Rap en los Grammy: 15 momentos para la historia

578
Música /
Escrito por Julia Álvarez

Una relación de amor-odio. Así podríamos definir la historia que desde hace décadas une al mundo del rap con los premios Grammy, una relación en la que la polémica ha sido siempre fiel protagonista. La Academia ha tenido que convivir históricamente con las acusaciones de racismo que han realizado de manera pública muchos raperos que han criticado también que en los Grammy haya primado siempre lo popular a la calidad. Sombras que se han ido intercalando año tras año con momentos en los que hemos visto brillar a muchos raperos.

Hemos echado la mirada atrás para rescatar algunos de los momentos más destacados que ha vivido el mundo del rap en los Grammy. Del boicot con el que empezó todo, al tremendo cabreo de Ol’ Dirty Bastard al no hacerse Wu Tang Clan con uno de los premios, pasando por la polémica entre Macklemore y Kendrick, los líos de alfombra roja de Nas, las salidas de tono de Kanye West, la limpieza de imagen que hizo Eminem con Elton John o los nombres de los artistas de rap que han hecho historia en estos premios, entre otras cosas memorables.

Recogemos las mayores luces y sombras del rap en los Grammy.

 

BOICOT A LOS GRAMMY

1989 fue un año agridulce para el rap en los Grammy. La Academia decidía incluir dentro de sus categorías la de ‘Mejor Canción de Rap’, primer galardón específico dedicado al género. Un reconocimiento al rap que habría sido todo un triunfo para los raperos de aquel entonces si no fuera por la decisión de la propia Academia de no televisar la entrega de ese galardón, algo que enfadó mucho tanto a artistas como a sellos discográficos, que vieron en ese gesto una forma de menospreciar a todo un género. El galardón se entregó en una gala paralela que se celebró un día antes de la gala principal, un evento al que muchos decidieron no asistir a modo de protesta. Def Jam anunciaba un boicot a los Grammy al que se unieron todos los artistas nominados – DJ Jazzy y The Fresh Prince (Will Smith), Salt-n-Pepa y LL Cool J- excepto Kool Moe Dee y JJ Fad que decidieron hacer acto de presencia en la gala al considerar que no era acertado boicotear a los premios en un momento en el que precisamente se estaba reconociendo la importancia del rap como género. El propio Kool Moe defendió en un momento de la ceremonia que el rap había llegado para quedarse, y así fue. Como dato curioso valga que LL Cool J, quien se sumó a este boicot a los Grammy, acabó presentando la gala de entrega de los mismos durante cinco años consecutivos, de 2012 a 2016. Pese a las desavenencias rap y Grammy acabaron dándose la mano.

El boicot del mundo del rap surtió efecto. Al año siguiente la categoría de ‘Mejor Canción de Rap’ se emitía en televisión en la gala de entrega de los Grammy. Una victoria para todos aquellos que lucharon por impedir que el rap quedara relegado a un segundo plano.

 

EL MONUMENTAL CABREO DE OL’ DIRTY BASTARD AL NO GANAR WU TANG CLAN EL GRAMMY

Que los raperos no han tenido muy buen perder nunca en los premios es un hecho. Una de las pruebas más míticas de ello la dejó Ol’ Dirty Bastard en la ceremonia de entrega de los Grammy de 1998. El artista tenía total seguridad de que su grupo, Wu Tang Clan, se llevaría esa noche a casa el premio a ‘Mejor Álbum de rap’, algo que no ocurrió al recaer el preciado galardón en Puff Daddy. Visiblemente cabreado ante lo que él consideraba una injusticia no dudó en presentarse en el escenario mientras Shawn Colvin recogía su premio a ‘Canción del Año’ para dejar claro a los asistentes la importancia de Wu Tang Clan. Hoy fui a comprarme un traje que me costó mucho dinero porque pensé que Wu-Tang iba a ganar. No sé cómo lo veis, pero cuando se trata de los niños, Wu-Tang es para los niños. Nosotros enseñamos a los niños. Puffy es bueno pero Wu-Tang es el mejor. Quiero que todos sepan que soy ODB y los amo a todos. Paz”. Dicho eso bajó del escenario y el show continuó.

