Samuel O’Kane: “Mi miedo es ser una sombra de lo que he perseguido”

203
Música /

Llega un momento en la vida de la mayoría en el que tienes que arriesgar algo para conseguir tus objetivos. Ya sea en el amor, en los estudios o en el trabajo, la vida está hecha para hacer sacrificios con la intención de avanzar. Eso si, en el momento que empiezas, tienes que llegar hasta el final. El protagonista de hoy, Samuel O’Kane, sabe lo que es poner toda la carne en el asador para triunfar. Tras su reciente incorporación a VEVO, el artista afincado en Barcelona trabaja a destajo para mantener el ritmo e, incluso, superarlo. En esta ocasión, nos olvidamos de su voz y nos centramos en lo que no suele contar entre entrevistas musicales y derivados.

Pregunta. ¿Cuál es el don que le gustaría poseer?

Respuesta. Sin duda el teletransporte. Me apasiona viajar y odio las esperas.

P. ¿Cuál es su película favorita y por qué?

R. Quizás “American Gangster” (2007 – Ridley Scott). Es una buena metáfora de cómo aprovechar un golpe de suerte, llegar a ser alguien y acabar jodiéndola. Nuevos empresarios, vida rápida.

P. Un recuerdo que le haya marcado, para bien o para mal, de su infancia

R. La primera vez que recuerdo escuchar a mi madre cantar Whitney Houston.

P. ¿Cuál es su definición de éxito?

R. Ser feliz con el objetivo que tengas en la vida.

P. ¿Se considera feliz?

R. Todos tenemos malos momentos pero la vida sonríe. Si, me considero feliz.

P. ¿Cuál cree que es su misión en la vida?

R. Demostrarme a mi mismo que se puede si se quiere.

interior-samuel

P. ¿Con quién le gustaría naufragar en una isla?

R. Con Jimmy Fallon. Seria muy ameno, ¿no?

P. ¿Qué no haría ni por todo el dinero del mundo?

R. Dejar de ser quien soy.

P. ¿Cuándo miente?

R. ¿Mentir?

P. ¿Qué no perdonaría?

R. Una traición. A mi, si me la juegan, no hay marcha atrás.

P. ¿Cuál es su gran miedo?

R. El levantarme una mañana y darme cuenta de que solo soy una sombra de lo que he perseguido.

P. ¿Cuándo y dónde fue más feliz?

R. El 27 de agosto de 2010 por muchos motivos. Es uno de mis tatuajes.