¿Quién viste a tus artistas favoritos? Vol. 1 – Adrián Moonchild

771
Streetwear /
Escrito por Diego Valiente

Una imagen vale mil palabras, o eso se suele decir. Cada día, antes de salir para el trabajo, nos paramos delante del armario y nos preguntamos, ¿hoy qué me pongo?. Por ejemplo, si tienes comida al salir de currar, te arreglas; si tienes el ánimo por los suelos y hoy no es tu día, cómodo y sin pensar mucho; si tienes una cita, tu outfit de confianza. Todas ellas son decisiones que, sin darnos cuenta, forman parte de nuestra imagen y de lo que proyectamos a los demás. Algo muy parecido pasa con los artistas que escuchamos todas las mañanas en nuestra playlist favorita. Para cada videoclip, evento o aparición pública, van vestidos de cierta manera y eso no es casualidad.

La música hoy en día, se está convirtiendo en algo más que canciones. Los artistas sienten la necesidad de expresar su concepto de la mejor forma posible y eso supone tener una imagen 360º. Por ello, se hace imposible no empezar a hablar de algo que está ocurriendo en el país y que nadie está contando. ¿Por qué nos gusta tanto esa imagen retro de El Madrileño? ¿No habéis notado que Bad Gyal lleva mucho bling-bling últimamente? ¿Rosalía se compra los vestidos ella solita?. Pues sí, el trabajo de los estilistas españoles está empezando a ser muy notable y es algo que los artistas tienen muy presente. Porque tener un buen estilista es tener un tesoro.

En el primer artículo de esta nueva sección, hablamos con Adrián Moonchild, un creativo (por evitar el término artista multidisciplinar) nacido en Madrid que se mueve entre la moda y la música. “Principalmente como estilista pero en general abierto a cualquier proyecto que pueda convertir las ideas en algo palpable”, matiza él mismo.

Actualmente, Adrián se encuentra trabajando mano a mano con Abhir Hathi, cuidando su imagen y dando pasos en la dirección correcta. Pero todos tenemos un inicio, un comienzo que nos ha hecho llegar a ser quienes somos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Moonchild (@adrianmoonchild)

¿Cuáles han sido tus primeros trabajos en la profesión? ¿En qué estas trabajando actualmente?

Siempre he tenido interés por la moda pero fue cuando empecé a trabajar en retail, en una tienda de streetwear, que comencé a realizar los estilismos de la campaña y eventualmente acabé ofreciéndome como asistente para otros estilistas con el objetivo de ganar experiencia. A partir de ahí empezaron a surgir trabajos por mi cuenta en pequeños proyectos para otros artistas. Además de todo el trabajo con Abhir Hathi que acaba de lanzar su álbum ‘Lazos & Nudos’ en el que me ocupo de todos los estilismos, tengo otro asunto muy interesante entre manos pero me temo que no me dejan adelantar nada (risas), aunque eso es siempre buena señal.

 

Hablemos de él. De cómo llegasteis a entablar esa conexión laboral. ¿Cómo empezasteis a trabajar juntos? ¿Qué evolución crees que ha tenido hasta el momento desde que os conocisteis?

El primer trabajo con Abhir fue en 2019 para su video ‘Moneyman’, dirigido por Young Blood y Topo Colectivo (S/O para ellos por abrirme la puerta) y a partir de ahí un buen entendimiento mutuo hizo que acabase formando parte de su team creativo. Ya le había escuchado y jodía con lo que hacía así que para mí fue un golpe de suerte.

Creo que igual que él (Abhir) ha ido refinando su estilo y su forma de soltarlo al público, su estética se ha ido definiendo y ha ido mejorando según hemos crecido juntos. Definitivamente hacemos cosas más atrevidas que al principio en cuanto a siluetas, inspiraciones, etc… y poco a poco he podido ir implantando parte de mi visión acompañándola de sus gustos. A día de hoy creo que Abhir se va pareciendo más a un producto único en el aspecto estético también, por lo menos a nivel nacional y eso va muy acorde con su música. Agradezco estar metido en su proyecto, creo que tiene una proyección real y es algo que estoy disfrutando muchísimo.

