabes de todo y hay que ir aprendiendo de lo que te interesa, tienes que tener esa mentalidad. Vemos respetable que tu te pegues con un tema y quieras hacer eso continuamente, pero en el momento en el que quieras cambiar no puedes. Nos hemos encontrado con gente que nos ha dicho que son esclavos de su público, gente que nos dice que les encantaría hacer lo que nosotros pero que no pueden porque su público no les deja, como si nosotros hubiéramos luchado contra esa barrera. Nosotros hacemos lo que sentimos y damos lo que creemos que tenemos que dar en ese momento. Ahora ha salido un disco de reggaetón porque era el momento. En 2020 dimos todo reggaetón y este año ha desembocado en eso. El año que viene a lo mejor es otra cosa. También es el trabajo que hemos enseñado a la gente pero si te mostramos los trabajos que tenemos aquí te vuelves loca, dirías ¿pero qué hacéis?, ¿Cómo habéis grabado ese reggaetón a la vez que esto, locos?. Eso también nos pasa mucho. Venimos del rap, del flamenco. Sin ser puristas venimos de dos partes muy puras, no podemos quedarnos solo en lo que es una simple fusión, hay tantos matices, tantas maneras de hacer las cosas… Y nosotros somos unos locos de probar fórmulas nuevas, afirma Pepe.

“Desde hace un tiempo estamos segurísimos de nosotros mismos. Tienes que aprender a hacer caso a tu instinto”

Tan solo hace falta hablar un rato con Pepe y Vizio para darte cuenta del valor que le dan a la música, un aspecto que su público valora enormemente a pesar de que cada vez que pronunciamos sus nombres es inevitable pensar que, para el potencial que tiene su música, son unos de esos talentos eternamente infravalorados, un calificativo con el que ellos no están cien por cien de acuerdo. “Hay un dialogo interno que tengo mucho y es que las cosas rompen cuando entran, es el único problema. Nos falta el público joven, el de los quince años. El otro día nos decía un colega: ‘os falta el momento de viralización, eso solo lo dan los niños y como no tenéis niños…’. Aquí no funcionan las cosas trabajadas, es verdad que cada vez hay más y yo me alegro de cómo está yendo y creciendo todo, pero también es verdad que es una paranoia cómo tratamos a la música y cómo se valora por parte del público y de algunos artistas. Hay artistas número uno que llevan dos días cantando. Que de puta madre, nosotros no tenemos guerra con eso, al revés, nos alegramos de que haya tantísimas oportunidades. Lo que pasó con Rosalia y C Tangana dentro de la industria, fuera de la industria con el Morad, a nosotros nos encanta, nos vuelve locos. No estamos frustrados, sabemos y tenemos claro que cada vez vamos a más, lo nuestro no es tan de golpe porque no somos unos niños que acaban de salir con un tema, la gente nos conoce y los que nos conocen nos valoran. Todo se da, al final lo importante es hacer las cosas bien. Nosotros no podemos vivir de Youtube ni Instagram pero si podríamos vivir de nuestros directos, entonces ¿Dónde está el problema?”.

Prueba de que están en el buen camino es que, tal y como afirma Vicente, hay cosas en las que “tienen las puertas abiertas como mucha gente que se supone que está muy por encima nuestra, artistas y productores grandes para colaborar. Aún así los artistas se quejan de que tanto medios como marcas sean aún tremendamente reticentes a fijar su mirada sobre ellos.Nos cuesta mucho que la televisión de Andalucía nos entreviste cuando hay gente con muchos menos números que va, ahí sí que hay un par de cosas que no terminamos de entender. Un problema que tiene mucho que ver con la cultura musical de un país que, en terreno artístico, siempre ha ido rezagado. Creemos que estamos un poco adelantados para algunos, ahora hay gente escuchando Kalvin Klein de Jean Michel, diciéndonos que vaya temazo. Eso ya salió. Ya no hay fans de música como los de antes, también la cultura musical de este país deja mucho que desear. No podemos echar la culpa a los chavales, están en su derecho de escuchar lo que ellos quieran, pero hay tan poca cultura musical… Y no es solo saber de música, que no necesitas saber una mierda, es simplemente diferenciar lo que está un poco mejor de lo que está un poco peor. Eso es lo único que falta, pero ese atraso siempre lo vamos a tener aquí”.

