Juego ambivalente de iconos sobre las dos marcas.

Uno de los diseños más arriesgados que ha pasado por la cabeza de Ye.

Una joya artesanal capaz de unir Oriente y Occidente en una sola zapatilla.

Confeccionado con un 30% de algodón reciclado y un 70% de algodón virgen.

Acabados premium y cortes sutiles que lo cambian todo.