 

Coincido contigo, cuando un estilista entra en juego, su papel es fundamental para vestir al artista de forma que este se sienta cómodo y lo que lleva lo integre en él. Sin embargo, a día de hoy mucha gente no conoce exactamente la función de un estilista. En tu opinión, ¿en qué consiste y por qué piensas que es necesaria?

En líneas generales consiste en definir y desarrollar la imagen del cliente pero, si se quiere hacer bien, es un trabajo que envuelve muchos aspectos. En primer lugar hay que analizar a la persona que tienes delante, sus gustos, inspiraciones y su imagen objetivo y partiendo de ese punto crear looks y un imaginario para el artista dentro de los que él se sienta representado y dónde como estilista puedas comunicar tus inquietudes y referencias propias, así como reflejar las tendencias estéticas del momento en el que se esté trabajando. Gestionar cada proyecto de forma individual y atendiendo a la necesidad del producto y al feedback del artista es la forma más correcta de proceder en mi opinión.

Creo que si se quiere lanzar algo de calidad, teniendo en cuenta que vivimos en el mundo de la imagen, donde la mayoría de estímulos nos entran por los ojos y además en una temporada en la que la moda es más accesible, la figura del estilista es clave a la hora de presentar un producto sólido y que dure en el tiempo. Creo que el hecho de que trabajar con un estilista se esté volviendo más frecuente y se considere esencial en cualquier producción ya es una prueba de ello.

Fotografía: @madkidmontes / Delaossa – Videoclip ‘Mil Días’

La imagen, como bien decía al principio, vale más que mil palabras. Es muy importante conocer la fisionomía de la persona a la que se va a vestir para poder realizar un look que resulte cómodo y armónico. Existen infinidad de prendas, patrones colores, formas y texturas y no todas quedan igual a todo el mundo. ¿Cómo empezarías uno de tus looks?

Lo primero es siempre ver a quién tienes delante, suelo empezar con un análisis de las RRSS para ver el estilo de cada persona y pedir referencia de tallas. También hago un pequeño cuestionario de las preferencias de a quién voy a vestir a nivel personal y qué cosas rechaza al 100%. No hay que forzar ninguna prenda si la persona no se va a sentir cómoda y si algo es totalmente necesario hay que saber venderlo. A partir de ahí analizo lo que necesita el proyecto y a recopilar referencias en función de las ideas que me van surgiendo y lo que me imagino que quiero plasmar en ese estilismo, entonces empiezo a buscar a que tengo acceso. El resultado siempre dependerá de esto último pero mi objetivo al final del día es encontrar esa armonía entre lo que a mí me gusta y lo que le gusta al “cliente”. Cuando algo queda y se ve bien y funciona es casi evidente, pero cuando yo estoy tan contento como a gusto y en su salsa se siente la persona es cuando sé que algo está bien hecho de verdad.

 

Una vez hecho el análisis del cliente, es necesario ponerse a buscar las prendas para realizar el trabajo. Hay cantidad de estilistas que no conocen showrooms, marcas o tiendas a las que hablarles para pedirles prendas. ¿A cuáles sueles recurrir tú?

Sin duda la gente con la que tengo un trato personal es con la que más trabajo porque en este mundillo es importante tener a tu gente de confianza con la que compartas visión. No podría nombrarlos a todos pero en general me gusta trabajar con marcas locales, lo veo como un valor añadido que además permite conectar con mucha gente diferente de la que aprender. En España tenemos la suerte de tener muchxs diseñadorxs haciendo las cosas muy bien actualmente como para tener que obsesionarnos con las marcas de fuera que ya consume todo el mundo. Gente como los chicos de Community Service, Vitti Moreno, El Pablo de Sisyphe o Peter Sposito, con los que he trabajado últimamente ponen el listón muy alto.

Recomendaría a cualquier estilista que esté empezando que contacte directamente con las marcas, que se involucre en proyectos y que investigue por su cuenta qué showrooms hay en su ciudad. La gente se sorprendería de lo abiertas que están las marcas a trabajar si la propuesta es válida y hay que mojarse para obtener resultados.

 

Si haces memoria de todos los trabajos que has realizado hasta el momento, ¿qué experiencias, positivas o negativas, destacarías?