 

CELEBRANDO HASTA LAS PENAS DE ESTA VIDA LOCA

La música de Pepe:Vizio transmite siempre la sensación de que en la vida, por muy jodido que esté uno, siempre hay que celebrar. Los de Granada son expertos en cambiar a las penas de color, una actitud que, según comenta Pepe, les ha servido en momentos complicados para salir adelante. “Esa actitud nace de nuestra mierda. Esa felicidad y bienestar que transmitimos a la gente es lo que nosotros quisiéramos tener a veces, al final transmites lo que buscas. Es nuestra forma de salir del barro: me voy a la luz, hablo de la luz y solo me siento en la luz, al final salimos a la luz así. Yo siempre me he considerado una persona sensible, para ser artista hay que ser sensible, y los dos tenemos esa sensibilidad para saber dónde podemos tocar.

“Esa felicidad y bienestar que transmitimos a la gente es lo que nosotros quisiéramos tener a veces, al final transmites lo que buscas. Es nuestra forma de salir del barro”

Encajar tanta sensibilidad en un mundo tan vertiginoso como el que nos ha tocado vivir no es tarea sencilla, quizá por eso a través de sus letras ambos artistas nos repiten hasta la saciedad eso de que la vida es una auténtica locura, una locura en la que, pese a sus altibajos, últimamente han hallado libertad y seguridad a raudales. La vida es un locurón, un sube y baja, eso es la vida. Hemos tenido muchas bajadas pero también subidas, ahora estamos en subidón. Nosotros siempre hemos sido muy intensos en nuestros pensamientos y nuestros sentimientos, siempre hemos tenido movidas de una u otra forma, mala suerte con personas que nos lo han hecho pasar mal. Pero al final estamos tan locos por esto que toda nuestra vida ha sido pensar: ¿Cómo coño me las puedo arreglar para seguir haciendo música? Y ahora que nos lo podemos permitir de verdad estamos en la gloria. Esa es nuestra vida básicamente, cómo poder seguir engañando a la peña para seguir ahí: ‘que sí, que te prometo que esto va a ir bien…’ (risas). Hasta que al final ves el proceso y piensas que da igual como sea el final porque está increíble cómo estamos llevando de bien esto y cómo disfrutamos. Nos hemos comprado una tontería y lo hemos flipado en plan: ¡con dinero de la música!”.

Fotografía: @jmzzer

Si hay un lugar en el que los artistas disfrutan más que en ningún otro sitio es sobre el escenario, un ambiente en el que se muestran siempre tremendamente cómodos, en el que sale a relucir el lado más profesional de Pepe:Vizio. El directo es lo nuestro, es donde mejor lo pasamos. Toda la gira que hemos hecho la hemos organizado nosotros y al final te juegas tu dinero, son tus cosas, nadie te está poniendo ahí nada, si te va mal la cagas y te lo comes tú. Y cuando ves ahí a la gente cantando tus temas desde el principio hasta el final es en plan ¿lloro ya o me espero a terminar?. Lo que tenemos nosotros es algo más interno que externo. Da igual lo que ensayemos, creo que tenemos una capacidad de envolver a la gente que poquita gente tiene. Es algo que se nota, se envuelve todo el mundo, es como una energía que no falla. Hay un momento en el que nos miramos y digo: va a pasar. Y pasa, y todo el mundo ya está loco. Si nosotros no hubiéramos sentido lo que es eso lo habríamos dejado, habríamos pensado que esto no merece la pena, pero cuando lo vives te das cuenta de que eso es lo que quieres. Nuestros conciertos no se corresponden con nuestras visitas en Youtube ni con nuestras visitas en Instagram, hacemos giras llenando en muchas ciudades y nos cantan todo. Por eso te decía antes que nosotros estamos tranquilos, que podemos vivir de la música, aunque es verdad que el Covid nos ha matado”.

