Klan representará a Argentina en la Red Bull Batalla Final Internacional 2021

 

El bonaerense acumulaba ocho ediciones seguidas en Red Bull.

El pasado sábado se realizó la décimo quinta final nacional de Red Bull Argentina. Se llevó a cabo en los estudios de la TV Pública, en Buenos Aires, y se pudo seguir a través de la misma cadena de televisión y de las redes de Red Bull Batalla. El sorteo de emparejamientos previo, conducido por Pluzito y Tatu Franchi (casters de la final nacional), se retransmitió en exclusiva por Red Bull TV. En este, se definió el cuadro, y el posicionamiento de los dieciséis participantes.

A Tata, Wolf y Mecha, podio de 2020, se le sumaron trece clasificados a través de las batallas presenciales que se habían realizado previamente, estos fueron: Klan, Jaff, Jesse Pungaz, Vid, Brasita, Saga, Zaina, MP, Dybbuk, Barba Roja, Mito, Larrix y Sony. Los jueces de la tarde fueron Núcleo, Dtoke y Muphasa.

Taty Santa Ana se encargó de conducir el evento como host y DJ Zone puso los ritmos.

Las batallas comenzaron con un Dybbuk – Tata. El vigente campeón caía tras una réplica. La siguiente fue un Vid – MP, con victoria del segundo. El tercer enfrentamiento fue un Mito – Brasita, que se llevó el primero. Continuaron con el Jaff – Larrix, duelo de debutantes, en el que se impuso el primero en la que fue una de las batallas de la noche.

Le siguió el Mecha – Zaina, un clásico del underground argentino durante el 2019, cuando ambos buscaban el ascenso. La batalla fue para el cordobés, reciente representante argentino en God Level. Otro de los representantes argentinos en God Level fue Klan, quien disputó la sexta batalla contra Sony, en lo que es un clásico nacional. El participante de FMS se hizo con el pase a cuartos.

En el séptimo enfrentamiento Jesse Pungaz superaba a Saga de manera directa. Así, los octavos cerraron con un Wolf – Barba Roja, batalla con tintes underground que se acabaría llevando el subcampeón de 2020.

Los cuartos arrancaron con un Dybbuk – MP. Tras dos réplicas muy ajustadas, el jurado se decantó por el del año 3000, que alcanzaba por primera vez las semifinales tras tres participaciones en Red Bull. La segunda batalla enfrentó a Jaff y Mito, con victoria para el mendocino, que sorprendía en su primera edición.

Al otro lado del cuadrante se encontraban Klan y Mecha, dos de los referentes nacionales. Tras una réplica, el primero se impuso y derrocó al otro gran favorito, en lo que era un resultado clave para su candidatura al título. Wolf cerró los cuartos con su victoria ante Jesse Pungaz.

En la primera semifinal se dio un MP – Jaff. El segundo fue quién se llevó la victoria en un duelo de estilos novedosos, que darán mucho de qué hablar en la escena nacional e internacional. Eso sí, MP pudo irse contento, pues se quedó el tercer lugar que le permitirá participar el año que viene. Mientras, Klan y Wolf disputaban la otra semifinal. El primero se vengaba, pues se dio la misma semifinal con un resultado inverso.

La final se confirmaba, Klan y Jaff se veían las caras en la última batalla. El primero acumulaba ocho ediciones seguidas en Red Bull, siendo esta la última sin importar el resultado. El segundo, por su parte, debutaba dando un gran papel, alcanzando la final, siendo dominante y brillando en cada ronda. Tras el enfrentamiento, el jurado no dudó, le daba la victoria a Klan, que por fin cumplía su sueño.

El bonaerense será el representante argentino en la final internacional de Red Bull, que se realizará en Viña del Mar, Chile, el próximo 11 de diciembre.

Habrá que seguir de cerca el desempeño futuro de los dieciséis participantes de esta final nacional, pues han mostrado al mundo que su país sigue vigente en la cima de la escena.

Texto: Guillermo Jiménez

Fotografías: Gustavo Charro