Sael, reggaetón made in Argentina

820
Música /
Escrito por Julia Álvarez

Hay voces que desde la primera vez que uno las escucha sabe que han llegado para quedarse. Quizá sea muy arriesgado poner todas las cartas sobre la mesa por un artista que está empezando a dar sus primeros pasos, sin embargo cuando hay materia prima que respalda la propuesta, apostar por ella se convierte casi en una obligación moral.  

Es el caso de Sael, un artista argentino de veintidós años que, pese a su corta trayectoria, acumula ya millones de escuchas en los contados temas que nos ha ofrecido hasta la fecha. Compositor, productor y cantante, no solo nos ha hecho disfrutar con temas propios, ya que aunque muchos no lo sepan éxitos como ‘Perreíto’, de Mariah Angeliq, llevan también la firma de Santiago Elías Mercado.  

Se define como un tipo muy inquieto al que le gusta estar moviéndose todo el día. “Cuando estoy acá en Argentina hablo con mis amigos 24/7, con mi hija, me gusta conocer gente nueva. Soy una persona súper sociable. Quizá tengo mala cara, la gente a veces no se me acerca porque ando como con mala cara todo el día, pero es mi cara (risas). Sael es un pibe que está haciendo música, al que le gusta comer mucha chatarra, una persona súper tranquila que ama jugar al futbol y al baloncesto, soy como cualquier otro ser humano que tiene sus hobbies. Más allá de eso entiendo que soy una persona súper noble. Me gusta ayudar a todo aquel que lo necesite.  Y un último detalle que, por supuesto, no se le escapa ni pasa desapercibido para cualquiera que le siga de manera cercana. Jugar a la Play es un vicio que Sael ama tanto que el artista asegura que las pocas veces que rechaza jugar  “es porque realmente estoy mal de amores”.  

Comenzó prácticamente sin nada, sin micrófono, sin dinero, “a veces no tenía ni para comer. Hoy gracias a Dios no soy un Justin Bieber ni un millonario pero estoy tranquilo. Con tener un techo, un espacio cómodo, mis materiales y herramientas ya siento que tengo todo”.  Vive en una ciudad chiquita donde ni siquiera tienen aeropuerto, supermercado o Mc Donald’s, de ahí que se sienta tan agradecido con el reggaetón por haberle cambiado la vida, por haberle brindado la oportunidad de conocer mundo, de vivir otras realidades en ciudades como Miami, Medellín, Perú, o Chile, primeras paradas a las que le ha llevado esta aventura musical. 

Asimilando aún el cambio que ha dado su vida en los últimos meses, el artista asegura que se encuentra en una época en la que ha comenzado a amarse a sí mismo, una etapa de empezar a gustarme, uno siempre está mirándose al espejo y viéndose los defectos y ya es tiempo de decir basta. Yo soy así y al que le guste bien y al que no también”. 

Esa seguridad que muestra Sael se aprecia en su música, un reggaetón que hace guiños a la nueva y vieja escuela, que intenta romper todas esas barreras que ha sufrido el género durante años. Con su música el artista busca hacer del reggaetón un terreno más libre, en el que pueda sumergirse todo el mundo, con el que puedan disfrutar hasta los más escépticos. 

Decía hace poco el productor Sky Rompiendo, quien ha fichado a Sael para su sello Black Koi Ent., que el pibe, como él le llama, le dice que no quiere bajarle. Y a tenor de sus últimos movimientos podemos verificar que entre su deseo y su talento lo más normal es que el destino le ponga bien arriba. 

