Los 10 raperos británicos que tienes que escuchar

967
Música /
Escrito por Fernando Fraile

Si bien se dejó notar durante 2020, este año el drill tiene cada vez más embajadas alrededor del mundo. Los pioneros del movimiento en UK pusieron los cimientos de un estilo que va camino de sustituir al trap en términos de notoriedad.

Los códigos de productores como AXL Beats o 808Melo han sido medidos al milímetro por aquellos artistas que quisieron probar suerte sobre este tipo de ritmos endiablados. El mismísimo Drake contactó con el primero para firmar el beat de ‘War’, y Pop Smoke trabajó largo y tendido con el segundo para dar forma a hits como ‘The Woo’, ‘Dior’ y ‘Welcome to the party’.

Seleccionamos a los 10 raperos británicos a los que debes escuchar.

Central Cee

Un sonido fresco directamente desde Londres. Con 22 años y un catálogo de música no especialmente amplio, Central Cee se ha convertido en uno de los rostros más destacados de la nueva escena británica.

La colección de hip-hop de su padre hizo que se comenzara a interesar con ocho años por este tipo de música, no siendo hasta seis años más tarde cuando subiría su primer tema a YouTube. Hace solo cinco participaba en el remix de ‘Spirit Bomb’ con AJ Tracey, pero no fue hasta el ‘Next Up’ de 2019 cuando comienza a destacarse por su particular cadencia sobre la instrumental.

A estas alturas, ya con su mixtape ‘Wild West’ en las calles desde hace pocos días, Central va camino de marcar uno de los debuts más potentes de los últimos años.

 

M Huncho

Antes de 2017 no encontrarás nada que relacione a M Huncho con la música, algo increíble si tenemos en cuenta que solo cuatro años después se ha hecho un hueco en una de las escenas más despiadadas. De la vida que llevaba antes, oscura y peligrosamente fuera de la ley, ha extraído valiosas enseñanzas que pone en práctica en un negocio en el que tan pronto estás arriba como te encuentras cayendo.

Como artista, se deja ver siempre tapando su rostro con una máscara, elemento enigmático que contribuye a generar un halo de misticismo sobre su figura. A principios de año se filtraba un vídeo desde el interior del estudio en el que no portaba esta máscara, mostrándose de forma pública por primera vez su verdadera identidad. Este hecho, teniendo en cuenta el tremendo peso de su discurso, no entrará en conflicto con ninguno de sus futuros planes musicales.

M Huncho está pensado para los que no paran de buscar nuevos sonidos y maneras de enfocar el trap e, incluso, sienten algo de aversión por el mainstream. Con ‘Huncholini The 1st’ alcanzó el quinto puesto en la lista de discos más vendidos en el Reino Unido, y con ‘DNA’, su más reciente referencia conjunta con Nafe Smallz, logró ascender hasta el primer puesto. Huncho no para de ascender y parece que todavía no encuentra nada que le frene.

 

Dutchavelli

Ser el hermano de Stefflon Don es solo una anécdota en la carrera de Dutchavelli. A base de mostrar una gran madurez en las letras y hacer gala de un catálogo de skills muy superior al resto, poco a poco está posicionando su nombre en lo más alto de la cúspide.

El proyecto ‘Dutch From The 5th’ ha sido la referencia que ha conseguido otorgarle un status dentro del movimiento. Porque el británico con marcado acento holandés, de donde precisamente viene su nombre artístico, no se deja llevar por las pautas que marcan el trap o el drill. Dutchavelli extrae los códigos y los traduce de forma implacable, narrándote su historia, la de su familia y la de sus hermanos de otra sangre.

Tras una juventud de todo menos sencilla, con dos periodos entre rejas que juntos sumarían siete años, desde 2019 sabe que todo esfuerzo es poco si se tiene como objetivo una meta tan ambiciosa. “Solía estar en mi celda con algunos CDs de instrumentales, practicando todos los días. Tenía mixtapes enteros en mi cabeza. Hacer música es todo lo que siempre quise hacer”, explicaba Dutchavelli a The Face.