 

DERRIBANDO COMPLEJOS DESDE GRANADA, TIERRA DE FUSIONES

Pese a ser una ciudad muy pequeñita Granada siempre ha albergado mucho talento, artistas que en muchas ocasiones han estado a la sombra de un público masivo, algo que ha cambiado en los últimos tiempos al comenzar a generalizarse la mezcla de géneros, al fin y al cabo Granada siempre fue fusión. “En Granada siempre ha habido mucha música, mucha mezcla de culturas, si no hubiera habido tanta mezcla no habría explotado tanto. De hecho cuando empezó a explotar esto con gente como Kefta Boyz o Dellafuente al final lo que molaba era la mezcla. Granada lo bueno que tenía era la mezcla, por eso en la época del rap yo creo que nunca ha destacado. Es verdad que tenía a Genios de la Cachimba y algunos grupos, pero aquí se hacía de todo ya. Existían grupos como Proyecto Hirosima pero estaban muy mal vistos al no ser que vivieras en Barcelona que a lo mejor al ser una ciudad mas grande la peña era mas abierta, o incluso en Madrid que estaban Gamberros y más gente. En Granada había tanto complejo por lo diferente que ha hecho que esto no creciera hasta ahora, pero ese talento aquí siempre lo ha habido. Precisamente Granada no ha destacado antes porque ya había esto antes, y de hecho ha funcionado porque todos los chavales venimos de aprender todo eso. Aquí se escuchaba reggaetón cuando el reggaetón se grababa en CDs y te lo pasaba tu colega, no cuando se descargaba en Internet. En Granada entró un reggaetón que era Julio Voltio, Tego Calderón, Arcángel…, aquí entró el reggaetón de verdad, el más callejero. Todo eso suma y da todo lo que está pasando ahora”.

“Es de admirar que no hagas de tu música algo de usar y tirar directamente. No podemos llevar año y medio haciendo un disco y pulirlo en dos días”

Dicen Pepe y Vizio que la experiencia y el tiempo les ha dado seguridad en el mundo de la música. “De primeras dudas, hasta tus colegas te hacen muchas veces dudar preguntándote si vas a seguir con eso. Ha habido épocas en las que hemos dudado con muchas cosas y más tarde nos hemos dado cuenta de que llevábamos razón. Desde hace un tiempo estamos segurísimos de nosotros mismos, hasta tal punto que si alguien me dice que esto no mola pienso para dentro: no pasa nada, no sabe lo que esta diciendo, no lo entiende ahora mismo. Y no lo digo desde un punto de falta de humildad, sino de persona con confianza. Tienes que aprender a hacer caso a tu instinto. Muchas veces uno piensa locuras, pero con lo que uno tiene claro de verdad tiene que seguir adelante y hacerlo, porque al final si no te arrepientes. Es nuestra personalidad: ganas y coraje.

Una seguridad que llega tras luchar contra unos miedos que, como confirman los propios artistas, nunca van a dejar de existir. La clave está en cómo enfrentarse a ellos. “A nivel personal creo que si hubiera tenido más miedos en la música me habría ido mejor. Creo que cuando tienes más miedo y estás centrado hay cosas de las que dudas que no las haces, al final solo haces las mas seguras. Y yo siento que a lo largo de mi vida musical he hecho muchas sin ningún tipo de miedo que cuando ha pasado el tiempo he dicho: te podías haber estado quieto ahí y haber hecho otra cosa en vez de eso. Pero ahora me alegro porque he ido cumpliendo muchas metas personales. Quizá con mas miedos solo habría mirado las cosas 100% seguras, pero somos unos desacomplejaos. Nosotros si nos arrepentimos de algo es o bien de las estrategias o bien de las personas en las que has confiado y te han salido rana. Pero eso nos pasa a todos, forma parte de la vida”. Al final lo importante para el dúo es poder ir a Youtube, ver lo que hicieron Pepe:Vizio al inicio de su carrera y poder respirar tranquilos al sentirse orgullosos del trabajo realizado.