No sé si tiene mucho que ver pero una vez subimos al pico del Lanjarón a rodar un atardecer en la nieve, se hacía de noche y teníamos que bajar corriendo antes de que oscureciese porque la nieve se congelaba y tampoco llevábamos linternas. Tuvimos que romper hielo para pasar y llegamos abajo de milagro. No teníamos ni puta idea de lo que hacíamos (risas).

Fotografía: @yungakitaa / Kyne – ‘Querer Bien’

Como estilista, estoy seguro de que tienes en mente alguien a quien siempre hayas querido vestir. Dime un artista con el que te gustaría trabajar, español o internacional, en vida o ya fallecido.

Es una pregunta jodida, hay muchos nombres que me vienen a la cabeza pero te diría que André 3000. Creo que es una persona que nunca se ha limitado a la hora de vestir y lleva siendo un icono toda la vida. Sería un verdadero reto. Basquiat tampoco estaría nada mal, era buen modelo, hasta desfiló para CDG.

 

Justo mencionabas a Basquiat. Él fue un personaje que perteneció a una época gloriosa en cuanto a creatividad de la que se nutrieron muchos firmas, artistas y cantantes que conocemos hoy en día. Si tuvieses que elegir una firma, personaje público o momento histórico que tengas como referencia habitualmente, ¿cuál sería y por qué?

Le tengo mucho cariño y cojo muchas referencias de la época entre el 2000-2008, tanto de la estética como de la música, (hip-hop principalmente) porque es la parte de mi infancia y adolescencia en la que absorbí más información y de manera más orgánica. Además coincide con una de las épocas de las que se están extrayendo las tendencias actualmente así que permite que las ideas con esa inspiración brillen mucho.

 

¿Qué crees que se está haciendo bien y qué se está haciendo mal en la escena española? (Ya sea moda, música…)

Bien que están saliendo propuestas muy interesantes en todos los niveles y con perspectivas muy únicas. Creo que tenemos una cantidad enorme de gente con muy buenas ideas creciendo rápidamente y que tienen proyección global real y eso se nota en la cantidad de artistas que ponen más atención en su vestuario últimamente y lo bien que están respondiendo marcas y estilistas. Se están integrando de forma muy efectiva además elementos de la cultura popular y se está creando una marca de la casa que va cogiendo peso.

Creo que se hacen mal dos cosas principalmente, por un lado someter la moda al famoseo y no dar espacio a gente que todavía se tiene que ganar un nombre para que crezca en un país en el que la industria todavía es pequeña y parece que vivimos pendientes de que nos roben las oportunidades. Por otro lado dar la misma importancia y poner a la misma altura cosas de calidad, bien hechas y trabajadas y cosas hechas sin esfuerzo que sólo llaman la atención “por la gracia”, aquí nos gusta el cachondeo, para qué negarlo, pero a veces se aparta el foco de gente que se verdad lo merece.

 

Por último y ya para despedirnos, agradecerte el haber aceptado esta entrevista, que hayas hablado de tu experiencia y que hayas contribuido a que otras personas aprendan de nuevas formas de currar. Es necesario seguir por el buen camino y para ello, queremos traer a todas aquellas personas que están contribuyendo a que la moda crezca. ¿A quién crees que deberíamos traer próximamente a esta sección?

Adrián Lorca (@iloveyouadriansito) o David (@whiteydad) serían buenos fichajes como estilistas, pero Matthew Henson (@henson), el estilista de A$AP Rocky, sería curioso para conocer su historia.

Fotografía: @madkidmontes / Abhir Hathi – Videoclip ‘A medias verdades’

Análisis, ganas y autocrítica son algunas de las características que definen a Adrián, a quien se le ha presentado la oportunidad, gracias a su buen trabajo, de currar con un artista con tanta proyección como lo es Abhir.

La industria de la comunicación es algo que no deja de evolucionar. El alcance que tenemos tan rápido del contenido en redes hace que nos cansemos rápidamente de las cosas y para mantenerse en lo alto hay que adaptarse y cambiar.

Sobre el Autor / Diego Valiente

Estilista y comunicador, inquieto y creador. No entiendo la musica sin la moda.