 

Headie One

2020 fue su breakout year, un año en el que colaboró con Drake solamente tres meses después de cumplir una condena de 180 días. El rapero de 26 años lleva entrando y saliendo de instituciones penitenciarias desde los 17 años, tal vez buscando un estilo de vida que ahora tiene a su alcance por medio de la música.

En solo dos años se encuentra al mismo nivel de notoriedad de pesos pesados como Skepta o Stormzy, sabiendo lidiar perfectamente con el boom del rap británico y manteniéndose con total equilibrio en la cresta de la ola. Gran parte del mérito es suyo, pero no conviene olvidar que Headie fichó por el sello independiente Relentless, hogar también de Bryson Tiller, Maluma y Nicky Jam, entre otros.

El hip hop y especialmente el drill en Gran Bretaña, representa la vía de escape para jóvenes como Adjei, nombre de pila de Headie One, criado en Broadwater Farm, Tottenham. De pelear aquí con el fracaso escolar, las pandillas, las drogas y la presión policial a ser considerado por Drizzy como “el mejor artista de drill del mundo”. Ante esto, Headie no pierde la cabeza y sigue buscando el tan ansiado equilibrio entre dos vidas frontalmente opuestas.

 

AJ Tracey

Su álbum debut tuvo el segundo mejor estreno de 2019 para un artista independiente y, en un momento en el que casi da hasta reparo comentarlo, agotó entradas metiendo a 20.000 personas en el Alexandre Palace de Londres.

Hablar de AJ Tracey es hablar de versatilidad. Capaz de combinar estilos y despuntar en todos ellos, ya sea grime, trap o drill, el artista británico ha sabido gestionar una carrera en la que antepuso la libertad al éxito fugaz sin casarse con nadie. Y es que, a diferencia de la gran mayoría de compañeros de escena, AJ no está a disposición de una major, si no que se mantiene independiente tomando sus propias decisiones.

Sus primeros rapeos surgen de la necesidad de expresar una frustración causada por su situación social. Desde el total enfado, era su vía de escape para mostrar al mundo lo difícil que le suponía ser un joven negro en Londres y hacer frente a los pagos escolares y a un alquiler desorbitado sin ayudas del Gobierno, entre otras muchas cosas.

De natural sosegado, supo canalizar toda esta rabia hacia el sistema de la mejor forma posible, encontrar un hueco y deslizarse por él en el momento idóneo. Stormzy fue y es a día de hoy su mentor, sirviéndole de consejos muy útiles sobre el peso de la fama y la forma de enfrentarse a las críticas del público.

 

M1llionz

Apenas lleva tres años en el juego, suficientes para demostrar que el acento londinense no es el único que tiene futuro cuando hablamos de drill. El nihilismo propio de esta vertiente alcanza niveles nunca vistos con el rapero de Birmingham, demostrando una fluidez inaudita y una franqueza que impone por lo directa que se presenta.

M1llionz nunca ha rechazado los lazos que le unen a Handsworth, como bien pudimos escuchar en el himno ‘North-West’, y tampoco lo hace con sus raíces jamaicanas. El uso de elementos del patois es común en sus creaciones, prueba del tremendo impacto que causó el dancehall en sus primeros años. Artistas como Bounty Killa y Elephant Man eran los favoritos de su madre, por lo que no paraban de sonar en casa.

No le gusta la atención y siempre ha intentado tener un perfil bajo y ser discreto, pero ahora le resulta imposible. M1llionz se ha convertido en líder del movimiento de Birmingham, algo con lo que tendrá que batallar mientras disfruta de un momento muy dulce sin perder la competitividad que le incite a seguir hacia delante.

 

Aitch

Le ha costado demostrar que su objetivo en la música no es imitar la carrera de nadie, que posee todo lo necesario para llegar lejos con un estilo propio, pero nunca es tarde si la dicha es buena.

Aitch lleva haciendo ruido más o menos desde 2016, a golpe de freestyles y singles en los que demostraba sus skills sobre instrumentales de grime y rap clásico, aunque verdaderamente dio un golpe sobre la mesa cuando Ed Sheeran decidió contar con él para el remix oficial de ‘Take Me Back To London’. A partir de aquí le siguieron colaboraciones con Stormzy y AJ Tracey, además de un EP, ‘Aitch20’, que se posicionó como número tres en ventas en el Reino Unido.