 

REGGAETÓN MADE IN ARGENTINA, SONIDOS DE LA NUEVA Y VIEJA ESCUELA 

La inquietud de Sael por el reggaetón nace con el mundo de la producción. Lejos de lanzarse a lo más sencillo, coger un micrófono y probar suerte, el artista, enamorado de sus ritmos, decidió comenzar su andadura musical en ese terreno. Lo de cantar le llegó a posteriori y casi por obligación. “El reggaetón es un género en el que actualmente se está empezando a evolucionar en la composición pero en la época en la que yo empecé a escucharlo eran las letras clásicas de: ‘mami, esto…’, y lo que a mí me llamaba mucho la atención eran los beats, los ritmos, las instrumentales del reggaetón. Yo empecé con la curiosidad de saber por qué me gustaba tanto el ritmo, cómo estaban creados. Empecé a ver tutoriales en Youtube  y me llamó la atención el programa con el que se produce, lo descargué pirata y empecé a poner en práctica todo lo que veía en los videos de Youtube. Llegó un punto de mi adolescencia en el que tenía muchas instrumentales que estaban buenas, obviamente no eran impresionantes pero a mí me servían. Entonces empecé a componer,  y llegó un momento en el que tenía canciones listas con las instrumentales pero nadie las quería cantar. En ese momento pensé que si las había podido escribir y producir las podía cantar  y ahí fue donde me tiré y gracias a Dios acá estamos”, explica Sael.

Siento que no había un artista que estuviera 100% puesto para el reggaetón en Argentina y encontré ese huequito ahí” 

En ocasiones uno tiene que demostrar mucho para que la gente le tenga en cuenta, sobre todo si se adentra en un terreno que no es precisamente la regla dominante en un momento y lugar determinado. Pese a que ahora las cosas han cambiado, los inicios de Sael estuvieron marcados por la reticencia de su entorno a ver a un chaval de Argentina adentrándose en el mundo del reggaetón, unas críticas que no le impidieron sin embargo seguir un camino que le ha llevado a alcanzar sus metas. Cuando yo empecé a los doce o trece años iba al colegio y la gente se reía. Era como ‘mirad, se quiere hacer el DaddyYankee, no puedes hacer reggaetón porque eres de Argentina y el reggaetón es de Puerto Rico’. Siempre hubo esa crítica, pero yo sentía que uno puede hacer lo que le de la gana siempre y cuando lo haga con amor y no haga mal a nadie. Yo me siento personalmente el primer artista de reggaetón de Argentina, de reggaetón como tal porque obviamente hay artistas que son super conocidos que hacen reggaetón, que han hecho canciones de reggaetón, pero son artistas que se dedican al freestyle, al R&B, al trap. Siento que no había un artista que estuviera 100% puesto para el reggaetón en Argentina y encontré ese huequito ahí y dije: ‘acá estoy, mi nombre es Sael y vamos para adelante’”.

Esa posición, junto a la gran aceptación que está teniendo su música son las claves para que en su país la mentalidad haya cambiado y, tal y como afirma Sael, actualmente sean muchas las personas que le escriban para darle las gracias por haber hecho entender a su entorno que el reggaetón made in Argentina puede funcionar dentro y fuera de sus fronteras. Me dan las gracias por hacer ver a la gente del exterior que también se puede hacer reggaetón siendo argentino y eso me llena de orgullo, me hace sentir que tengo la responsabilidad de mostrar que al igual que Sael hay diez millones de pibes más en Argentina que están buscando hacer lo mismo y son super talentosos, Dios quiera que también se les de la oportunidad a cada uno de ellos”, comenta.

En sus temas Sael hace referencias a la nueva y vieja escuela. Pasado y futuro se dan la mano sin prejuicios en un intento de mostrar al reggaetón en su máxima expresión. “Depende del mood pero me gustan ambos, me gusta el perreo clásico y el sonido y la frescura que está teniendo el reggaetón actualmente, cómo está evolucionando. El reggaetón clásico nunca va a morir, a la gente a la que le guste el reggaetón de verdad siempre le va a gustar escuchar cositas antiguas, cosas sencillas que te pongan a bailar. Es por ejemplo lo que traté de hacer en ‘Sin Mente’, que es como un ritmo tirado a la antigua. Con ‘Verificada’, en cambio, quería hacer todo lo contrario, es una canción hiper mega personal que suena a futuro.” 

