RECYCLED J CAPITALIZA EL AMOR DE VERANO

Tras su último junte con Natos y Waor, el de Carabanchel reclama atención en solitario con nueva referencia.

La sonrisa de un artista orgulloso de su trabajo es una de las cosas más puras que se pueden encontrar. “Ahora mismo va por el millón setecientas mil reproducciones, en nada llegará a los dos millones” comenta Recycled J cuando se le pregunta por el recibimiento de Sad Summer’, su nuevo EP. “Mira aquí, 2.600 personas escuchando” dice sonriendo mientras su cara muestra una emoción sincera.

Este nuevo título no solo ha destacado por el sonido del que se hablará más tarde, también lo ha hecho por la falta de información antes de la salida. “Al final es algo que me apetecía sacar por sorpresa, sin hacer mucho marketing y de forma desenfadada y al final cuando lo haces de esa forma la gente lo recibe de esa misma manera”, explica. El viernes 24, con este modus operandi, salía una obra de cinco temas con una concepción clara y definida, pero sin focos ni alfombras.

A pesar de la ausencia de promoción todo ha ido de la mejor forma posible, tanto cualitativa como cuantitativamente. “La acogida ha ido muy bien”, gracias a un concepto temático concreto pero complejo, centrado en los contrastes ambientales y una calidad productiva que no puede dejar indiferente a nadie. La gracia también era que el single de ‘40 Noches’ contara toda la historia y luego el día siguiente ir contando como capítulos más centrados en la historia de la pareja”, desarrolla y pormenoriza su estructura.

TRISTEZA Y ESPERANZA EN EL EQUINOCCIO

El nombre del EP anticipa todo lo anterior de alguna manera. La mezcla entre la felicidad por lo vivido y la tristeza por lo acabado, tiene mucho que ver con el ambiente sonoro que busca Jorge en ‘Sad Summer’. “El sonido por un lado tiene una parte happy, pero la temática es triste”, dice. Al final la idea esa y partiendo de la base que todos los finales de verano son tristes y te deja esa añoranza”, también empiezan un ciclo y esto sirve como “un punto de inflexiónpara él como artista.

 “Quería jugar con esa dualidad de mezclar los dos mundos (…) Un sonido más pop, más cercano a todo eso que no es algo oscuro, con letras más introspectivas”, explica para que entender mejor la elección de un título que le viene que ni pintado.  Hasta la elección de la fecha de salida tiene su lógica, un 24 de septiembre muy equinoccial. Barras, pensálas.

En cuanto a su temática, el amor siempre ha sido central en la vida artística de Recycled J, y en ‘Sad Summer’ se suma a un storytelling presente en todo el trabajo. Empezando con ’40 noches’ que resume una historia de amor estival, el resto de la lista es un capitulo de la misma que muestra el romanticismo desde una cara distinta. “Yo creo que el amor tiene muchas caras y muchos enfoques distintos (…) creo que amor es todo lo que remueve y crea un sentimiento”, reflexiona.

AMOR, PA’ LO BUENO Y PA’ LO MALO

“Cada tema es distinto: ‘A tu lao’ habla de un éxito que no puedo celebrar con esa persona y de esa distancia, ‘Sabe a chicle’ es un amor más de aquí y ahora, de atracción física. En ‘40 noches’ hablo precisamente de una balanza y tiene un poco ese rollo del amor-odio que también es un sentimiento muy importante en las relaciones. Banksy’ trata de esa añoranza porque se ha ido y en ‘Triste’ no hablo tanto de amor, pero dentro de las comparativas que buscaba hablo también de algún tipo”. Cuando se le pregunta sobre el corazón de este trabajo corto no puede dejar de contar todos los detalles. Sin casi pausa, se nota esa emoción y orgullo de la que se habla al principio.

Otra de las muestras de este sentimiento podría ser la presencia de Selecta. Con el productor mantiene una relación platónica desde que contactaran en el 2017 y se enamoraran artísticamente. Llevamos trabajando cuatro años, nos conocemos bien y nos compenetramos”. Él es una gran inspiración para Jorge y fue uno de los impulsos necesarios para que se creara ‘Sad Summer. “Todo empezó por el tema de ’40 noches’ que era suyo y cuando yo ya tenía clara la idea que quería hacer un EP y necesitaba hacer dos temas más hable con él”. 

