Tutto Vale: “Supongo que soy muy feliz, pero a ratos”

1.2k
Música /

En una sociedad donde las redes sociales se convierten en, prácticamente, la única forma de comunicarse con el resto de personas, encontramos a alguien que decidió abandonar Twitter o que hasta hace dos días no tenía smartphoneTutto Vale está tocado por una varita mágica que le ha convertido en uno de los artistas más respetados del panorama, por su música, pero también por su personalidad. Miembro del colectivo La Bohème se aprovechó, indirectamente, del boom vivido por el grupo para entrar en el top nacional casi sin despeinarse. Cuando terminéis de leer el cuestionario, no olvidéis disfrutar de Tutto en “Avant Garde”su última referencia con Sule B Alberto Rock.

Pregunta. ¿Cuál es el don que le gustaría poseer?

Respuesta. Uno de los dones que me gustaría poseer a parte del de la ubicuidad, y que ya creo poseer, es el de la empatía. Ponerte en los zapatos de los demás hace todo mucho más fácil. Somos todos iguales, pero cada uno a su manera y nuestro subtexto vital no se deja ver en la superficie. Si no eres capaz de percibir esas entretelas de la psique, no serás capaz de entender los actos que tienen lugar precisamente en esa superficie.

P. ¿Cuál es su película favorita y por qué?

R. Una de mis películas favoritas es “El club de la lucha” (David Fincher – 1990). Me representa mucho la bipolaridad del personaje que encarna Edward Norton. Se deja caer hacia su propio abismo después de haber vivido confortablemente en una sociedad deshumanizada y malcriada por la publicidad, la cual llena nuestros armarios con nombres y apellidos de otros y nos genera necesidades que en realidad no lo son. Se que algún día yo también necesitaré ese tipo de retiro hacía algo mucho más sencillo y visceral en todos los aspectos. Volveré a mi punto cero.

P. Un recuerdo que le haya marcado, para bien o para mal, de su infancia

R. Soy el pequeño de seis hermanos. Vengo de un clan familiar muy numeroso. En mi casa llegamos a vivir hasta once personas a la vez. Esto me marcó bastante de cara a muchos aspectos que se han acabado reflejando en mi madurez. El concepto que tengo de la propiedad, de la solidaridad, de la conformidad con lo que cae dentro del plato de comida y de un largo etcétera de valores ligados a esa vida tan en colectividad son todas las conclusiones que me dejó la infancia. Aunque la más importante de todas es que nunca se me puede olvidar que fui un niño.

P. ¿Cuál es su definición de éxito?

R. Hacer lo que te gusta lo más libremente que te sea posible y llegar a casa con la conciencia tranquila. Si para tener éxito te tienes que traicionar a ti mismo estás bien jodido.

P. ¿Se considera feliz?

R. La felicidad es un estado de enajenación mental transitorio y dura lo que duran las cosas bonitas que tiene la vida, las cuales son muchas. Supongo que soy muy feliz pero a ratos como todos.

P. ¿Cuál cree que es su misión en la vida?

R. Educar a mis futuros hijos/as como me educaron mis padres a mi. Cuidar con todo de la gente a la que quiero y joder vilmente todo lo que odio. Esto último me va a llevar más tiempo.

tutto-vale-dos

P. ¿Con quién le gustaría naufragar en una isla?

R. Con ella. Además tengo la certeza de que allí seríamos muy felices sin gente alrededor. Si alguien más naufragara en nuestra isla lo metería en un caldero y haría un buen guiso con él.

P. ¿Qué no haría ni por todo el dinero del mundo?

R. Me tendría que ver en esa situación.

P. ¿Cuándo miente?

R. Cuando la verdad es demasiado grande para el que la tiene que escuchar. Solo le miento a la gente que me importa y precisamente porque me importa. A la gente que me da igual se lo digo todo bien clarito. La verdad también miente pero esto que quede entre tu y yo

P. ¿Qué no perdonaría?

R. Perdonaría todo o nada dependiendo del vínculo que me uniera a la persona a perdonar. Aún así, lo difícil para mi siempre fue olvidar.

P. ¿Cuál es su gran miedo?

R. Que algún día ella me deje de querer.

P. ¿Cuándo y dónde fue más feliz?

R. Desde que dejé la vida que llevaba en Mancha Golfa para independizarme con mi gitana en Madrid soy muy feliz. Ahora vivo de la música y no hablo de rap. Ver tu trabajo a diario en los principales medios de comunicación es muy reconfortante. Están siendo mis mejores años.