 

LA SIMBÓLICA ACTUACIÓN DE EMINEM CON ELTON JOHN

Son muchas y muy diversas las actuaciones que han tenido lugar en los Grammy, sin embargo cabe destacar la de Eminem y Elton John por el simbolismo que tuvo. En el año 2001, momento en el que se produjo la actuación, Eminem venía de recibir numerosas críticas por la misoginia y homofobia implícita en las letras del que por entonces era su último disco, ‘The Marshall Mathers LP’, nominado en esa edición de los Grammy a ‘Mejor Álbum de Rap’. Un hecho que no gustó a muchos detractores que se personaron a las puertas del recinto donde se celebraba la gala pidiendo que no se le otorgara ningún reconocimiento por sembrar el odio con sus letras. Unas voces críticas que Eminem logró silenciar apareciendo en escena con Elton John para cantar su éxito Stan, canción perteneciente al citado álbum. Elton John se mostró en todo momento encantado de poder hacer ese dueto a pesar de ser consciente de que recibiría muchas críticas. Tal y como afirmó el propio artista, para él era más importante derribar muros entre personas que construirlos. Si pensara que Eminem es odioso no lo haría. Así zanjaba la polémica.

En los mismos términos se pronunció el por aquel entonces presidente de la Academia. “Vemos este momento no sólo como musicalmente significativo, sino también como una oportunidad para ayudar a derribar algunos de los desafortunados muros de división que han construido las letras de Eminem”. Algo que consiguieron con la que se ha convertido con los años en una de las más míticas actuaciones de los Grammy.

 

CARDI B, PRIMERA MUJER SOLISTA EN ALZARSE CON EL PREMIO A MEJOR ÁLBUM DE RAP

La gala de 2019 vivió varios momentos importantes para el género, entre ellos ver como Cardi B se convertía en la primera mujer solista en alzarse con el premio a ‘Mejor Álbum de Rap’. Lo hizo con su disco debut, ‘Invasion of Privacy’, que se alzó vencedor ante los trabajos de Mac Miller, Nipsey Hussle, Pusha T y Travis Scott. Importante destacar el hecho de que fuera en solitario ya que en 1997 otra mujer, Lauryn Hill, se hacía con el galardón, en esa ocasión como miembro de The Fugees.

Incrédula ante el premio que le daban y presa de unos nervios que no la dejaban hablar Cardi B escribía esa noche una página más en la historia del rap y los Grammy.

MACKLEMORE SE DISCULPA CON KENDRICK LAMAR POR HABER GANADO “DE MANERA INMERECIDA” EL GRAMMY A MEJOR ÁLBUM DE RAP

En 2014 la polémica tuvo dos nombres propios: Macklemore y Kendrick Lamar. El primero, junto a Ryan Lewis, se hizo con cuatro galardones en la gala, entre ellos el de ‘Mejor Albúm de Rap’, por encima de Kendrick Lamar, lo que supuso una gran cantidad de críticas hacia los Grammy por primar siempre la opción más popular a la de mayor calidad. Además de Kendrick, que partía como favorito, Macklemore se impuso sobre Jay Z, Kanye West y Drake, lo que avivaba aún más la polémica. Tal fue la revolución que se produjo en su momento que la Academia decidió que el año siguiente el rap quedara de nuevo fuera de los premios televisados, primera vez que ocurría tras haber sido incluidos en 1990, como comentábamos anteriormente.

El revuelo hizo que el propio Macklemore enviara un mensaje a Kendrick Lamar, que incluso hizo público a través de su Instagram, para intentar minimizar la polémica. Te robaron. Quería que tú ganaras, lo merecías. Es raro y apesta que yo te haya robado. Iba a decirlo durante mi discurso, pero empezó a sonar la música y me quedé en blanco. Ya sabes como va esto. Felicidades por este año y por tu música. Te aprecio como artista y como amigo. Mucho amor”.

Hace poco, en entrevista con Talib Kweli el artista dejó caer que quizá su victoria sobre Kendrick se debió a su color de piel, lo que vuelve a poner sobre la mesa el racismo imperante a lo largo de la historia de los Grammy.