Pese a todas las críticas que se han vertido siempre sobre el reggaetón, y que incluso seguimos viendo actualmente en prime time en televisión, Sael ama el género. Reivindica que es una música tan legítima como cualquier otra y apuesta por un reggaetón más neutro en el que tengan cabida todo tipo de oyentes y propuestas. “Siempre se dijo que el reggaetón es un género que denigra a la mujer, que es obsceno, pero eso quedó en el pasado. Yo creo que el reggaetón evolucionó a tal punto que se está convirtiendo en el pop, el rock en la época de mi papá. Siento que hoy en día los jóvenes pueden escuchar reggaetón de todo tipo, hay reggaetón para dedicar, para perrear, sigue estando ese reggaetón sucio que a mucha gente no le gustaba. Siempre se pensó que los artistas de reggaetón son artistas de estudio o de computadora, y yo creo que eso va cambiando. Siento que por esa razón tenemos a Shakira haciendo reggaetón, a Enrique Iglesias, Luis Fonsi… La mayoría de los artistas que en algún momento hicieron de lado al reggaetón hoy lo están haciendo porque se dieron cuenta de que el reggaetón al fin y al cabo es música. Yo personalmente estoy tratando de que las canciones que voy a lanzar a partir de ‘Verificada’ sean un poquito más de libre interpretación, que nadie se sienta ofendido, que la mujer no se sienta utilizada, como un objeto. Obviamente el reggaetón es reggaetón y siempre van a existir esas canciones pero estoy tratando de que mi música vaya más allá de eso y se la pueda dedicar una mujer a otra mujer, un hombre a otro hombre, un hombre a una mujer, una mujer a un hombre. Estoy tratando de que mi música sea súper neutral y creo que poco a poco lo voy logrando”.  

 

EL PESO DE LA ‘JOVEN PROMESA’ PARA UN TIPO QUE APUESTA TODO AL AMOR PROPIO 

Cada vez que aparece una artista en el que se atisbaba cierto talento los medios de comunicación suelen poner en un primer plano aquello de ‘joven promesa’ a la hora de presentarle a los espectadores. Un hecho que, pese a que reconoce la proyección de esa persona en concreto, cuenta con la desventaja de estar poniendo en manos de los artistas una responsabilidad que en realidad no les corresponde.

Con esa premisa está teniendo que lidiar actualmente Sael, algo que le enorgullece y que en ocasiones le genera también cierta inquietud. “No me molesta porque no soy yo el que está diciendo las cosas, son los medios, pero tiene su lado bueno y su lado malo. A veces pienso que al decirme ‘promesa’ están creyendo y esperan  mucho de mí, y eso es bueno porque me motiva y me hace sentir que la presión está ahí, que debo hacer las cosas bien y mejorar todos los días. Pero por otro lado, como cualquier otro ser humano, uno puede fallar. Que te pongan como joven promesa y que vos falles en algo es como: ‘Ok, ¿dónde esta la promesa?’. Me tengo fe, siento que vamos a llegar a ser leyendas y que en algún momento vamos a estar haciendo esta entrevista cara a cara quién sabe dónde. Estamos trabajando duro para eso, super motivados. Metiéndole disciplina, amor, humildad y respeto con todo el mundo”.   

“A veces pienso que al decirme ‘promesa’  están creyendo y esperan  mucho de mí, y eso es bueno porque me motiva. Pero por otro lado, como cualquier otro ser humano, uno puede fallar” 

La búsqueda de amor del ser humano es eterna. No importa lo que nos haya pasado previamente, como norma general las personas tendemos a buscar el amor por mucho daño que nos hayan hecho antes, por mucho que hayamos tenido que verificar que la otra persona no era lo que necesitábamos. De todo esto habla Sael en Verificada, su último tema, una canción que habla del amor entre personas pero también del amor propio, ese que en ocasiones olvidamos por el camino. A veces por amor uno se deja de amar a sí mismo. A veces por el cariño que tenemos a otra persona, por estar enamorado, uno se ciega, pero llega un punto en el que uno se da cuenta de que nadie nos va a amar más que nosotrosNosotros somos nuestro templo y si no nos amamos, nos cuidamos y nos respetamos nosotros nadie lo va a hacer. Sin ir mas allá con el tema del ego, el amor propio es super importante, no esta mal darse amor a uno mismo. Cuando escribí Verificada estaba en ese punto de una relación de ‘tenía miedo de perderte pero me di cuenta de que perderme a mí mismo era peor’. Es una de las partes del tema que más me gusta”. 

