Ambición y persistencia, las armas de CJ para sobrevivir al momento

Hablamos con CJ, un artista que nos puso a todos a bailar durante una pandemia.

El mundo de la música es uno de esos ámbitos donde es difícil dar con la tecla exacta que convierta lo que uno hace en todo un éxito. Hay artistas que, tras entrar en la industria de la música, tardan años en conseguirlo, están los que abandonan el camino sin lograr alzar sus temas a la cima y otros a los que la suerte les acompaña prácticamente desde sus primeros pasos. Es el caso de CJ, un artista de raíces puertorriqueñas nacido en Staten Island que a sus 24 años ha conseguido dar un paso más en ese ambicioso sueño que tiene desde niño de poner su nombre bien alto en el mundo de la música.

Lo hizo dando la vuelta al mundo con ‘Whoopty’, un tema que a día de hoy acumula casi 470 millones de escuchas en Spotify y supera los 300 millones de reproducciones en Youtube, unos datos de vértigo que han hecho que sea certificada con el doble platino por la RIAA, un hito que posiblemente CJ no se aventuró a imaginar en el verano de 2020, cuando su tema comenzaba a viralizarse gracias entre otras plataformas a TikTok. Con sampleo de Sanam Re de Arijit Singh, y claro guiño a Bollywood, el tema es un buen ejemplo de la energía y sencillez de la que hace gala siempre Chris Soriano.

Sin embargo, y pese a la fuerza que ha tenido la canción a la hora de impulsar su carrera, no todo en la vida de CJ es ‘Whoopty’. Tras el estallido inicial el artista se ha propuesto no bajar el ritmo de cara al futuro. Hace gala de una ambición que le hace verse en años como uno de los mejores, un sueño por el que lleva luchando desde que era niño. “He estado haciendo música desde que era joven, llevo practicando desde que tenía once o doce años, por lo que una vez que tuve la oportunidad sentí que no sería solo momentánea, va a serlo para siempre. Hablo de ser considerado uno de los grandes, estoy trabajando para ello”.

Para llegar a conseguir esa meta el artista daba hace poco un nuevo paso en su carrera. Con la publicación de su primer EP, ‘Loyalty over Royalty’, un trabajo donde reina el drill, CJ ha querido dejar constancia de que su intención es seguir creciendo. Algo que promete demostrar en los nuevos proyectos en los que está trabajando.

“Una vez que tuve la oportunidad sentí que no sería solo momentánea, va a serlo para siempre. Hablo de ser considerado uno de los grandes, estoy trabajando para ello” 

Tan solo 9 meses después de entrar en la industria musical CJ confesaba a Billboard que dentro de esta industria hay mucho buitre, una sensación que se ha podido ver agrandada por la vorágine en la que se vio envuelto tras publicar ‘Whoopty’, un éxito viral que cuenta con sus correspondientes remixes latinos, junto a Anuel AA y Ozuna, y neoyorquino, con French Montana y Rowdy Rebel. “En la industria de la música comencé realmente el año pasado, cuando mi single comenzó a explotar. Mucha gente cree que es todo brillo y glamour, pero no conocen lo que hay detrás de las cámaras, y en realidad tienes que trabajar más duro ahora que estás en la industria, mucha gente no sabe eso”.

Hablamos con CJ, un artista que siempre fue muy hip hop, que ha triunfado con el drill y que promete darnos nuevos sonidos de cara a un futuro. Un tipo que, en un corto periodo de tiempo se ha ganado la admiración de artistas de la talla de French Montana o Busta Rhymes, que nos puso a todos a bailar durante una pandemia y un año después sigue obteniendo reconocimientos.