‘THIS IS AMERICA’, PRIMER TEMA DE RAP EN ALZARSE CON EL GALARDÓN A CANCIÓN DEL AÑO BAJO LA SOMBRA DE UN CHILDISH GAMBINO AUSENTE EN LA GALA

61 ediciones tardaron los Grammy en reconocer por primera vez a una canción de rap con el premio a Canción del Año. El hito lo conseguía en 2019 Childish Gambino con ‘This is America’, un tema contra el racismo imperante en EEUU que se alzó esa misma noche también con los galardones a ‘Mejor Grabación del año’, ‘Mejor Video’ y ‘Mejor Actuación de Rap’. El artista se negó a actuar en la gala como protesta al tratamiento que la Academia había dado históricamente al hip hop, ignorado en las categorías más importantes. Una oferta que rechazaron también ese mismo año Kendrick Lamar y Drake, otros de los grandes nominados. La ausencia en la gala de Donald Glover fue bastante sonada. Sus colaboradores más cercanos no quisieron confirmar si el artista había decidido no ir a la entrega de premios a modo de protesta, un hecho que todos dimos por sentado. En ocasiones hablan más los gestos que las propias palabras.

 

NAS REVOLUCIONA LA ALFOMBRA ROJA CON LA PALABRA ‘NIGGER’

Ni el sombrero de Pharrell Williams generó tanto revuelo como la camiseta que lució Nas en una de las galas de entrega de los Grammy. La prenda era de lo más sencilla excepto por un detalle que acabó convirtiéndose en motivo de polémica, la palabra que podía leerse en ella era ‘Nigger’. El debate que se generó en torno al término en cuestión llegó a tal punto que al año siguiente la CBS, cadena que emitía la gala, decidió incluir en su advertencia de vestuario el ‘lenguaje ofensivo’.

En realidad Nas estaba anunciando el nombre de un futuro disco que, tras esta y otras polémicas por el mismo tema, vio la luz finalmente sin título.

En una fiesta celebrada tras la gala Nas, intentando zanjar la polémica, afirmaba a un periodista que la palabra en cuestión se aplica a negros, blancos o cualquier persona que haya sido discriminada, una declaración que respaldó Kelis, su esposa en aquel momento, quien acudió a la alfombra roja apoyando a Nas con una chaqueta que portaba la misma palabra.

 

CHANCE THE RAPPER GANA EL PRIMER GRAMMY POR UN ÁLBUM ÍNTEGRAMENTE DIGITAL

Que los tiempos han cambiado en terreno musical es un hecho que quedó patente en 2017 gracias a la figura de Chance The Rapper. El artista ganó en la categoría de ‘Mejor Álbum de Rap’ con una particularidad, su trabajo ‘Coloring Book’ había salido solo en streaming y descarga gratuita. Fue la primera vez en la historia de los Grammy que la música en streaming optaba a un premio y Chance The Rapper supo aprovecharlo. Hasta ese momento el artista no había vendido ni un solo disco al haber centrado su carrera exclusivamente en el streaming. Precisamente ese disco había conseguido ya el hito de ser el primer álbum en streaming en llegar a la lista Billboard.

Además de la alegría de romper barreras, Chance The Rapper se fue a casa con dos galardones más, a ‘Mejor Artista Nuevo’ y ‘Mejor Interpretación de Rap’ por ‘No Problem’.

 

TUPAC PRESENTA A KISS EN UNA GALA CELEBRADA POCOS MESES ANTES DE SER ASESINADO

Nadie se habría imaginado en aquel momento que la aparición en 1996 de Tupac en la gala iba a ser la última del artista en los Grammy y una de sus últimas apariciones públicas antes de su asesinato en septiembre de ese mismo año. Tupac aparecía en escena con un traje impecable criticando que los Grammy fueran siempre un nido de gente bien vestida. “Estamos cansados de eso. Necesitamos algo diferente, algo nuevo. Necesitamos sorprender a la gente, así que sorprendamos a la gente”. Tras el discurso aparecían en escena los miembros de Kiss, lo que supuso una auténtica revolución entre unos asistentes que no esperaban ver el reencuentro del grupo en ese escenario. Un momento de lo más simpático que hoy se ve con cierta nostalgia por el transcurrir de los acontecimientos. Lástima que viéramos a 2Pac en el escenario para entregar premios y nunca para recoger alguno de los 6 a los que fue nominado a lo largo de su corta trayectoria.

