Mariah Angeliq recoge el testigo del perreo

Cada tema que lanza al mundo es un palo.

Mariah Angeliq es prácticamente uno de los nuestros. Estadounidense de nacimiento, sus fuertes raíces puertorriqueñas y cubanas hacen que esté entre las nuevas promesas ya consolidadas de la música latina. Con una carrera de ascensión fulgurante, en solo tres años ha conseguido llegar a puestos de referencia y de respeto, dignos de nombres ya entronados en el panorama. Prueba de ello, las colaboraciones y palabras que le dedican estrellas de la talla de Karol G, Anuel AA o Arcángel.

 

BAD GYAL IS A BAD BITCH LIKE ME

Cada tema que lanza al mundo es un palo. La mayoría supera las seis cifras con facilidad, y no es raro escucharlo en discotecas de todas partes del mundo. Su última superproducción es un ejemplo perfecto de ello.

‘Bobo’, tema en el que comparte espacio con otras dos reinas como lo son Bad Gyal y María Becerra, cuenta a día de hoy con más de diez millones de reproducciones en YouTube. “Estoy super agradecida por eso, porque las tres estamos empujando la canción na’ más que podemos, pero cuando algo es un hit es un hit, y yo creo que de verdad es un palo”, nos comenta orgullosa. Hace un mes de su publicación y todavía pueden quedar cositas por mostrar. “Tiene mucho por explotar y hay una sorpresa super grande con esta canción, que nadie se lo espera, pero i can’t wait to show the words”.

Siendo un medio español, la participación de Bad Gyal hace todavía más especial esta entrega. Siendo la primera artista femenina nacional que colabora con ella (Omar Montés también tiene un track con la norteamericana), su elección en el elenco era clara para Mariah. Elegí a Bad Gyal porque es dura, I think is a bad bitch like me and she doesn’t care”, defiende. Sobre María Becerra, también lanza palabras de elogio: “María Becerra obvio que la quería porque ella rompe. Ella es una de las nuevas que está rompiendo y le veo mucho potencial”.

 

ESPAÑOL EN UNA INDUSTRIA QUE HABLA EN INGLÉS

Como suele ser habitual, ‘Bobo’ vuelve a ser un tema escrito en español. Cierto es que, siendo una artista latina, no sorprende a nadie, pero habiendo nacido en Estados Unidos y estando inmersa en su industria sí que puede ser algo digno de mención. Conviviendo en un mundo en inglés, la lengua que le legaron sus padres se ha convertido en un modo de diferenciación. Al final, un elemento que le hace única:I think so, creo que sí porque en verdad no había nadie como yo y lo digo con toda la humildad (…) nadie como yo con ese swag americano en lo latino”, nos dice. Lo diferente gusta, aunque siendo adolescentes queramos huir de ello.

“No había nadie como yo y lo digo con toda la humildad, nadie como yo con ese swag americano en lo latino”

Todo lo anterior puede ser quizás uno de los motivos por los que ha tenido una carrera tan exponencial. Sus características únicas la hicieron destacar desde que se escapó de casa a los 16 años para encontrar su hueco en la música. “No fue hasta los 16 que me escapé solo para irme al estudio todos los días, hasta que conocí a Nelly y se me dio la oportunidad de hacer algo y fue rápido”, cuenta. Después de eso, todo parece más fácil. “a los 18 firmé con Universal Music Latino y ya todo explotó desde ahí”.

Siendo ella misma se siente muy a gusto, además, y ha coincidido en el mejor momento posible. El mundo de lo latino está de moda en el primer país del mundo, y el reggaetón está viviendo una segunda época de oro. Daddy Yankee (aunque sigue vigente) ha dejado paso a nombres como J Balvin y los raperos norteamericanos buscan sus voces y fluidez. “Ahora es como que normal escuchar a un artista latino con Snoop Dogg, you know, todo el mundo lo está haciendo”, dice una Mariah que definitivamente se ve beneficiada por todo esto.

 

UN NUEVO DISCO BENDECIDO

No por ello es una invasora, todo lo contrario. Ella siempre se ha sentido partícipe de un movimiento que ha mamado desde que vino al mundo en la ciudad de Miami. Siempre recordando de dónde viene, es un orgullo ver cómo la gente latina adquiere la relevancia que se merece después de tantos años. “Claro que sí, siempre representando lo latino y Puerto Rico y Cuba también”, afirma con un orgullo que le llena la boca.

Por su parte, los referentes de la cultura la acogen como una más a pesar de su juventud. Muestra de ello, los featuring pesados que lleva manejando desde que Nelly el Arma Secreta le echó el ojo y supo que era alguien especial. Karol G, Anuel, Arcángel o Darell solo son algunos de los muchos que han querido compartir espacio con ella en algún momento. Algo chocante para cualquiera, más siendo prácticamente en el génesis de su carrera. Sin embargo, no tanto para ella. “Para decirte la verdad, se siente normal para mi (…) yo siempre lo imaginé, siempre lo supe y para mi esto es normal”, confiesa Mariah.

“Si esto pasó tan rápido en este poco tiempo, imagínate lo que va a pasar en los próximos tres años”, continúa lo anterior para hablar de su futuro. Las grandes estrellas que copan la lista de los 50 éxitos de cualquier país de hispano hablantes comentan maravillas de ella, y la avalan como alguien que lo mantiene puro, confirmando las aspiraciones que tiene ella misma. Sin buscar confirmación alguna en los halagos que recibe, siempre estará “agradecida cuando me lo dicen y cuando lo reconocen”.

“Voy a sacar lo que la gente quiere escuchar, puro bellaqueo y perreo”

Con todos estos antecedentes y estas bendiciones prepara su primer álbum oficial. No será un primer trabajo recopilatorio, ya que tiene el EP ‘Normal’ en su haber, pero sí su debut en el largo proyecto. “This gonna be my first album, oficialmente, y va a tener como 16 canciones”, nos comenta tímidamente. No sabemos el nombre del mismo ni su fecha, pero tiene especialmente ganas de evocar al sonido puertorriqueño de finales de los noventa. “Mi meta para este álbum es hacer una canción así que se parezca a los viejos tiempos (…) Ojalá fuera con Daddy Yankee”.

Dios la oiga. Para el resto del disco, sus fans podrán encontrar lo que siempre le piden a la artista de Miami. “He probado muchas cosas durante estos meses, sacando singles y eso, pero creo que ya voy a parar eso y voy a sacar lo que la gente quiere escuchar, puro bellaqueo y perreo”. No arriesga y apuesta por una mano que lleva siendo ganadora mucho tiempo. Un primer trabajo que es el resumen perfecto de sus primeros años en la música. Para experimentar siempre habrá tiempo.

En cuanto a las colaboraciones, no suelta mucha prenda. Después de insistirle, habla de Nathy Peluso. “Ella es loquita y tiene un flow cabrón, es rara pero me encanta”, dice sobre la argentina, a quien tiene en su radar.

Próximamente un adelanto con Luisa Sonza, y no sabemos más sobre sus juntes futuros. Solo queda esperar para este trabajo, pero sobre todo para ver lo que le depara un camino que se presupone largo.