HIP HOP Y STATEN ISLAND, LAS HUELLAS DE UNA VIDA MARCADA POR LA MÚSICA

No perder nunca de vista nuestras raíces puede que sea uno de los bienes más preciados que podemos conservar en la vida. CJ es consciente de ello, por eso se enorgullece cada vez que recuerda como su madre, lejos de ver la música como un divertimento con el que perder el tiempo, le ayudó a impulsar su carrera, a hacer frente de manera decidida a su sueño y luchar por la música como forma de vida. Lo hizo desde Staten Island, ese distrito de New York del que salieron los míticos Wu Tang Clan, el primer y último gran torbellino rapero que nos llegaba desde la isla, un lugar en el que a pesar de todo, y gracias a todo, CJ respiró desde pequeño la inspiración que necesitaba. Crecer en Staten Island me ha formado como rapero, crecer allí me mantuvo enfocado. Desde que era joven siempre quise entrar en la industria. Me encantó crecer escuchando a artistas como 50 Cent, Wu Tang Clan o Lil Wayne, fueron una gran influencia para mí ya que he querido hacer música desde que era joven”.

Lejos de lo que ocurre en España, que el rap en radio está prácticamente vetado, para CJ, como para muchos otros jóvenes estadounidenses, la radio se convirtió en un medio muy importante a la hora de enamorarse del género. Siempre he escuchado mucho la radio, y ahí ponían mucha música de New York. Artistas como 50 Cent, Jay Z, Nas, principalmente. Fue precisamente escuchando a uno de ellos, a 50 Cent y su ‘In Da Club’, cuando CJ supo exactamente de qué manera quería enfocar su carrera, CJ quería hacer algo como lo que transmitía esa canción. Desde entonces, y pese a los giros que ha ido dando en terreno musical, nada ni nadie ha logrado detenerle.

Asegura que sus objetivos actuales sonasegurarme de que todo el mundo a mi alrededor esté bien, que mi familia esté bien situada”. Una familia por la que da todo y a la que tiene siempre presente ya que reconoce que son personas que han estado apoyándole siempre sin esperar nada a cambio. “Ahora que estoy en una situación en la que puedo permitirme apoyarlos es lo justo”.

Un apoyo que, en terreno musical, él está recibiendo de grandes nombres de la escena como French Montana o Busta Rhymes, algo que CJ no se cansa de agradecer. “Es una locura estar trabajando con ellos. Yo crecí viendo como despegaban como artistas. Fui fan de Bustha Rhymes cuando era un niño, de adolescente era fan de French Montana, viendo como subía. Era a lo que yo aspiraba, y tener la oportunidad de trabajar con ellos es una bendición. Me encanta porque cuando nos juntamos siempre hay afecto, la energía siempre está presente.

“Conocí a Bad Bunny en Miami y no podía creer que supiera quién era yo. Tan pronto como me vio gritó ‘Whoopty’ y yo me quedé pensando ‘qué demonios

A la espera de que llegue o no ese momento, hemos querido preguntar a CJ por una de las expresiones que más ha llamado la atención a la gente de ‘Whoopty’, tanto que el artista no ha dudado en utilizarla en posteriores temas. Me refiero, como no podía ser de otro modo, al “blue cheese”. Mucha gente pensó que con esa frase me estaba refiriendo al ‘blue cheese’ como aderezo, pero en New York, de donde yo soy, con blue cheese nos referimos al billete de cien dólares, que tienen en medio como una franja azul. En vez de decir un billete de cien, le llamamos blue cheese. Cuando digo que soy adicto al ‘blue cheese’ me estoy refiriendo a que soy adicto al dinero.

LEALTAD POR ENCIMA DE TODO, MIRANDO AL FUTURO CON MÁXIMA AMBICIÓN

Que los caminos de la lealtad son siempre rectos es algo que CJ ha ido aprendiendo con el paso de los años. El artista es consciente de que la lealtad es algo que se demuestra con hechos, algo que no se gana en un instante, una cualidad que el de Staten Island pone desde bien pequeño por encima de todo. La importancia que le da es tal que su primer EP se titula ‘Loyalty over Royalty’, toda una declaración de intenciones que nos llegaba en forma de drill. La lealtad significa todo para mí. Algunas personas tienen diferentes definiciones de la palabra, pero desde que era joven he sentido que la lealtad era todo. Mucha gente piensa que el dinero lo es todo, ya sabes, trae cosas bonitas, la gente vive por ello. Pero si no tienes gente genuina a tu alrededor todo eso no significa nada“. Una lealtad que no se queda solo en su vida personal, el artista la extrapola también al mundo de los negocios, por eso al ser preguntado por si da la misma importancia a la lealtad en el mundo del business, el artista sentencia con un contundente “cien por cien”.

