Grime, trap y drill. La escena de UK nunca defrauda en variedad y calidad.

Conexión que une a dos de los actuales mejores talentos europeos.