Desde su ‘reciclaje’, Selecta es el hombre al que llama cuando quiere experimentar. Viniendo de la música electrónica, cuando busca un sonido “más Funky, más electrónico” lo hace con él. En ‘Oro Rosa’ a través de CLUB33, en ‘City Pop’ ya como productor solitario, y ahora en los cortes ’40 noches’, ‘Triste’ y ‘Bansky’. Larga vida a esta amistad que ha dado himnos a miles de personas en este país.

Tekilas es el otro gran colaborar del disco. Conociéndose también desde hace años, con el del colectivo Banana Bahía Music tenía una deuda pendiente. “Teníamos un tema que veíamos que no iba a salir y dije lo metemos en este trabajo”, confiesa. Solo enseñándole el estribillo a través de un mensaje de Whatsapp fue suficiente para que se montara en el carro. “Me lo escribí así del tirón y quisimos buscar ese sonido de guitarras, pop y trap americano, esa wave que está ahora estilándose mucho.”

SIN MIEDO A LAS COMPARACIONES

Colaboraciones surgidas más del alma que de los números para una obra que sale directamente de la ansiedad creativa de Recycled. Los nombres que se han dicho anteriormente son viejos conocidos y con los que conecta, más allá de la importancia de sus nombres en el panorama. “Yo prefiero colaborar con alguien que me guste lo que haga y que el proyecto musical sea interesante, a hacerlo con alguien muy conocido y que no me guste, porque creo que eso luego es más vacío”, afirma contundentemente.

Esta complicidad es importantísima para un Jorge que tiende a rodearse de aquellos que le hacen sentir cómodo. Aunque “hay momentos y momentos”, no importa quien seas y si hay química tendrás un amigo hasta los restos. Para prueba, el trinomio que hace con Natos y Waor, con quienes ha compartido toda una vida y proyectos. ‘Hijos de la Ruina’ puede ser sin duda uno de los más importantes y, como todo el mundo sabe, salió en abril de este mismo año.

Este álbum ha sido histórico por muchas cosas. El regreso de un grupo que marcó a toda una generación en España, y puede que su despedida, es algo difícil de superar, pero la valentía es uno de los aspectos más importantes en la carrera de nuestro artista. Cualquier inconsciente, en el que se incluyó quien escribe esto, podría decir que la resaca del ‘Volumen 3’ sería un condicionante para sus siguientes entregas, pero vivir en el pasado es de cobardes.

“Después de Hijos de la Ruina que fue en abril, yo saqué ‘Maravilla’ y ‘Sangre Fría’ y fueron bien”, defiende cuando este entrevistador se equivoca en las presuposiciones. Lejos de seguir en la misma línea de hits como ‘Sudores Fríos’, en ‘Sad Summer’ Jorge sentía la necesidad “de enseñar ese lado más romanticón y más pop”, que es lo que le “apetecía”. Diferentes sonidos entre los dos trabajos, pero con un mismo objetivo: “Que la gente escuchase mi cacho y dijese ‘uff que cabrón’”.

HACE LO QUE LE DA LA GANA, Y NO ES BAD BUNNY

Y es que en definitiva eso es lo que es Recycled J, un giro de guion constante a voluntad del protagonista. Desde que dejó atrás al Cool que algunos insensatos reclaman, comenzó un camino en la primera línea del cambio. Cuando el rapero solo podía rapear y vestir ancho, él abrió paso a muchos que se debían más a la experimentación que a otra cosa. “Siempre va a haber una etiqueta como para intentar diferenciar lo que es nuevo y yo creo que siempre he intentado luchar contra esas barreras”, comenta con seriedad.

Con esta idea ha ido saltando entre géneros y ambientes según el cuerpo le pedía. Del rap underground a la faceta más pop que ostenta actualmente, pasando por el trap, cada paso ha recibido unos palos que no consiguieron pararle. Hablando de hoy y no de mañana, ‘Sad Summer’ es según sus palabras “es lo que mejor suena de todo lo que he sacado, es una manera de enseñar esa faceta pop mía, más asentada y más trabajada”.

Del futuro dios dirá, pero lo que deja claro es que “hay Recycled para rato”. Con proyectos por delante que no quiere desvelar, pero en los que insiste que van a gustar a cualquier fan, una frase de despedida entre risas acaba con todas las preguntas: “Todavía no me voy a cambiar el nombre otra vez…”.

 

Texto: Álvaro Moreno

Fotografías: @Souloneryounger