La proyección de ‘Whoopty’ fue tan fuerte durante el pasado año que numerosos artistas de todo el mundo se dejaron seducir por el tema, hasta tal punto que algunos de ellos como Ozuna y Anuel AA, quienes por aquel entonces acababan de publicar su álbum conjunto ‘Los Dioses’, no dudaron en ponerse en contacto con CJ con el deseo de dejar su huella en ‘Whoopty’. En poco tiempo Ozuna estaba mandándole varias grabaciones, de las que eligió una, y poco después se publicaba el remix, algo que no sorprendía en exceso a aquellos seguidores que conocían el origen puertorriqueño de CJ y el interés que el artista ha mostrado desde su inicio por la música latina, géneros que le solía poner su madre en casa desde pequeño. “Ozuna y Anuel eran fanáticos de ‘Whoopty’, se acercaron a mí y a mi equipo porque querían trabajar conmigo, y no podía dejar pasar esa oportunidad, son unos de los artistas latinos más grandes en todo el mundo en este momento. Yo tengo origen puertorriqueño, y ambos artistas son de Puerto Rico, era una unión que tenía mucho sentido, como si fuera un poco necesario. Es una bendición ponerlo ahí para mi gente, y abrazar mis raíces en cada oportunidad que se me presenta. Es algo que siempre quise hacer, una vez que entré en la industria sabía que me iba a meter en ese terreno, me encanta poder hacer ambas cosas a la vez, meterme en el mundo latino, y luego regresar al terreno del hip hop, el rap, hacer la música que me gusta, tomar el control de ambos terrenos.

Un terreno el latino en el que aún le queda mucho por explorar. Además de los artistas anteriormente mencionados CJ ha colaborado con otros como El Alfa o Farruko. Tiene la mirada puesta en todo lo que está ocurriendo con la música en español, teniendo contacto directo con algunos de sus máximos exponentes. Conocí a Bad Bunny en Miami y no podía creer que supiera quien era yo. Pero tan pronto como me vio gritó ‘Whoopty’ y yo me quedé pensando ‘qué demonios’. Me encantaría hacer música con Bad Bunny, Rosalia, Anitta, conozco a toda esa gente, son grandes. Con suerte algún día podamos hacer algo juntos”.

“La lealtad significa todo para mí. Mucha gente piensa que el dinero lo es todo, ya sabes, trae cosas bonitas, la gente vive por ello. Pero si no tienes gente genuina a tu alrededor todo eso no significa nada”

A la espera de que llegue o no ese momento, hemos querido preguntar a CJ por una de las expresiones que más ha llamado la atención a la gente de ‘Whoopty’, tanto que el artista no ha dudado en utilizarla en posteriores temas. Me refiero, como no podía ser de otro modo, al “blue cheese”. Mucha gente pensó que con esa frase me estaba refiriendo al ‘blue cheese’ como aderezo, pero en New York, de donde yo soy, con blue cheese nos referimos al billete de cien dólares, que tienen en medio como una franja azul. En vez de decir un billete de cien, le llamamos blue cheese. Cuando digo que soy adicto al ‘blue cheese’ me estoy refiriendo a que soy adicto al dinero.