 

TYLER, THE CREATOR CRITICA EL RACISMO DE LOS GRAMMY

2020 dejó otro de los momentos más memorables de los Grammy y lo hizo de nuevo a través de una reivindicación, en esta ocasión de manos de Tyler, The Creator. El artista vivió una noche de sentimientos opuestos. La alegría de llevarse a casa el premio a ‘Mejor Álbum de Rap’ se empañaba con el sentimiento del artista ante el tratamiento recibido por parte de la Academia, a la que acusaba de racista. Tras la gala Tyler The Creator soltaba unas declaraciones ante los periodistas que se convirtieron en titulares de todos los periódicos y dieron la vuelta al mundo. “Por un lado estoy agradecido de que lo que he hecho sea reconocido en un mundo como este, pero por otro apesta que cada vez que nosotros, los chicos que se parecen a mí, hacemos algo que se desvía de un género, lo cataloguen siempre como urbano o rap. No me gusta la palabra ‘urbano’. Es solo una forma políticamente correcta de decir la ‘N’ palabra. ¿Por qué no pueden meternos en pop? Tengo sentimientos contrapuestos, siento que el premio es como un cumplido ambiguo: ‘oh, mi primo quiere jugar, vamos a darle el enchufe desconectado para que se calle y se sienta bien”. Nadie nunca pudo definir mejor el sentir de un colectivo. La franqueza de Tyler ayudó a revisar los términos y formas a la hora de otorgar premios. De hecho un año después los Grammy modificaban algunas de sus categorías. La de ‘Mejor Álbum Urbano’ pasaba a llamarse ‘Mejor Álbum de R&B Progresivo’ para intentar reconocer a los discos que incluyen canciones y elementos de producción de rap, dance, pop, country, rock, folk y música alternativa; y la categoría de ‘Mejor Interpretación Rap Cantada pasó a denominarse ‘Mejor Interpretación Rap Melódica’. Unos cambios que no quitan la necesidad de la Academia de dar un vuelco mayor si quiere recuperar un prestigio que ha ido perdiendo por el camino a lo largo de los años.

 

LAS MÚLTIPLES SALIDAS DE TONO DE KANYE WEST

Que Kanye es sinónimo de polémica es algo que no sorprende a propios ni a ajenos, de hecho durante las galas de premios el artista es especialista en robar el protagonismo a otros en los momentos más destacados. Tener a Kanye presente en una gala es tener el corazón en vilo durante todo el evento. En los Grammy ha dejado patente su irreverencia en varias ocasiones. En 2015, cuando Beck recogía el premio a ‘Mejor disco del año’, Kanye West subió al escenario, hizo amago de quitarle el galardón y no dudó en decir al artista que debería entregar ese premio a Beyoncé. Beck, lejos de quejarse por la situación, dijo que Kanye era un genio.

No es el único momento incómodo que han vivido los Grammy con Kanye. En 2009 presentó el premio a ‘Mejor Artista Nuevo’ y, como era de esperar, aprovechó la ocasión para criticar públicamente a la Academia en su propia gala por no haberle incluido a él en su momento dentro de los galardonados en esa categoría.

Quejas vertió también cuando al recibir un premio por parte de la Academia le apresuraron para que terminara su discurso o a través de un video en el que se le ve orinando sobre un Grammy en protesta por los contratos abusivos de las discográficas. Lo de Kanye West y la polémica es un suma y sigue sin fin.

 

50 CENT SE LA LÍA A EVANESCENCE

Nuevo caso de un rapero que no tiene muy buen perder que digamos. En 2009 50 Cent estaba nominado en la categoría de ‘Mejor Artista Nuevo’ junto a otros músicos de la talla de Evanescence, quien finalmente acabó llevándose el premio a casa. Lo hizo con una anécdota que seguramente no esperaba y no pasó desapercibida para nadie. Mientras Amy recogía el premio e intentaba dar su particular discurso, un cabreado 50 Cent subió al escenario para darse un paseo entre el grupo protagonista mientras le captaban las cámaras. El orgullo de 50 Cent ha hecho que no olvide este tema décadas después. Durante la presentación de su estrella en el Paseo de la Fama el artista se quejó de no haber obtenido el premio a mejor artista nuevo añadiendo: “’Mejor Artista Nuevo’, le dieron esa mierda a Evanescence. ¿Puedes encontrar a la jodida Evanescence? No he visto a Evanescence desde esa noche. Lo de asumir y pasar página parece que no es cosa suya.