Un amor propio que no le exime de poner toda su atención y apoyo en la gente que le rodea, aunque abrace de vez en cuando a la soledad. Como bien dice en su tema, al final de todo ‘sola estás, sola llegaste y sola te vas’. “Creo que más allá de la familia que uno tenga estamos solos al fin y al cabo, a veces me siento solo. Bajoncitos emocionales que uno tiene de vez en cuando y que tampoco esta mal sentirlos. A veces sentirse mal esta bueno porque te hace sentir que estas vivo, si lloro y siento que algo me pone mal voy a decir: estoy más vivo que nunca, voy para adelante. Yo he llorado haciendo y escuchado Verificada porque lo sentía muy personal. ‘Verificada’ es una canción muy especial e importante para mí”. 

Una canción que nació de un modo muy particular.  Sael es consciente de que en la vida el amor se palpa en todo lo que uno hace, motivo por el que el artista no para de hacer pequeños guiños a sus fans. “’Verificada’ habla de la hipocresía y falsedad en una relación pero tiene mucho amor, aunque suene hipócrita, por el simple hecho de que es una canción que hice junto a mis fanáticos. Yo empecé en Instagram a hacer encuestas, ponía: ‘estoy pasando por este momento, ¿qué opinan?, ¿qué frase me dicen que puedo poner en una canción?’, y la gente me contestaba con situaciones que ellos vivían. Terminé la canción en base a las respuestas de la gente que me sigue. Ver que la gente que me aportó sus ideas me dice ‘esa frase te la dije yo’, sentir esa conexión más allá del fanatismo que puede haber entre un fan y un artista es algo super lindo, estoy súper agradecido. Si estamos donde estamos es gracias a la gente que nos escuchauno como artista lo mínimo que puede hacer  para agradecer a una persona el tiempo que se toma para escuchar el material que estamos haciendo es interactuar con ellos, preguntarles cómo están, qué les gusta. Hacerles sentir que si yo crezco es con ustedes”.  

Dice Sael que disfruta mucho del presente, que es de esas personas que dicen “hagamos esto hoy por si mañana quiero hacer otra cosa o por si no estoy”. Por esa razón siempre que le pasan cosas como conocer a algún artista las disfruta al máximo, aunque generalmente no sea consciente de la importancia del momento hasta un tiempo después. Si tuviera que aprovechar las próximas horas al máximo por lo que pudiera pasar mañana el artista asegura que estaría “con mi familia, mis amigos, mi hija, haría música y con eso ya siento que si me muero me muero feliz, me muero tranquilo. Obviamente tengo mis sueñitos que quisiera cumplir como visitar New York, pero si mañana me muriera hoy estaría con mi gente. Ah, y jugaría un poquito de Play”.  

Lo de Sael con New York es casi una obsesión, tanto que lleva años planeando como será su visita a la ciudad de los sueños. Te juro que ya tengo pensada la canción que voy a estar escuchando en el momento en el que ponga un pie en Nueva York: Empire State of Mind’, de Alicia Keys y Jay Z, y tengo pensada también una para dar una vuelta en carro por Times Square, la de ’21 Questiones’, de 50 Cent. Con eso ya estoy realizado. Es mi sueño literal, el día que vaya voy a sentir que ya he cumplido el sueño más grande de mi vida”.   

A veces por amor uno se deja de amar a sí mismoNosotros somos nuestro templo y si no nos respetamos nosotros nadie lo va a hacer 

 

SU PRIMER EP, JUNTO A SKY ROMPIENDO Y CON SORPRESA ESPAÑOLA

De momento solo hemos podido escuchar varios singles de Sael, sin embargo parece que esto es tan solo el comienzo. El argentino está preparando un EP cargado de sorpresas, un trabajo donde apela a la diversidad cultural y sonora y en la que habrá representación española. “Estoy super ansioso de lanzarlo. Son siete u ocho canciones con colaboraciones de artistas de España, Argentina, Colombia, Puerto Rico… Creo que va a dar un aire al género, trae una diversidad cultural súper amplia y una versatilidad bastante notable, se  que va a gustar mucho. Yo creo que en un mes o mes y medio estará fuera, estamos trabajando duro”.   

