I’m a sucker for happy endings

289
Música /

Llevábamos mucho tiempo detrás de ‘Kid Drama’. Tras una demora considerable, el próximo 15 de Marzo estará disponible el nuevo álbum de Morf, un trabajo compuesto por trece temas en los que colaboran artistas de la talla de Kiks, Le Fay, Adriano Danzziani y Julieta Cavalaro. Además de La Bohème al completo, en ocasiones por partida doble, como es el caso de Tutto Vale y Putotreze. En el terreno de las producciones encontramos la misma variedad que en el caso anterior, con la inclusión de hasta nueve beatmakers diferentes, tales como BWalls, A.Rock, Skaño, Cheshire, Sceno, JC Blood, Mrcs Lil Prof, Army y Be Timeless.

Morf nos ofrece un álbum en el que las lamentaciones, las penas, el ‘drama’, como el mismo lo denomina, es tan solo el punto de partida. Las penurias que sufrió, sufre y sufrirá son el germen del que nacen todas las letras que podemos escuchar aquí, lo que esto no significa que recurra a esto constantemente, ya que, tal y como dice él:

Te mueres por escuchar que todo va fatal, que no tengo un duro en la cuenta y no puedo avanzar. Que no confío en nadie y que no paran de largar, pero no todo es tan malo, te lo tengo que confesar.

Es de agradecer que en la elección de los acompañantes en la aventura en solitario de Morf, este haya mirado fuera del círculo más cercano y haya integrado nuevos registros. Highkiks es un claro ejemplo de esto. Fui de los que disfrutó y quemó durante meses ‘Napalm’, su trabajo conjunto con Raúl Fernández, y encontrármelo aquí colaborando una vez más con ‘el chico más triste de tu culebrón’ aportando su toque personal ha sido una grata sorpresa. Tanto este hook como todo el trabajo anteriormente mencionado, tienen un arco de transformación enorme que merece la pena ser saboreado hasta el último bocado.

Mención aparte merece el penúltimo tema del disco, ‘Tú y yo’, que cuenta con la colaboración de Tutto Vale y Julieta Cavalaro. Comenzando con un tarareo despreocupado, Tutto y su: ‘la profundidad de campo de sus ojos’ abren el tema manteniendo una actitud de desidia y despreocupación en todo momento, como si las frases salieran desde su interior de forma automática, sin que tuviera ninguna culpa de ello. Recuerda al ya clásico ‘Reproches’ de Cheb Rubën, en cuanto a la posición que adopta frente a la música. Después de él, hace acto de presencia Julieta, una artista que hasta este momento no había tenido la suerte de escuchar y que me ha encandilado totalmente. Combina a la perfección la delicadeza de una voz femenina con salvajes punchlines, como: ’Borracho de complejos ocultos y apariencias de duro, construiste tu muro y no sabes deshacerlo’.

Adriano Danzziani comparte protagonismo, una vez más, con Tutto Vale, casi en el ecuador del álbum. Danzziani demuestra un espléndido estado de forma, recordando a su última referencia, ‘Catenaccio’, lanzada en 2012. Esperamos sinceramente que, tras el Credens Clip y este featuring, veamos más movimientos del artista madrileño de ahora en adelante.

No exagero en absoluto si digo que ‘Kid Drama’ es el mejor trabajo producido dentro del colectivo de La Bohème. La atmósfera de algunos tracks es espectacular. ‘Tú y yo”, ‘Trust Me’ o ‘Manchas rojas’ dan buena muestra de ello. Desde La Bohème se han defendido siempre los clásicos y la pureza musical, más allá del género urbano, y este disco no ha sido una excepción, ya que podemos encontrar el ‘Un beso de esos’ de Zenet en un Skit y un estribillo en el octavo corte que evoca a la sevillana ‘Mírala cara a cara’.

Personalmente, no puedo evitar mostrar mi admiración por el tema que cierra el álbum, ‘Kiddrama’. Be Timeless ejecuta una producción perfecta. No es casualidad que comparta nombre con el título, ya que el concepto y la esencia de ‘Kid Drama’ está representado aquí de la primera hasta la última línea.

De aspecto tosco pero con la clase de Pirlo

Morf aka Hank Moody tiene la cualidad de compartir la mirada de Bukowski hacia todo lo que ocurre fuera, con ese idéntico odio y magnetismo hacia la sociedad, que hace que, aunque día a día no encuentren su hueco en ella y tengan que aguantar las mismas cosas, no dejen de levantarse por la mañana. Son capaces de escribir algo tan pesimista como: ‘la definición de la vida es problemas’ y ‘’yo que aprendí de mis penas, a que todo sigue hasta que canten las sirenas”, que mientras se mantenga lo importante en esta vida: amigos o un buen plato de comida casera, por un lado, o el sexo sin amor o ‘una botella de cerveza helada, con la etiqueta un poco mojada y esas gotas frías tan hermosas sobre la superficie del vaso’, por otro, seguirán al pie del cañón ‘lamiéndose las heridas para poder avanzar’.

No he emigrado pero he echado de menos a los míos, no he trabajado por un sueldo de mierda, pero he sentido la impotencia y las ganas de acabar con todo, no bebo solo en casa, pero he sentido esa soledad.

En definitiva, he sentido, que no es poco.