 

EL RAP, HISTÓRICAMENTE MARGINADO EN LAS GRANDES CATEGORÍAS DE LOS GRAMMY

Si ha habido una reivindicación histórica en los Grammy ha sido que la Academia prestara más atención a una música que siempre ha quedado relegada a un segundo plano. Entre acusaciones del racismo latente en la propia Academia lo cierto es que los grandes artistas del género nunca se llevaron un gramófono. 2Pac, Snoop Dogg, Big Punisher, Notorious Big o NWA son algunos de los grandes exponentes del rap que no fueron reconocidos en estos premios a lo largo de su trayectoria. A ellos se suman Public Enemy, que pese a no haberse llevado ningún premio a lo largo de su carrera, recogieron en 2020 el galardón por su Carrera Artística, toda una vida de éxitos que a tenor de los datos a la Academia le pasó bastante desapercibida hasta ese momento; o Nas, que pese a ser uno de los nombres más míticos ha tenido que esperar hasta 2021 para alzarse con su primer Grammy.

Los grandes premios que se entregan anualmente pocas veces han ido a caer en manos de artistas del mundo del rap. Como comentábamos anteriormente el premio a Canción del Año solo ha ha ido a parar en una ocasión a manos de un rapero, Childish Gambino. Si hablamos del premio a ‘Mejor Álbum’ solo se ha dado a raperos en dos ocasiones, Lauryn Hill por ‘The Miseducation’, disco considerado R&B por los propios Grammy, y a Outkast por ‘Speakerboxx / The Love Below’.

Si nos centramos en otra de las categorías importantes, la de ‘Mejor Artista Nuevo’ (ya sabéis la importancia que le da nuestro querido Kanye a este galardón) tan solo cuatro artistas en toda la historia se han hecho con él. A Chance the Rapper, último en obtenerlo, se unen Macklemore & Ryan Lewis, Lauryn Hill y Arrested Development.

Vistas las estadísticas es normal que dentro del mundo del rap siempre haya existido un sentimiento de menosprecio al género.

 

HOMENAJE A NIPSEY HUSSLE

Sin duda uno de los momentos más emocionantes para el rap en la historia de estos premios. Tras ser asesinado en 2019 los Grammy decidieron rendir tributo a Nipsey Hussel en una gala en la que se le otorgaron dos galardones a título póstumo, uno de ellos por el tema ‘Higher’, en el que participaba junto a DJ Khaled y John Legend. Precisamente ellos dos, junto a Kirk Franklin, Meek Mill, YG y Roddy Ricc fueron los encargados de poner voz a ese instante. Un homenaje en el que se incluyó en el último momento la imagen de Kobe Bryant, fallecido horas antes de la gala en un accidente aéreo, al celebrarse ésta en el Staples Center de los Ángeles, la casa de los Lakers. El tributo terminaba con un sentido Long live Nipsey Hussle, the marathon continues” pronunciado por DJ Khaled que nos dejaba a todos con la nostalgia puesta en el legado de Nipsey y la mirada centrada en el futuro.

Antes de la gala Ken Ehrlich, productor ejecutivo de los Grammy, destacaba la figura de Nipsey por haber dejado una influencia y legado que sobrevivirá en muchas generaciones. “Nos sentimos honrados de haber reunido a este increíble grupo de artistas para celebrar la vida de Nipsey y rendir tributo a sus muchas contribuciones a la música”. Un homenaje tremendamente merecido que queda ya para la historia.

 

JAY Z, EL RAPERO CON MÁS PREMIOS GRAMMY

80 nominaciones y 22 premios Grammy. Son los números que acreditan a Jay Z como el rapero con mayor número de premios Grammy de la historia y uno de los artistas de todos los géneros que más galardones tienen en su haber. El primero de ellos se lo llevaba en 1998 con ‘Vol.2…Hard Knock Life’. Pese a todos los premios que aglutina ninguno de ellos se enmarca dentro de las categorías más importantes de estos galardones.

Entre todos los reconocimientos que se ha llevado a casa destacar que en 2005 fue galardonado con el ‘The Recording Academy Honor’ junto a grandes artistas de otros géneros.

Tras la sombra de Jay Z se encuentra Kanye West, con 70 nominaciones y 21 premios Grammy. El primero de ellos a ‘Mejor Álbum de Rap’ por ‘The College Dropout’. Como ocurriera con Jay Z, ninguno de los galardones corresponden a las categorías más importantes de los premios, datos que hablan por sí mismos.

Avatar
Sobre el Autor / Julia Álvarez

Periodista. Un alma hecha de historias. La música me ayuda a ponerles banda sonora.