"Y yo sigo aquí papi ya lo ves, no me voy a morir aunque lo quiera hacer".

Sus letras son como pequeños cuchillos que pellizcan nuestro ser más profundo.

Albany se cura de amores cantándole a los cuatro vientos sus penas.

"Simplemente mi familia, mi barrio y una cámara".

"Siempre te quise aunque no fuiste bueno".

22 canciones nuevas, 35 artistas y 18 productores.

Su objetivo: unificar rap francés, baile funk, reggaetón y dancehall.

De los seis cortes de la primera entrega a los 15 de esta segunda.

Una historia de amor virtual con ritmo de reggaetón suave.

'¿Y qué vamos a hacer con to' lo que dijimos?'.

"Soy una bala directa a tu corazón".