Villano Antillano: La artista que da voz a la importancia de abrazarse a uno mismo

Despunta en el panorama musical internacional a través de la Bizarrap Music Session. En ella recuerda que hay que ir más allá de cualquier género, hasta del musical.

Ser tu verdadero ‘yo’ debería de tratarse de un mantra para todos, aunque haya quienes lo consideren un acto egoísta, nos tendría que dar igual que nos categoricen como un villanxs por apostar por aquello que deseamos o somos. La artista Villano Antillano es un ejemplo y representante de ello, “tuve que tomar unas decisiones que eran por mi bienestar, y quizás estas podrían ser vistas por algunas personas como acciones egoístas. Sin embargo, cuando algunas personas decidimos vivir en nuestra verdad nos alejamos de aquellas cosas y personas que no nos están permitiendo ser auténticas y esto muchas veces se ve como algo malo”, comenta Villano Antillano para Fleek.

Este pensamiento tan necesario le dio el pseudónimo con el que hoy es conocida, “tomé la decisión de ponerme a mi primera. Además, siendo un poco cínica ya que me estaban diciendo que soy la mala o la villana de la historia, pues dije: ‘Me voy a poner este nombre’. Además, es también un juego de palabras dado que yo soy rapera y me gusta que las cosas rimen. En definitiva, siento que esto que transmite el nombre es algo importante y así soy yo, fue como una ironía muy mía”.

El estilo de la Villano está marcado por su arrolladora personalidad, así como por unas líricas cargadas de reivindicación y feminismo. Asimismo, se puede sentir en sus canciones la influencia de sus tierras de origen, ya sea en los ritmos o términos. “El reggaetón siempre va a ser parte de mis raíces como ser humano, porque la cuna de este género es Puerto Rico y realmente forma parte de mi vida. Aun así, tengo un montón de otras influencias y de muchos otros géneros que he insertado en mi narrativa”, explica Antillano.

Por otro lado, comenta que sus principales referentes son Nicki Minaj y Ivy Queen, de la primera destaca su capacidad para “escribir versos complejos y hacer cosas que solamente ella puede hacer. Siento que también es muy onomatopéyica y es algo que como que yo también empleo. Pero más allá de Minaj está Ivy Queen, dejó mucha huella en mí como persona y artista. Ella es puertorriqueña y era la única mujer en su momento dentro del género, abrió camino y fue esa presencia con la que yo me pude identificar como mujer desde muy pequeñita. Cuando niña, con Ivy me proyectaba, me veía en ella y eso creo que me paso tanto a mí como a mucha gente de mi comunidad. No solamente fue una voz para las mujeres cis, era un grito para la comunidad queer.

Sus temas expresan muchas realidades y experiencias que vive el colectivo LGTBI+, desde insultos hasta acciones peyorativas. Por este motivo, la Villano Antillano utiliza el altavoz que tiene para visibilizar e iniciar una reflexión, además de reconfortar a aquellas personas que se sienten reflejadas. “Nadie te prepara para vivir estas experiencias ni te lo pueden explicar, solo las personas que lo vivimos. Aun así creo que el mero hecho de yo estar llegando a donde estoy llegando puede dar un mensaje a muchos niños o niñas de esperanza. Yo tuve ese sentimiento de adulta viendo muchas experiencias distintas, pero particularmente la historia de Cristina ‘La Veneno’ me cambió la vida. Fue la primera vez que realmente vi un personaje impactante y aprendí de una persona que realmente existió. Su historia resonaba tanto conmigo que es increíble lo ‘cataclísmico’ que fue eso para mí, siento que fue un antes y un después en mi vida. Entendí que quería hacer y que no me atrevía hacer, además, me impulse para entender que yo puedo hacerlo. Por este motivo, si yo logro hacerlo también pueden todas las chicas trans, sé que pueden ser exitosas y ocupar un espacio en el cambio”, reflexiona Antillano.

Su mayor éxito musical actualmente está siendo de la mano del argentino Bizarrap, juntos presentaron hace unas semanas la Session #51, donde se escucha a una explosiva Villana. “Todo el tema fue surgiendo a la marcha y de manera muy colaborativa. Hablamos cuando fuimos al estudio, ahí le comenté sobre mi amor a la música house y electrónica. Esto fue algo que teníamos en común y por ahí nos fuimos, decidimos hacer algo más dance. Aunque en la segunda parte pensamos poner algo más lento, ya que necesitamos darle a la gente un momento de ‘liriqueo’ porque a fin de cuentas por esto se me consume”. 