LEALTAD POR ENCIMA DE TODO, MIRANDO AL FUTURO CON MÁXIMA AMBICIÓN

Que los caminos de la lealtad son siempre rectos es algo que CJ ha ido aprendiendo con el paso de los años. El artista es consciente de que la lealtad es algo que se demuestra con hechos, algo que no se gana en un instante, una cualidad que el de Staten Island pone desde bien pequeño por encima de todo. La importancia que le da es tal que su primer EP se titula ‘Loyalty over Royalty’, toda una declaración de intenciones que nos llegaba en forma de drill. La lealtad significa todo para mí. Algunas personas tienen diferentes definiciones de la palabra, pero desde que era joven he sentido que la lealtad era todo. Mucha gente piensa que el dinero lo es todo, ya sabes, trae cosas bonitas, la gente vive por ello. Pero si no tienes gente genuina a tu alrededor todo eso no significa nada“. Una lealtad que no se queda solo en su vida personal, el artista la extrapola también al mundo de los negocios, por eso al ser preguntado por si da la misma importancia a la lealtad en el mundo del business, el artista sentencia con un contundente “cien por cien”.

Si importante es la lealtad no lo es menos para CJ el estar continuamente en búsqueda de cosas nuevas. Considera que la única forma de romper barreras, tanto personales como profesionales, es dejando espacio siempre para que nuestras inquietudes se acaben convirtiendo en realidades que, quien sabe, quizá puedan hasta cambiar el mundo. “Siento que siempre es importante probar cosas nuevas, que al final del día puedas sentir que hiciste cosas nuevas. Incluso con la música, siento que el estilo de música siempre cambia. Nunca sabes si podrías crear una nueva generación, un nuevo orden dentro de la música, por lo que siempre es bueno probar cosas nuevas”.

Precisamente probando cosas nuevas le llegó el momento viral con ‘Whoopty’. Cuando sacó la canción CJ no disponía de TikTok, pero dando un giro a su manera de enfrentarse a la música se descargó la aplicación y creó un reto que se convirtió en viral e hizo arder la red a la vez que propiciaba que creciera exponencialmente su tema, lo que le ha hecho ver al artista la importancia que tiene actualmente esta plataforma, que está cambiando las reglas del juego de la música. “Creo que TikTok tiene una gran influencia a día de hoy en la música por el hecho de que muchos niños y mucha gente mayor, pero sobre todo muchos niños, están en TikTok. Si te soy sincero creo que está cambiando en cierto modo la generación de música, y siento que son los niños. Si a los niños les gusta, si les encanta, sabes que se convertirá en un viral. Definitivamente TikTok tiene una gran influencia en la música”.

A pesar de la importancia de las redes sociales CJ considera que hay que relativizar todo lo que sucede en ellas, sobre todo cuando uno es personaje público y acaba estando continuamente en el punto de mira de medio mundo. Es un tema que trata en ‘Politics’, una de las canciones incluidas en ‘Loyalty over Royalty’, un tema que le ha afectado en ocasiones a nivel personal y que cree que todo el mundo debería pararse a reflexionar de vez en cuando. Como bien dice en el tema a veces no está de más alzar el lema de ‘Fuck all the politics’.“Cuando digo eso estoy diciendo básicamente ‘olvida a todos los que están en redes sociales’. Ya sabes, la gente habla de ti, menciona tu nombre, otros artistas te mencionan intentando hablar mal de tí. Me refiero a todas estas situaciones. Es como mi historial de consejos ante esas situaciones que quería abordar.”

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de CJ (@realcj_)

La ambición con la que CJ mira al mundo queda patente en multitud de ocasiones. No solo a nivel personal, a nivel profesional el artista no se cansa de repetir que su misión es convertirse en uno de los grandes, y el futuro más inmediato pasa por trabajar para que ese objetivo se cumpla. En breve sacaré un nuevo single, me encanta, se llama ‘Replica’. Lo sacaré en las próximas semanas, estamos preparando el video. Y estoy preparando también un doble álbum, habrá ritmos latinos y hip hop. Estamos deseando sacarlo.

Además de ese proyecto CJ tiene pendiente sacar ‘Rolex’, un nuevo junte con Ozuna que nos acercará a ritmos más latinos, y como sorpresa para sus fans españoles será el encargado de abrir los shows de Farruko en nuestro país. Grandes planes para un artista con una trayectoria que le ha puesto desde el día uno en una cima que, haciendo gala de su ambición, luchará por defender en el futuro. Como nos dice el propio CJ, paciencia amigos, viene música muy pronto.