Dejó la universidad en 2018 cegado por los millones de visualizaciones, pero rápidamente se encontró con la imposibilidad de transformar toda esa repentina fama en dinero. Con ‘Straight Rhymez’ todo cambió y pudo poner fin a un empleo precario como obrero que no le satisfacía en absoluto. De comentarle a su abuelo, y jefe, que dejaba el trabajo en Manchester, a reunirse con Sony y Universal en la capital. En un abrir y cerrar de ojos.

 

D-Block Europe

“Son estrellas de rock urbano”, decía sobre ellos Colin Batsa, director de la división urbana de Caroline International en el Reino Unido. Si bien no comulgamos con el término ‘urbano’, lo aceptamos como definición de un fenómeno que a finales de 2019 consiguió vender casi 21.000 entradas en solo 20 minutos. Young Adz y Dirtbike LB no son rookies.

D-Block Europe es una propuesta que parte de UK pero que a la que rápidamente se aprecia una clara americanización. La dupla tiene la capacidad de ser fiel a un mensaje moviéndose como pez en el agua en sonidos comerciales. Todo ello siguiendo une ética de trabajo muy estricta que no permite bajar los brazos en ningún momento.

‘The Blue Print – Us Vs Them’ es su último proyecto, liberado a finales de 2020 para ponerle el broche de oro a un año en el que acumularon cuatro referencias de larga duración en un plazo de 12 meses. La inspiración viene de EEUU pero se adapta a un autoimpuesta fórmula con un patrón estricto: melodía melancólica a guitarra o piano y el toque electrónico del autotune.

 

Fredo

En 2016 escribió y subió a YouTube ‘They Ain’t 100’, poco más tarde entró en prisión y, cuando salió, el tema se había pegado. Esto fue a lo que Fredo se agarró para seguir haciendo música y mantenerse en el camino recto.

Las letras de Fredo desprenden veracidad y conexión con sus raíces, de las que nunca se quiere separar. Por y para el barrio. Así concibe una profesión que le ha otorgado, más que estabilidad financiera, emocional, tan importante o más que tener muchos ceros en el banco. Su entorno adquiere mayor relevancia que cualquier crítica positiva o posición en listas de ventas. Hablamos de un compromiso, más allá de las letras, para hacer que los chicos y chicas de la calle sean aceptados y dejen de estar estigmatizados. “Quiero que la gente sepa que podemos hacer lo correcto si nos das la oportunidad”, decía a Manchester Evening News.

Crecer rápido por el carril rápido pudo repecutirle de forma negativa el resto de su vida, pero afortunadamente no fue así. Profundo, con la mente clara, conocedor que esto acaba de comenzar y que queda un largo camino por recorrer. Fredo apuesta por creer en sí mismo, hacer equipo con la gente correcta y centrarse única y exclusivamente en la música.

 

Digga D

Fue uno de los pioneros del drill en UK cuando todavía no tenía la aceptación de la que goza ahora. Esto, ya de inicio, dice mucho acerca de lo que Digga D representa en la escena británica. Lo que ocurre es que, por varias entradas y salidas de prisión, parece que su figura siempre se diluye justo cuando está a punto de explotar definitivamente. Aunque tal vez ni lo necesite.

Como sucesor de ‘No Diet’, Digga colocó ‘Woi’ en lo más alto después de su puesta en libertad el pasado mayo. Para el londinense este ir y venir ya es costumbre, pero precisamente por ello sabe la importancia de cuidar cada movimiento y convertir la música en su única preocupación.

Aunque el drill naciera en Chicago, la escena británica ha conseguido otorgarle un sello propio que ha hecho que muchos estadounidenses tomaran nota de lo que ocurría al otro lado del charco. Seguramente Digga D, pese a su corta edad, sea uno de los que han formado parte de ese nuevo comienzo de este estilo lejos de su lugar de nacimiento.

 

Fernando Fraile
Sobre el Autor / Fernando Fraile

Fundador y Editor Jefe.