Sin duda, está siendo una de las canciones que más movimiento está causando tanto en números como en polémicas. No obstante, se trata de todo un paso para la comunidad LGTBI+, “me siento muy contenta y orgullosa, pero sobre todo, me siento agradecida con toda la gente que es como yo y de mi comunidad. Ellos me han ayudado a estar donde estoy y me conmueve mucho, porque estamos viviendo un momento en el que hay mucha represión desde distintos puntos. Es bien curioso vivir esto y a la misma vez estar en uno de los momentos más liberadores que hemos tenido en la historia para las personas trans y las personas queer. La generación que está subiendo ya va más allá de eso porque pueden entender que el éxito y el talento no tienen género. Asimismo, el feminismo ha ayudado también a entender un montón de cosas y me siento muy agradecida de que yo pueda ser quizá evidencia de todo esto”.

Su primer proyecto musical visible en Spotify y Youtube es el EP ‘Tiranía’, disco muy personal en el que conectas con una Villana que se estaba construyendo a sí misma. “En este disco estaba empezando a hacer música, ahora se puede apreciar esa trayectoria y ver cómo he crecido. No solo me he convertido en otra persona, soy otra manifestación de mi ser que también ha aprendido de producción y de mil cosas que me gustan. Cuando escribí ‘Tiranía’ tenía 19 años, estaba en una etapa caótica y en ese cambio de adolescente a persona adulta. En el EP capture todo lo que estaba viviendo, es un proyecto muy personal, muy mío. No lo hice con el interés de explicar nada, más bien era como decir: “Esto está aquí y le resonará a quien le resuene”.

Mientras que su segundo EP titulado ‘Ketaprincesa’ aborda una introducción en el mundo de la noche y las sustancias, una Villana más adulta que a través de los psicodélicos empieza a saber deconstruirse para explorar su identidad de género. “En este periodo fue la primera vez que me presenté como femenina y empecé a hacer música para mover, sonidos que tú escuchas para salir, para vivírtela y que no sea tan reflexiva, que fuera activa”.

Junto a estos dos trabajos está el álbum colaborativo ‘Hembrismo’, disco en el que participa Villana junto a otras exponentes femeninas: Paopao, La Gabi, Aria Vega y Cami da baby. En él escuchamos canciones llenas de power femenino cuyas letras empoderan y visibilizan temas tabú, los cuales no suelen ser abordados por mujeres en esta industria. Sin embargo, la Villano se caracteriza por su capacidad a la hora de componer temas que expresan y visibilizan este tipo de temáticas. “Te sorprendería la cantidad de veces que me paran nenas en la calle y me dicen que les he ayudado a ser más ellas, a explorar su sexualidad y a atreverse más. Creo que simplemente al ser yo una figura femenina que se proyecta de esta manera a la gente les choca, pero puede ayudar a saber que no tenemos que vivir con miedo, ese que yo he vivido toda mi vida. Podemos ser una mujer fuerte con una opinión. Pero considero que aun hay un tabú muy grande en torno a lo que concierne a la mujer, existen muchas limitaciones sobre las cosas que podemos hacer o no. Entonces ver una mujer que de verdad no le importa nada de eso, creo que a la gente le toca y puede ser revolucionario”, comenta la artista. Sin duda, esta es una de sus señas de identidad aunque como complementa la Villana: “Siento que mi identidad es como una interseccionalidad bien grande. Soy artista, soy trapera, soy trans… Con una autenticidad tan mía que no la hay más nadie, y no voy a tratar de esconderlo, ni taparlo. Voy a ser lo que soy y si tú no puedes con ello, ahí tienes la puerta”.

En ‘Vocales’, último tema lanzado antes de la colaboración con Bizarrap, la rapera recuerda que tú tomas tus propias decisiones. Barra que busca rememorar que no podemos vivir siguiendo aquello que esperan de nosotros ni podemos gustarle a todo el mundo. La Villana aborda esta idea cuando habla de una de sus primeras canciones: ‘Inmersión’. “Yo sé que hay gente que no le importa cuán excelente yo sea, no van a creer en mí y no les va a gustar lo que yo hago ni quién soy. Pero ante esto no me hago pequeña, sino que me libero voy a hacer cosas más creativas para aquellas personas que sí les gusta lo que yo hago”.

La Villano Antillano se levanta como una de las artistas emergentes más potentes de Puerto Rico, con sus canciones busca seguir rompiendo barreras y abrazándose a sí misma. Recordando, como dijo en ‘Pájara’, aquello de “nadie me comprende y no les corresponde”. Sin duda, nos encontramos ante una rapera que no dejará indiferente a nadie.

Texto: Esther Gallego

Imágenes: Lautaro Furiolo