La huella española la pondrá el tinerfeño Maikel Delacalle, un artista que ha sido siempre una inspiración para Sael, un espejo en el que mirarse, y cuya colaboración fue posible gracias a la intermediación de Sky Rompiendo“A Maikel Delacalle lo escucho desde que empecé, desde que subía videos a Youtube haciendo covers. Siempre tuve en la cabeza que quería hacer algo con él. Hoy en día estoy trabajando codo a codo con Sky y sentí que podía llegarle de una manera más ‘fácil’. Pensamos con Sky en tirarle un mensaje y Maikel super buena onda, nos respondió breve, se metió al estudio, grabó, y quedo una comunicación súper bonita con él. Siento que es un artista talentoso y como persona siento que es muy generoso, la gente lo sigue y lo respeta mucho. Espero conocerle pronto, al igual que España“.   

Sky Rompiendo es uno de los artistas que más ha apoyado a Sael desde sus comienzos. Con el fichaje del argentino el productor vuelve a demostrar su inquietud por dar oportunidades a jóvenes talentos. A pesar de tener diferentes formas de trabajar, ambos se complementan a la perfección dando lugar a un gran equipo de trabajo. Por ese motivo, además de producciones del propio Sael y de algún que otro productor, Sky también dejará su huella en lo próximo del artista. Sky tiene sus códigos que hacen que sea quien es, y yo jamás voy a ser Sky pero le sigo los pasos y las veces que hemos estado haciendo cosas juntos hemos estados súper cómodos ambos y han salido cosas súper buenas. Sky tiene seriedad, es una persona súper respetada en la industria. Es 90% talento 10% seriedad. Uno se pone a su lado y se motiva, dices: se puede.  Tener la oportunidad de ser artista suyo, estar firmado por él y trabajar codo a codo con él es un sueño súper grande para mi porque  yo empecé copiándoleHoy en día se lo digo y nos reímos mucho, me dice: ‘¿Pero me seguís copiando?’ Estamos haciendo mucha  música para los seguidores”, explica el argentino.  

Otro artista al que agradece su apoyo y reconocimiento es a J Balvin, uno de los más grandes de la industria. Y atentos todos los seguidores de ambos porque el futuro va a poner sus nombres juntos en al menos dos temas. Con Jose ya hemos hecho un par de cositas. Tener la amistad de Balvin es súper importante para mí, hablamos súper seguido y me da consejos, me dice ‘está todo bien, confío en vos, no le bajes’. Tener el apoyo de una leyenda del género, de una estrella a nivel global es muy importe para mí, me hace estar bendecido y también me hace desear con ganas que todos los pibes que hacen música tengan algún día la oportunidad de toparse con gente así, tan humana y tan exitosa, para que vean que todo se puede lograr y coronar”. Esas colaboraciones, tal y como nos confirma Sael, no estarán dentro de su próximo disco, aunque confía en que el colombiano esté presente en futuros proyectos.  “Para este EP no hay J Balvin. El Volumen 1 es Sael con artistas súper talentosos que están ahí también sonando súper pegados, pero en el dos ya tiene que ir un J Balvin. 

Entre tanto, le esperan muchas colaboraciones pendientes. Pronto vendrán temas con Khea, Zion y Lennox, Lenny Tavarez, Dalex o Cazzu, con la que está tratando de hacer algo también. Este año viene cargado de buenos momentos para Sael, una etapa que estoy segura aprovechará al máximo gracias a esa mentalidad de que a la vida hay que darle al día y no dejar nada para mañana. Nada excepto un legado que el artista piensa seguir labrando a conciencia.  

Avatar
Sobre el Autor / Julia Álvarez

Periodista. Un alma hecha de historias. La música me ayuda a ponerles banda sonora.