Talento innato

294
Música /

2013 fue el año escogido para la salida del EP debut de H. Roto, “Vacío pero lleno”. Los beats hipnotizantes y oníricos, a cargo de Niño Maldito y Dano, nos hacen despegar los pies del suelo y emprender un viaje, donde guiados por H. Roto, disfrutamos de una demostración de ambición, madurez y soltura. Es difícil encontrar una temática diferenciada en cada uno de los temas, cada canción la forman pinceladas de muchos colores, y eso es precisamente lo que le da la profundidad y el trasfondo que caracteriza este trabajo. Con cada nueva escucha aprecias los matices que enriquecen el conjunto.

Destacaría de una manera especial la posición que adopta H. Roto en todo momento. No se centra en un presente. Es consciente de los cambios que suceden al pasado y de que el tiempo, en cualquiera de sus formas, pasa rápido. Llega a la conclusión de que las preocupaciones crecen exponencialmente con la edad, de que antes bastaba con menos y ahora se nos exige más, de que todo se dificulta con el paso del tiempo. Se cuestiona todo, tiene dudas, experimenta e innova. La renovación de las tradiciones es asignatura pendiente en el panorama nacional, H. Roto es un ejemplo de que las vanguardias se abren paso.

Evolución. Si algo ha demostrado este artista en su corta pero intensa trayectoria ha sido este rasgo. Una de las acepciones de evolución que contempla el diccionario es la siguiente: “desarrollo o transformación de las ideas o de las teorías”. Muchas personas pueden sentirse identificadas escuchando a H. Roto, pero pocas de ellas pueden convertir esas sensaciones y experiencias en palabras como él lo hace. Lo extraordinario de su talento reside en la forma de expresar esas vivencias. ¿Cómo expresará el amor, la ambición o la frustración el H. Roto de dentro de diez años? Pregunta sin respuesta, pero lo que está claro es que las diferentes etapas de su vida marcarán este camino, y la evolución hará el resto.

Olvidemos el hype y la juventud. Es música, buena música. Quedémonos con eso.

“Seré ceniza, hasta entonces daré fuego”. Que así sea.