 

UN FUTURO QUE PASA POR EL AHORA

El ritmo vertiginoso en el que se encuentra sumida la música desde hace tiempo hace que en muchas ocasiones pensemos en futuros proyectos desde el mismo momento en el que un artista publica algo. Una manera superflua de tratar a la música que se aleja de la visión paternalista con la que la tratan siempre Pepe y Vizio. “Las plataformas y tus círculos hacen que la música vaya así, pero está en cada uno cómo exponer su trabajo y hacer que funcione, cada uno es dueño de cómo quiere tratar sus cosas. Es verdad que nosotros lo tenemos difícil, para nosotros lo más fácil sería meternos a ver los proyectos que tenemos, sacar cinco temillas y volver a publicar un EP. Hay peña como Bad Bunny que te saca tres discos en un año porque tiene ese dinero y ese poder. El notas cuando saca un disco te saca un video, luego otro y han pasado cinco meses y te saca otro video, sigue dándole a eso meses después. Es de admirar que no hagas de tu música algo de usar y tirar directamente”. Una razón de peso por la que el futuro a corto plazo de Pepe:Vizio seguirá estando representado por las siglas ‘BYPD’. Nos ha costado mucho hacer este disco, está muy guapo y vamos a dejarlo en reposo, ahora mismo solo estamos centrados en él. El disco tiene muchos matices que la gente va pillando poco a poco, hemos soltado mucha tralla de golpe y hay que asimilarlo. No podemos llevar año y medio haciendo un disco y pulirlo en dos días. Son ideas, sentimientos, letras, referencias, movidas de dos años que no puedes escuchar en una semana. Si este disco lo escuchas la semana que viene seguro que hay un tema que te gusta más que el que te gustaba la semana pasada”.

Una filosofía que, si se aplicara a nivel general en la música, seguramente nos iría mejor, y es que tal y como afirma Pepe, quién escuchó ‘Bus’h, de Snoop Dogg y Pharrell cuatro años después de su publicación, cuando lo descubrí tan tarde me dio coraje, pero más coraje me habría dado escuchar ese disco rápido por querer escuchar otro”. Al final la vida siempre fue cuestión de prioridades, por mucho que la industria se haya empeñado últimamente en convencernos de lo contrario.

Pepe:Vizio se han ido quitando poco a poco las ganas que tenían de hacer cosas en el mundo de la música aunque, como almas inquietas que son, cada vez que se quitan las ganas de algo les van entrando ganas de cosas nuevas. En la mente tienen discos de West Coast, G Funk y cumbia, géneros que afirman llamarles la atención de manera profunda y que esperemos vean la luz en un futuro no muy lejano de manera dosificada, como dicen ellos, ya que “al público uno tiene siempre que hacerle saber para donde vamos a tirar”.

Vayan donde vayan confiamos en que el terreno que pisarán será firme, como hasta ahora. Porque aquellos que viven sin forzar, los que insuflan aire a su arte mientras piensan en la vida, aquellos a los que, como a Basquiat, no les gusta enmarcar sus obras por eso de no ponerse barreras, deberían estar predestinados al éxito en algún momento de su existencia. Ojalá con Pepe:Vizio esa oportunidad llegue más pronto que tarde.

Sobre el Autor / Julia Álvarez

Periodista. Un alma hecha de historias. La música me ayuda a ponerles banda sonora.